Evolucionó, pero perdió

La Selección jugó bastante mejor que ante Uruguay, pero se quedó sin respuestas ofensivas en el momento crucial y terminó cayeron por 67 a 61 ante Brasil, en suplementario. Scola fue el máximo anotador de los de Hernández con 17 puntos. Próximos amistosos: 14 y 15 en Tecnópolis. Patricio Garino fue titular.

Nicolás Laprovittola fue uno de los jugadores que tuvo su primer partido hoy.

Nicolás Laprovittola fue uno de los jugadores que tuvo su primer partido hoy.

Argentina no pudo quebrar a Brasil en su mejor momento y terminó cayendo en suplementario por 67 a 61. El equipo de Sergio Hernández jugó un buen partido pero no tuvo respuestas ofensivas en el momento decisivo (apenas dos puntos en todo el OT) y eso lo terminó liquidando. Los próximos amistosos serán el 14 y 15, en el Cuatro Naciones de Tecnópolis. Esta misma noche el plantel retorna al país.

Esta vez, la Selección arrancó mejor que ante Uruguay. O al menos con mayor intensidad. Y si bien le costó mucho en ataque, controló al local a partir de su defensa. En esa disyuntiva se movió durante casi todo el primer cuarto (poco aporte del perímetro), hasta que apareció Scola y absorbió el dilema. Se adueñó del ataque (14 puntos y siete rebotes en el PT) y destrabó la falta de efectividad de los externos. Por él (y sólo por él), Brasil se fue al descanso con diferencia de apenas dos (33 a 31).

Ya en el complemento, Argentina mejoró su imagen y con pasajes interesantes tomó la ventaja en el trámite. Argumentó su crecimiento en la defensa, sobre todo, y en la evolución de Laprovittola, de mal inicio pero valioso repunte. Y llegó a sacar una máxima de siete (48 a 35 a falta de 1’46’’). Máxima que se esfumó por la previsible reacción de los de Magnano, que aceleraron de cara al cierre y recuperaron la paridad, aún sin un buen rendimiento colectivo.

El desenlace fue desprolijo e incierto. Tanto a uno como a otro les costó errores anotar (salvo por un muy buen ratito de Campazzo) y terminaron dependiendo de sus figuras. Argentina de Nocioni y Scola; Brasil de Marquinhos. Por eso tampoco sorprendió mucho el tiempo suplementario (Chapu tuvo la última con un tiro en soledad, pero falló). Estaba para cualquiera en el final. Y fue para Brasil. La Selección se quedó absolutamente seca en ataque y apenas convirtió un doble en todo el suplementario. Eso generó primero ansiedad y luego desesperación. Y en un partido de detalles, lo terminó ganando el más paciente.

Síntesis

Brasil 67: Rafael Luz 11, Augusto Lima 10, Vitor Benite 18, Leo Meindl 0 y Rafael Mineiro 2 (FI), Derek Ramos 5, Danilo Fúzaro 0, Olivinha 0, Guilherme Giovannoni 0, Batista 10, Marquinhos 6 y Marcus Toledo 5 – DT: Rubén Magnano

Argentina 61: Nicolás Laprovittola 5, Nicolás Richotti 6, Patricio Garino 3, Luis Scola 17 y Marcos Delía 4 (FI), Facundo Campazzo 5, Nicolás Brussino 0, Pablo Espinoza 0, Gabriel Deck 0, Andrés Nocioni, Leonardo Mainoldi, Juan Manuel Torres – DT: Sergio Hernández.

Parciales: 14-16, 33-31 (19-15), 42-45 (9-14), 59-59 (17-14) y 67-61 (8-2)

Estadio: «Nilson Nelson» de Brasilia