Cuarto triunfo consecutivo para Quilmes

El “cervecero” venció en el Polideportivo a Racing de Avellaneda por 63-62 en un cerrado final de partido. Gran tarea de Agustín Ecker con un doble-doble (11 puntos y 17 rebotes) mientras que el goleador fue Lisandro Fernández (15). Es la cuarta victoria consecutiva y todas como local.

Lisandro Fernández en la línea de libres (Foto: Prensa Quilmes)

A Quilmes, esta noche, le subió la vara de oposición recibiendo a Racing de Avellaneda por la Liga Argentina de Básquet y el plantel marplatense respondió muy bien. Se impuso por 63 a 62 para sumar su cuarto triunfo consecutivo en la competencia y todos como local.

Agustín Ecker fue el jugador destacado del encuentro con un doble-doble (11 puntos y 17 rebotes) y Lisandro Fernández fue el goleador con 15 unidades pero además 5 recobres y 5 asistencias.

Los locales tuvieron un buen 5-0 para abrir la noche pero la recuperación de la visita fue muy rápida. Empezaron a intercambiar golpes durante todo el parcial sin mayores diferencias que la anteriormente mencionada y con Lisandro Fernández como líder en el goleo “Cervecero”. Nicolás Remolina, como contrapartida, marcó 7 puntos y fue el faro de ese primer parcial para los de Avellaneda. Terminaron igualados en 21.

Los 10 minutos siguientes tuvieron como común denominador la falta de efectividad por ambos lados. Racing pudo sacar la primera diferencia en su favor, pero no le duraba demasiado esa iniciativa. En los 4 minutos finales, las pérdidas de balón y los tiros errados eran constantes a punto tal que, con un triple de Pérez Disalvo en los últimos segundos, ese lapso de tiempo terminó 6-4 para la visita luego del empate en 33 que había logrado el “cervecero” (33-36).

Cuando volvieron del entretiempo, siguieron con un desarrollo parejo donde se destacaba la tarea de “Toto” Verbauwede acompañando a Ecker y Lisandro Fernández para sostenerse siempre cerca de un Racing que había encontrado a Matías Nuñez como opción clara en ese tramo del juego. Igualaron el parcial en 14 puntos por lado y por eso, la ventaja seguía siendo mínima pero en favor del equipo de Fernando Rosanova.

El cuarto final fue emoción plena. Quilmes empezó empatando el marcador pero los de Avellaneda mostraron porque están en la zona alta de la tabla de posiciones. Volvieron a escaparse, pero no por mucho porque otra vez volvió a la carga el equipo de Luis Fernández en base a una fuerte defensa que “secó” a su rival en los últimos tres minutos y medio. Ahora restaba cumplir en ataque. Fueron claves los libres de Verbauwede para quedar un punto abajo. Cequeira con un doble puso al frente al dueño de casa, pero la historia no terminaría allí. El propio capitán erró dos libres y le quedaba el último balón a Racing. Mauro Pérez que llevaba 2 de 4 en triples, ejecutó el tiro final pero no pudo acertar. Quilmes se quedó con su cuarto triunfo consecutivo en casa y sigue creciendo en la Conferencia Sur.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *