Apretada victoria de Peñarol en el televisado de la LDD

En el primer partido televisado de la Liga de Desarrollo, Peñarol superó a Obras por 85 a 83 en un juego parejo que se definió en los últimos minutos. Juan Ignacio Marcos con 21 puntos fue una de las principales figuras del «Milrayitas».

Vittoro Fazzini durante el duelo ante Obras. (Foto: Prensa Obras)

El equipo de Liga de Desarrollo de Peñarol cosechó su tercer triunfo en tres presentaciones al vencer al poderoso Obras Sanitarias como visitante por un ajustado 85-83. En no claudicar a pesar de la desventaja, la corta rotación y el desgaste, residieron las claves del triunfo de los pibes «Milrayitas» que venían de ganarle a Hispano Americano y San Lorenzo. El debut como local será el lunes en el microestadio Domingo Robles a las 22 contra Quimsa de Santiago del Estero.

En el primer cuarto, Peñarol empezó mejor aunque se quedó un rato largo en 10 puntos y Obras tomó la delantera. Pero en el final, un buen cierre de Joaquín Valinotti y Juan Ignacio Marcos en el goleo le permitió a los de Santiago Belza irse arriba 26-23.

Obras empezó mejor el segundo parcial y pasó a ganar 32-20. Pero los «Milrayitas», de la mano de Jerónimo Barón y Vittorio Fazzini, tuvo un gran pasaje para alejarse 40-32. De todas maneras, los locales volvieron a arrimarse para cerrar el segmento 42-38 abajo.

Un mal pasaje ofensivo de Peñarol en el tercero le permitió a Obras recuperar varias pelotas y correr, de la mano de Tomás Cocha para alejarse 58-49 llegando a la mitad. Los locales siguieron con su dominio, apoyados también en las buenas actuaciones individuales de Luca Valussi y Francisco Barbotti. Con ellos tres, llegaron al cierre arriba 63-57.

En el último, los pibes de Peñarol se vieron abajo y cansados, pero no se rindieron y pusieron una dosis equilibrada de coraje y juego para ir limando la distancia, llegar al cierre con chances y no desperdiciarlas. Entre Marcos, Barón, Fazzini, Nicolás Franco y una aparición clave de Lucas Gorosterrazú, los orientados por Santiago Belza dieron vuelta el resultado y con un «volcadón» de Fazzini lo terminaron ganando. La fortuna los ayudó en la última cuando Obras no pudo convertir tras un «mimoseo» de la pelota en el aro.

A pesar de tener una rotación de siete jugadores, el desgaste por la extensa gira que incluyó también partidos el domingo y el martes y de estar abajo en el último cuarto, los pibes del «Milrayitas» no se rindieron y se llevaron un triunfazo.