La mejor forma de cerrar la ventana para Quilmes

El equipo «cervecero» le dio vuelta el partido a Estudiantes de Olavarría en el último cuarto y cerró la ventana de Concordia con dos victorias al hilo. En esta oportunidad fue por 58 a 50 con el regreso de Jeffrey Merchant a la cancha que fue clave con 15 puntos y 5 rebotes, mientras que Brown se volvió a destacar con 13 unidades y 10 recobres.

Quilmes celebrando el gran triunfo de este mediodía.(Foto: Prensa Quilmes)

Quilmes tenía un mal presente por todo lo que sucedía fuera de la cancha pero supo canalizar eso en energía positiva para lograr dos victorias consecutivas en el cierre de la ventana de Liga Argentina en Concordia. Este mediodía venció a Estudiantes de Olavarría por 58 a 50 recuperandose en el último cuarto de una desventaja.

El regreso de Jeffrey Merchant al campo fue clave para ello porque anotó 15 puntos para ser el goleador de su equipo y además tomó 5 rebotes. Tirrell Brown también tuvo una destacada actuación con 13 unidades y 10 tableros.

El partido comenzó parejo, con bajo goleo. Quilmes, contó con Jeffrey Merchant quien ingresó desde el banco en los primeros minutos de juego, por la acumulación de faltas de Luciano Ortiz, regresando después de su esguince de tobillo. Ambos equipos estaban con bajos porcentajes en los lanzamientos en tiros de cancha, por tal motivo los entrenadores empezaron a rotar los planteles en busca del gol. A un minuto del final el equipo marplatense pasó al frente por primera vez en el marcador 7-6, pero no le fue suficiente, ya que su rival con un triple de Lorenzo y otro doble de Castillo, que ingresó desde el banco, logró sacar una pequeña ventaja y acomodarse en ataque para ganar el primer cuarto (11-9).

El segundo periodo arrancó con un parcial 4-0 para Quilmes (11-13) gracias a una buena defensa que obligó al equipo de Olavarría a organizar ataques con tiro de tres, donde no encontró efectividad. Sin embargo, y a pesar que el «tricolor» dominó el rebote defensivo, pasaron los minutos y Matías Sesto encontró dos triples seguidos para escaparse un poco más en el marcador (17-13). Quilmes no pudo aprovechar ese momento y las ofensivas irregulares, Estudiantes estaba mejor en cancha. Llegando al cierre de la primera mitad, Estudiantes presionó bien en defensa y no le permitió a Quilmes hacer ataques certeros, tuvo que pasar mucho el balón y le costó en dos o tres oportunidades efectivizar los lanzamientos. De esta manera, los del Olavarría tomaron una ventaja de 6 (24-18). Mas allá de los buenos momentos que pasaron los equipos en el transcurso del cuarto, ninguno de los dos pudo escaparse en el marcador y el juego cerró a favor Estudiantes (26-22)

Jeffrey Merchant volvió a cancha. (Foto: Mariano Almeida Novelli)

Quilmes volvió con un parcial 4-0 para igualar el marcador en 26 con el goleo de Gago y Pelorosso, aprovechando que su rival seguía seco en el tiro de tres. El elenco marplatense trabajó mucho para recuperarse y si bien lo logró por momentos, no pudo acomodarse y encontrar el gol . A partir de un triple de Jeremías Sandrini y algunas buenas acciones de Galardo en el poste bajo, Estudiantes anotó un parcial de 7-0 y volvió a escaparse(38-32). En este período, los del Olavarría mejoraron notoriamente su efectividad y pudieron mantener la ventaja hasta la chicharra.

En los últimos 10 minutos de juego, el «cervecero» anotó un parcial 10-0 con un triple de Ortíz, el goleo de Brown y Merchant que le permitió recuperar un poco el aliento de cara a lo que quedaba de juego (44-40). En el momento que Estudiantes más necesitaba una reacción, apareció Gorrosterazíú con un triple que devolvió la paridad en el marcador. Sin embargo, el elenco de Gelpi cambió el chip y en sólo 6 minutos anotó 15 puntos y sacó su máxima ventaja de 6 (49-43) con un goleo repartido, rebote defensivo, aprovechando las segundas oportunidades, pudo correr la cancha y también encontró el gol bajo el aro con Merchant para seguir arriba en el juego y estirar la máxima a 10 (58-48). Estudiantes poco pudo hacer ante la remontada de su rival, no encontró gol y tampoco pudo defender.

Cuando sonó la chicharra final, el festejo y la alegría fueron expresiones legítimas de todo lo que atravesó el «cervecero» en estos días, pero la competencia no da descanso aunque sabe que traerse dos triunfos de Concondia es un una gran noticia.