Atenas aprovechó las falencias de Quilmes

Después de sus dos derrotas afuera, Quilmes cayó como local ante Atenas de Córdoba por 69 a 62 en un partido de muy bajo goleo y donde se destacaron Diego Lo Grippo y Luca Vildoza como figuras.

previous arrow
next arrow
Slider

Por Jordan Pérez Urrutia (@JordanPerezU)

Quilmes (9-13) cayó ante Atenas de Córdoba (8-12) por 62 a 69 en lo que significó la tercera derrota consecutiva de los dirigidos por Javier Bianchelli. El mejor jugador del encuentro fue el Diego Lo Grippo, quien se despachó con 17 puntos, ocho rebotes y dos asistencias. En la previa hubo un cálido recibimiento para Walter Baxley en su regreso a la ciudad.

En el «Cervecero» quien tuvo un buen partido fue Luca Vildoza . El base aportó 19 tantos, dos recobres y tres asistencias.

Quilmes partió a Santiago del Estero viviendo un buen momento: De sus seis encuentros consecutivos como local, ganó cinco y perdió sólo uno. Algo que marcó a las claras, la mejoría del equipo y el poderío del «Tricolor» como local.

No obstante, esa positiva actualidad se vio opacada por aquella corta gira de dos partidos en territorio santiagueño: Los capitaneados por Luca Vildoza cayeron ante Quimsa y Ciclista Olímpico (75-58 y 85-66, respectivamente). Ambas fueron duras derrotas con anotaciones del rival muy elevadas, algo que no se con condijo con la buena defensa que mostró Quilmes como local (los únicos que le marcaron 75 puntos o más fueron Argentino de Junín y San Lorenzo).

Esta noche enfrentó como local a Atenas de Córdoba en busca de la recuperación. En la previa, el rival era complicado: Si bien es cierto que los cordobeses estaban penúltimos en la Conferencia Norte con un registro de siete victorias y 12 derrotas, la visita llegaba al encuentro con una racha de tres triunfos consecutivos, pero no podía contar con su base titular Bruno Lábaque.

Además, y para agravar la situación, Walter Baxley, el extranjero que mejor desempeño tuvo en la historia del «Tricolor», enfrentaba al equipo que lo tuvo en sus filas durante tres temporadas. El escolta es el segundo máximo anotador de la Liga con un promedio de 19,3 puntos por partido, lo que demuestra que su capacidad anotadora sigue intacta.

Precisión es la palabra que describiría el inicio de ambos conjuntos, sobre todo en ofensiva: Tres lanzamientos para cada equipo y todos fueron conversiones, el comienzo fue prometedor.

Lisandro Rasio y Tracy Robinson se mostraron agresivos, pero quien terminó pagando el exceso de contacto fue el alero de Quilmes. Tras haber acumulado dos faltas personales temprano en el partido, el estadounidense tuvo que ser reemplazado por Diego Cavaco.

Con buena puntería, el «Cervecero» generó una ventaja de siete puntos (14-7) en la primera mitad del cuarto inicial. Atenas apoyó sus ofensivas en la pintura, pero Ivory Clark e Iván Basualdo no otorgaron ninguna ventaja en la misma (tres de 12 en la llave para la visita en el primer período).

Vildoza se mostró cómodo en ofensiva a pesar de que Baxley fue el encargado de marcarlo durante el final del primer cuarto: Fueron 11 los tantos del futuro jugador del Baskonia de España y Quilmes ganó el primer cuarto por 24 a 16. Alta anotación en un buen parcial para los de Bianchelli.

En el segundo cuarto, Quilmes mostró algún desconcierto por lo que Atenas logró acortar el margen a tan solo cuatro puntos (24-20). Desde ese parcial, el partido se tornó monótono: Poca precisión y muchas faltas. No obstante, la visita se acercó aún más y Quilmes sintió la ausencia de su capitán y figura, Luca Vildoza (26-25).

«El Griego» atacó mediante la vía de triples en el segundo cuarto. Lo hizo con poca efectividad. Pero al fin y al cabo logró adelantarse mediante esta vía. 35 a 42 para Atenas al final los primeros dos cuartos.

A pesar de perder por siete puntos, el balance de la primera mitad dictó una buena actuación defensiva de Quilmes y un gran aporte de Eric Flor en esta faceta: El ex San Lorenzo logró anular a Walter Baxley, segundo máximo anotador de la liga. En los dos primeros cuartos, el escolta estadounidense sólo convirtió tres puntos (misma cifra al finalizar el cotejo).

Por otro lado, la ofensiva fue el principal déficit de Quilmes: 12 de 27 en tiros de campo en la primera mitad y tan sólo 11 puntos marcados en el segundo cuarto.

El tercer cuarto fue muy parejo. Comenzó con errores y ofensivas confusas por parte del “Cervecero”. Entre todo lo confuso, Atenas logró una ventaja de nueve, su máxima hasta ese momento (37-46). Los ataques no pasaron por las manos de Vildoza y eso se notó: uno de seis en tiros de campo y cuatro pérdidas en la primera mitad del tercer período.

Quilmes no logró acortar demasiado el margen debido al intercambio de puntos constante entre ambos conjuntos, pero el capitán sacó adelante a su equipo desde la línea de libres y el déficit fue de cinco tantos a falta de tres minutos (43-48). Hasta ese momento Vildoza tenía tan solo cinco puntos de campo, los 12 restantes eran gracias a su 12 de 12 en lanzamientos desde la línea de libres. En el cierre del cuarto, el resultado indicó un 55 a 51 a favor de Atenas.

En el último tramo del partido, el principal rival de Quilmes fue su propia falta de efectividad. Atenas sacó una ventaja de 10 puntos, la mayor del equipo cordobés en todo el partido (51-61, con siete minutos y 45 segundos por jugar).

Esa ventaja no disminuyó demasiado. Sobre todo por la gran cantidad de robos ofensivos que bajó Atenas a lo largo del cuarto período (cuatro consecutivos a falta de cinco minutos) y la falta de precisión del «Tricolor» (solo dos puntos en la primera mitad del cuarto -uno de nueve-).

Quilmes mejoró con la entrada a cancha de Robinson (fue reemplazado por exceso de faltas). Bianchelli lo guardó y el foráneo demostró. La diferencia se redujo a cinco puntos (58-63).

El cierre fue de alta tensión, con un minuto por jugar, la diferencia fue de cuatro tantos (62-66). El «Tricolor» no pudo anotar en tres ocasiones consecutivas y terminó sucumbiendo ante el equipo cordobés por 62 a 69.

Quilmes cayó ante un rival que no tuvo un gran partido pero que fue «menos malo». Este domingo 18 a las 21, el «Cervecero» tendrá la oportunidad de recuperarse nuevamente como local. Ante Estudiantes de Concordia, Vildoza y compañía buscarán cerrar el 2016 con una victoria.

Atenas, por su parte, luego de lograr su cuarta victoria al hilo visitará a Peñarol este martes 13 a las 21.

Síntesis

Quilmes (MDP) 62: Luca Vildoza 19, Eric Flor 4, Tracy Robinson 11, Ivory Clark 5 e Iván Basualdo 13 (FI), Diego Cavaco 5, Ariel Eslava 2 y Bruno Sansimoni 3 – DT: Javier Bianchelli

Atenas (Córdoba) 69: Diego Gerbaudo 11, Walter Baxley 5, Diego Lo Grippo 17, Lisandro Rasio 10 y Roquez Johnson 7 (FI), Gabriel Mikulas 4, Franco Barale 3, Mateo Chiarini 0 y Pete Mickeal 12 – DT: Gustavo Miravet

Parciales: 24-16, 35-42 (11-26), 51-55 (16-13) y 62-64 (11-14)

Árbitros: Fernando Sampietro y Oscar Brítez

Estadio: Polideportivo «Islas Malvinas» de Mar del Plata