Quilmes se puso en ventaja y quedó a un paso de las semifinales

El «cervecero» le ganó 72 a 67 a Lanús en el primero de los partidos de cuartos de final de la Conferencia Sur que se desarrolla en Viedma. Una vez más, Tirrell Brown fue clave con 20 unidades, pero en el final del partido, Luciano Ortiz se destacó con puntos y defensas efectivas. Este lunes, desde las 11, juegan el segundo punto de la serie y si lo gana el equipo de Gelpi estará en las semifinales.

Quilmes alcanzó su séptima victoria consecutiva en la Liga Argentina. Esta vez iniciando los playoffs de la Conferencia Sur en Viedma, venció a Lanús por cuartos de final 72 a 67 y se puso en ventaja quedando solo a un juego de las semifinales.

Gran partido otra vez de Tirrell Brown (20 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias) pero fue clave Luciano Ortiz en el cierre (11 y 9 recobres). Blake Marquardt también volvió a ser efectivo con su tiro a distancia (4 de 6).

Si hay algo que tiene de sobra Quilmes a esta altura de la temporada es confianza. Rápidamente lo demostró sacando una ventaja de 12 puntos (parcial 12-0) aprovechando el lugar de la cancha donde tenía la ventaja: con Brown jugando ante Gilmore que no lo podía parar. No lo pudo aprovechar con cantidad de puntos, pero si generando situaciones para sus compañeros. La defensa también era muy intensa y le dio 4 balones recuperados. Fue un gran trabajo de los marplatenses negandole tener el control del juego a Lucas Pérez con una férrea marca de Facundo Gago (que además sumó 4 asistencias) para cerrar el parcial ganando por 27 a 10 con 11 unidades de Tirrell Brown que fue la gran figura.

En el segundo cuarto, la presión de Lanús era mejorar en el goleo y defenderse mejor, algo que de a poco pudo empezar a hacer. Primero con Franchino marcando en la pintura y además, con el correr del tiempo encontró también los tiros a distancia con 3 triples. A Quilmes ya no le era tan sencillo sumar anotaciones y ahí Pelorosso dio soluciones. Promediando el parcial, Jeffrey Merchant se volvió a torcer el tobillo en una cortina y se debió retirar del campo sumándole una preocupación a Gelpi. Pasó de ganar por 17 a hacerlo sólo por 7 unidades con Mariani como líder. Con 10 puntos de ventaja, se cerró el primer tiempo.

Después del descanso, el «granate» siguió mostrando que estaba atravesando un buen momento. Quilmes ya no encontraba caminos sencillos hacia el aro porque se congestionaba la pintura y complicaba la circulación. Era momento de aguantar a un rival más preciso para volver a meterse en el juego porque iba de mayor a menor la actuación de los marplatenses. Los extranjeros de Lanús comenzaron a sumar y eso era una preocupación latente. Aún así, el «cervecero» se mantuvo al frente al marcador con Merchant que volvió a cancha tratando de contrarrestar el buen momento de Everett (9 puntos). Para colmo de males, Brown sumó la cuarta falta personal. El partido estaba abierto porque al sonar la chicharra Quilmes se imponía por 55 a 52.

En el momento más importante, apareció nuevamente Facundo Gago con una intensa defensa que permitió dos recuperaciones y también tratando de conducir a sus compañeros. Lanús reaccionó con una buena defensa y con una volcada de Gilmore pasó por primera vez al frente en el marcador (59-61). Lucas Pérez empezó a encestar todos los tiros que antes no había podido meter y fue importante para su equipo, pero la respuesta siempre llegaba. Fueron triples de Marquardt que tenía una buena noche de efectividad y otro de Luciano Ortiz. A poco del final, la defensa del «tricolor» mejoró mucho secando a su rival pero tenía que aprovecharlo en el aro rival. Con un gran cierre, Ortiz fue el encargado de anotar un triple clave y luego defendieron bien obligando a un triple incómodo a Lucas Pérez. Desde la línea, los de Gelpi cerraron un importante triunfo por 72 a 67.

Este lunes, desde las 11 de la mañana nuevamente, jugarán el segundo partido que les puede permitir asegurarse el pasaje a las semifinales de la Conferencia Sur.