Peñarol corrió de atrás ante Gimnasia y no lo pudo alcanzar

El «milrayitas» perdió ante Gimnasia de Comodoro Rivadavia por 79 a 61. Fue un partido complejo que siempre corrió de atrás y llegó a perder por mucha diferencia. Tuvo sus momentos para acercarse de la mano de Mitchell que fue el goleador con 15 puntos y 5 rebotes. En el equipo del sur, Sebastián Vega terminó con 16 unidades, 7 rebotes y 5 asistencias.

Tony Mitchell fue la figura de Peñarol (Foto: Marcelo Endelli – LNB)

Peñarol comenzó una nueva etapa de esta intensa presentación durante el mes de enero en la Liga Nacional. Es un doble duelo muy exigente el que afronta por estas horas y el primer paso lo dio con derrota por 79 a 61 ante Gimnasia de Comodoro Rivadavia en el «Héctor Etchart» de Buenos Aires.

A pesar de una floja producción ofensiva, Tony Mitchell se destacó pero terminó con hielo en su tobillo sentado en el banco. El extranjero aportó 15 puntos y 5 rebotes mientras que la figura del juego fue Sebastián Vega con 16 unidades, 7 recobres y 5 asistencias.

Cada uno empezó a mostrar sus armas desde el primer momento. El «milrayitas» con Pennacchiotti y Monacchi haciendo daño, mientras que los triples fueron la herramienta que encontró Gimnasia para romper con la defensa de los marplatenses y Rivero que está teniendo una buena temporada, se puso al frente con 9 puntos para encabezar un parcial 7-0 que lo dejó a 13 de distancia que era una diferencia importante para el primer parcial. Los cambios no le trajeron demasiadas respuestas a Romano y se fueron al descanso con esa diferencia en el marcador.

La recuperación parecía empezar a cimentarse con los triples de Mitchell. Dos disparos precisos y la combinación con Pennacchiotti empezó a meter a sus compañeros en partido. Se sostuvo dentro de esa lógica hasta que Gimnasia volvió a despertar ofensivamente para, en poco tiempo, volver a escaparse en el marcador repartiendo el goleo extendiendo la máxima a 21 puntos. La defensa de Gimnasia era muy física y exigente corrigiendo tiros constantemente generandole 11 pérdidas de balón en el primer tiempo al «Milrayitas».

Guido Mariani tratando de pasar en la doble marca (Foto: Marcelo Endelli – LNB)

Cuando volvió al campo, Peñarol puso un 6-0 que parecía advertirle a Gimnasia que no sería sencillo. Los sureños dieron respuesta con una ofensiva agresiva nuevamente. Los marplatenses no dejaron de insistir con Romano dejando en cancha los tres jugadores que incorporó para este tramo sabiendo que, sobre todo los estadounidenses, tenían que resultar el salto de calidad del plantel. Mitchell aportó 7 puntos seguidos para ponerse a 8 puntos en una ráfaga sobre el final. Sobre el final, pudo escaparse a 12 el equipo de Comodoro pero le había demostrado el equipo marplatense que iba a pelear hasta la chicharra.

El último cuarto fue de poco gol y eso no le convenía a Peñarol para remontar la situación adversa. Además, estaba mejor el rival que con la reaparición del tiro efectivo de Giorgetti, se volvió a escapar a 17 puntos cuando quedaban sólo 4 minutos por jugar. Los minutos pasaron y la ilusión se fue diluyendo para los marplatenses que empezaron a pensar claramente en el próximo partido que será este martes, desde las 19, cuando se enfrente con San Lorenzo en otro exigente juego frente a un equipo de temporada irregular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *