Peñarol estuvo cerca de darlo vuelta, pero cayó ante Obras

El equipo marplatense jugó un muy mal primer tiempo en el «Templo del Rock» y luego de perder por 17 se puso a 1. Sin embargo cayó por 86 a 80 con buenas actuaciones de Sansimoni (17 puntos), Glass (15 y 6 rebotes) y Buemo (13). En el local, se destacó Pedro Barral con 20 y 8 asistencias. El lunes, se enfrentarán con San Lorenzo para cerrar la gira.

Sansimoni fue el máximo anotador de Peñarol (Foto: Martín García – LNB)

En el segundo partido de su excursión por Buenos Aires, Peñarol cayó ante Obras en el «Templo del Rock» por 86 a 80 en un partido de idas y vueltas pero donde pagó caro un mal primer tiempo donde le convirtieron 54 puntos.

El base Bruno Sansimoni fue el máximo anotador del equipo marplatense con 17 puntos, mientras que también se destacaron Tevin Glass (15 y 6 rebotes), Buemo que llegó a 13 unidades y Valinotti que aportó 12 ingresando desde la banca. En el local, Pedro Barral con 20 puntos y 8 asistencias fue clave al igual que Keith Stone (18 y 9 rebotes).

Obras tuvo un buen comienzo de partido con un parcial 11-3 donde los ataques dinámicos del dueño de casa marcaron la diferencia con Berra en la pintura, el uruguayo Joaquín Rodríguez muy activo y la conducción de Pedro Barral. Peñarol insistía con el tiro a distancia porque no podía ingresar en la pintura. Sus primeras dos anotaciones fueron triples pero las únicas en los primeros 5 minutos. Si bien mejoró con el correr de los minutos y cuando el partido se hacía más desordenado, Valinotti como siempre le dio respuestas ingresando con 7 puntos en sus manos. La diferencia máxima fue la que se alcanzó en el final del parcial donde ganaba Obras por 32 a 20.

El «Tachero» siguió ampliando la máxima que llegó hasta 17, aún con sus suplentes en cancha. Peñarol movía el banco pero no tenía demasiadas respuestas, excepto cuando volvió al campo Glass, pero todo a distancia porque los locales habían cerrado la pintura brindando muy pocas licencias en ese sector de la cancha. En esos momentos, siempre se luce el empuje de Tomás Monacchi. Lo siguió aprovechando Obras ya incluso con sus titulares nuevamente en cancha ampliando la máxima a 18 pero la principal preocupación era en defensa porque un equipo que promedia 79 puntos en ataque superó los 50 al entretiempo. El local se fue al descanso ganando 54 a 37.

La gente de Peñarol que acompañó al equipo en Buenos Aires (Foto: Matías García – LNB)

Peñarol volvió al campo con un parcial 7-0 fulminante en muy poco tiempo y Bernardo Murphy debió pedir un minuto. Después de más de dos minutos, cortó esa racha negativa Barral, pero respondía Buemo (8 puntos) que tenía la mano caliente en ese inicio. La principal noticia era que estaba más fuerte el equipo marplatense en defensa y además, empezaba a marcar cerca de la pintura sobre todo con Glass (9 puntos en el cuarto), algo que no había hecho en todo el primer tiempo. Ese buen momento se sostuvo durante todo el cuarto y pasó de perder por 17 a hacerlo sólo por 3 de cara al último cuarto con un muy buen trabajo en esos 10 minutos (parcial 14-28).

En el comienzo del último cuarto, Peñarol se puso a un punto en el inicio pero desperdició oportunidades de ponerse al frente. Obras lo aprovechó para volver a sacar 9 de ventaja con un triple de Stone que era la pieza clave en ese momento con puntos y rebotes. La intensidad defensiva del local había vuelto pero seguía siendo parejo el partido, aunque ya había perdido su efectividad el equipo marplatense. Con la diferencia a favor, el dueño de casa jugó al límite cada posesión buscando que pasen los minutos y que la desesperación se adueñara de Peñarol. Ya no pudo volver a pesar del gran esfuerzo que hizo, pero lo controló bien Obras para quedarse con la victoria.