Con más trabajo, Peñarol sumó otro triunfo

A pesar de una buena diferencia inicial que consiguió, el «Milrayitas» tuvo que luchar hasta el último cuarto para llevarse la tercera victoria en la Burbuja Sur. Fue 80 a 72 ante Hispano Americano con Diego Gerbaudo como goleador con 17 puntos. Ahora descansa hasta el fin de semana.

Joaquín Valinotti haciendo pasar de largo a Barlow (Foto: Marcelo Endelli – LNB)

Peñarol cerró una nueva doble fecha de la Liga Nacional con un trabajado triunfo ante Hispano Americano por 80 a 72. Los marplatenses acumulan 3 triunfos en 4 partidos y se solidificaron en la buena tarea del primer cuarto, aunque después sufrieron más de la cuenta y se aprovecharon de la baja efectividad de su rival en el tiro de tres puntos (7 de 34).

El juego empezó con algunas distracciones y el tiro a distancia como primer protagonista para un 6-1 inicial del equipo sureño, hasta que apareció Monacchi para romper la tendencia. El marplatense fue factor determinante para un parcial 23-0 que no pudo frenar Picatto ni pidiendo minuto. Recién después de 8 minutos, sobre el final del parcial, Hispano volvió a anotar pero la diferencia ya era muy grande. En esos 10 minutos, impuso condiciones como lo hizo ayer ante Argentino (24-10).

Los de Picatto mejoraron en el inicio del segundo cuarto, pero el gran desafío de Peñarol pasaba por tratar de sostener la ventaja e intensidad ante un equipo que se iba a venir encima buscando descontar puntos de luz. Eligió la vía del tiro a distancia del cuál abusó por momentos y llegó a ponerse a 12. Con goleo repartido y el liderazgo de Gerbaudo, el «milrayitas» pudo sostener lo que había hecho en el tramo anterior e incluso lo amplió para un 45-27 final.

Carlos Romano y las últimas indicaciones a Franco Pennacchiotti antes de ingresar (Foto: Marcelo Endelli – LNB)

Kelsey Barlow salió del vestuario decidido a que su equipo mejore y anotó 7 puntos seguidos para encabezar un parcial 19-2 en casi 7 minutos que lo dejaba apenas a 1 unidad en el marcador (46-47). Todas las variantes que planteó Romano no le dieron respuesta y perdió rápidamente aquella buena ventaja que había podido conseguir. Recién se pudo despertar en los tres minutos finales donde ingresaron los triples y empezó a aplicar esa zona 3-2 que tanto rédito le está dando. Entraron al cuarto final con el «milrayitas» arriba por 59 a 53.

Hispano empezó con un 4-0 que lo metía en partido de nuevo y Barlow aparecía como el jugador que tomaba decisiones e iba constantemente contra el aro, a veces hasta con poca oposición. En ese lugar sacaba ventajas porque no tenían una buena tarde Pennacchiotti y Acuña en la defensa. Los extranjeros se pusieron al hombro a Hispano, pero no podía pasar al frente. Tuvo varias oportunidades, pero nunca las capitalizó y Peñarol no lo perdonó. Barlow seguía confiando en su tiro de tres pero sin efectividad (1-12) y le terminó costando el partido.

Con oficio y sacrificio, acompañado por un poco de suerte en momentos claves, los marplatenses sumaron su tercer triunfo de la temporada para cerrar esta instancia con buen semblante y plantearse los juegos de sábado y domingo ante Bahía Basket y Boca; respectivamente.