Peñarol volvió a perder pero tuvo un buen estreno de Glass

El extranjero jugó su primer partido con el «Milrayitas» y anotó 20 puntos además de tomar 8 rebotes; pero no pudo evitar la derrota de su equipo por 80 a 66 ante Olímpico de La Banda. Eric Flor fue clave en el cierre, pero el goleador del equipo de Leonardo Gutiérrez fue Guillermo Aliende con 16.

Glass tuvo un buen debut (Foto: Rodrigo Valle – LNB)

Peñarol volvió a sumar una derrota, su tercera consecutiva y fue ante Olímpico de La Banda por 80 a 66 en la segunda presentación dentro del reinicio de la Liga Nacional. La aparición del extranjero fue la mejor noticia de la tarde en el equipo marplatense.

Carlos Romano decidió el ingreso en el quinteto inicial de Tevin Glass y rápidamente el extranjero empezó a demostrar porqué. Aportó tiro a distancia, asistencias y buenos movimientos. Incluso anotó los primeros 5 puntos de su equipo. Después tomó la posta Valinotti que ingresó con buenos tiros en sus manos, mientras el equipo de Leo Gutiérrez apostaba a que el balón tenga circulación pero no estaba demasiado efectivo. Si bien los bandeños llegaron al minuto final perdiendo por 4 (15-11), tuvieron un mejor cierre gracias a la profundidad del banco de suplentes que le permitió marcar un parcial 5-0 para irse al descanso ganando por uno.

En el segundo cuarto, Olímpico sacó una máxima de 9 con un parcial 8-0 aprovechando el tiro a distancia y con un Peñarol que se secó. Sólo anotaron Glass y Valinotti, pero el resto no encontraba efectividad por lo que Romano debió pedir minuto para tratar de frenar esa mala situación. No fue posible. Durante 5 minutos no pudo anotar y había situaciones defensivas increíbles y por eso tuvo que volver a parar el partido. Pennacchiotti rompió «el maleficio» con un doble y lo acompañó Monacchi con dos ofensivas consecutivas. Todo lo que no le salió antes, empezó a salirle a partir de ahí para un parcial 12-0 que lo dejó a 5 en el marcador y metido definitivamente en el juego. Extrañamente, cuando Olímpico tenía a los titulares en cancha, funcionaba peor. La diferencia cuando sonó la chicharra fue de 4 gracias a un triple sobre la misma de Gerbaudo.

(Foto: Rodrigo Valle – LNB)

Al mal parcial que habría sufrido y llegó a 19-0; Peñarol lo revirtió con una racha que se extendió en el tercer cuarto para llegar a 21-2. Así pasó al frente en el partido ante un «Negro» bandeño que padecía lo que el «milrayitas» había sufrido apenas unos minutos atrás. Cuando pudo empezar a meter la pelota con un destacado Eric Flor, el partido volvió a cambiar y se hizo más parejo. Olímpico otra vez tuvo a sus suplentes aportando puntos y soluciones. Fue victoria parcial para los santiagueños por 57 a 51 pero se seguía destacando la tarea de Tevin Glass que anotó 7 puntos en esos 10 minutos.

Cuando el partido se ponía caliente y había que ir por la definición, Eric Flor empezó a mostrar su repertorio y con 5 puntos consecutivos dejó a los bandeños a 10 puntos. El conjunto marplatense se volvió a secar ofensivamente probando con tiros cortos y largos; mientras Olímpico machacaba en cada ataque hasta volver a sacar 15 de diferencia. La confianza y seguridad en el juego de balón, terminó de definir el partido para los de Santiago del Estero que se quedaron con el pleito.

Para Peñarol será momento de sacar conclusiones, porque con poco entrenamiento por los casos de COVID-19 debió volver a escena. Sumó dos derrotas, tuvo la habilitación para sumar a un extranjero que le puede dar dividendos. El próximo lunes desde las 16.30 tendrá como rival nada menos que a Quimsa y el martes, desde las 19, se medirá con Instituto de Córdoba.