Quilmes empezó la segunda fase con un buen triunfo

El equipo marplatense superó a Rocamora en el primer partido de la segunda fase por 96 a 91. Álvaro Merlo con 17 puntos fue el goleador del local y David Jelks se destacó en la visita con 20.

Raúl Pelorosso volvió a tener un buen partido. (Foto: Prensa Quilmes)

Quilmes comenzó la segunda fase de la Liga Argentina con una buena victoria frente a Rocamora por 96 a 91 en un partido donde tuvo algunos altibajos de los cuáles se pudo reponer.

Nuevamente hubo un gran trabajo del base Álvaro Merlo que terminó con 17 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias; mientras que Gregorio Eseverri también se destacó con 14 unidades, 9 rebotes y 2 pases-gol.

Durante el primer cuarto, Quilmes pudo sacar una buena ventaja máxima de 8 puntos con el vértigo de Pelorosso y los puntos que empieza a aportar como una costumbre «Lalo» Merlo, que ha mejorado mucho en ese aspecto. Los dos entraron en una rotación larga, pero el que encontró más respuestas fue la visita que empezó a atacar el aro con eficacia. Ganó muchos minutos en escena Catani, como no lo había tenido el resto de la temporada. Un triple de Skidelsky sobre la chicharra le permitió al dueño de casa cerrar el parcial ganando por 9.

La rotación le siguió dando resultados a Juan Varas para volver a acotar la distancia con Agustín Más Delfino en un buen momento de partido. La balanza la empezó a emparejar «Juane» De la Fuente que empezó a encontrar dividendos con la velocidad de sus rompimientos (12 puntos en el cuarto). La experiencia de Cristian «Kily» Romero tomó preponderancia con puntos claves para, una vez más acercarse, pero esta vez pudo pasar al frente con un parcial 19-2 aprovechando que el «Tricolor» estuvo 3 minutos sin anotar. Quilmes pasó en 10 minutos, de ganarlo por 10 a irse a descansar perdiendo por 7 con 33 puntos en contra en ese tramo.

Alejandro Reinick volvió al equipo con una buena tarea (Foto: Prensa Quilmes)

La vuelta al juego tuvo como protagonistas a Pelorosso y Merlo que le dieron juego y gol, sumado al aporte defensivo de Gregorio Eseverri que también tranquiliza a sus compañeros. Rápidamente pudo empatar el juego Quilmes y tranquilizó a Gelpi que además, estaba resguardando mejor su aro. La única respuesta que pudo generar Rocamora fue un decidido Jelks que castigó a distancia y abajo del aro para mantener a su equipo en el juego. El parcial se destrabó a puro gol para que Álvaro Merlo cierre el tramo del juego con una tapa y una bandeja que dejó arriba a su equipo por 2.

Hasta el momento no había tenido una buena noche, pero Maximiliano Maciel siempre aparece en las definiciones de los partidos. El ala-pivot anotó dos triples claves para sacar una buena diferencia en el inicio del parcial. De todas maneras, todo el gol que habían tenido en el cuarto anterior, ahora había desaparecido. En esas jugadas, donde las defensas se habían puesto más «duras», Quilmes estuvo más fino, circulando bien la pelota y sacando una máxima de 10 en el epílogo del juego.

Quilmes lo cerró bien y mantiene no sólo el invicto como local, sino también la posibilidad de ganar siempre que tiene el plantel completo, en este caso gracias al regreso de Alejandro Reinick.

Síntesis

Quilmes (MDP) 96: Álvaro Merlo 17, Raúl Pelorosso 9, Gregorio Eseverri 14, Jeffrey Merchant 10 y Alejandro Reinick 12 (FI), Darío Skidelsky 7, Juan De la Fuente 12, Iván Catani 6 y Maximiliano Maciel 9 – DT: Manuel Gelpi

Rocamora 91: Tomás Gutiérrez 5, Matías Caire 2, Justo Catalín 9, Juan Carlos Berjel 6 y David Jelks 20 (FI), Galo Impini 6, Ignacio Gerbaudo 12, Cristian Romero 14 y Agustín Mas Delfino 17 – DT: Juan Varas.

Parciales: 25-16, 42-49 (17-33), 73-71 (31-22) y 96-91 (23-20)

Árbitros: Alejandro Ramallo, Cristian Alfaro y Franco Ronconi

Estadio: Polideportivo «Islas Malvinas» de Mar del Plata