Rob Three

Con un encendido Rob Reed que anotó 32 puntos y 8 de 11 en triples, Peñarol superó a Obras Basket como visitante por 93 a 86 sumando así su tercer triunfo fuera de casa en la temporada. Buenas tareas también de Diez y Giorgetti. En el local, Walter Herrman y Dennis Horner fueron los máximos anotadores (19 y 17).

Rob Reed fue imparable para todos sus marcadores. (Foto: Liganacional.com.ar)

Peñarol se reencontró con el triunfo y el buen juego. El equipo «Milrayitas» venció esta noche en el «Templo del Rock» a Obras por 93 a 86 y después de tres caídas, pudo volver a festejar en la Liga Nacional.

Rob Reed fue la figura determinante de la noche con 32 puntos y un destacado 8 de 11 en triples, 4rebotes, 2 asistencias y 2 recuperos. Alejandro Diez con 13 unidades y 11 recobros fue importante y también Franco Giorgetti que hizo una gran tarea defensiva incluidas 3 tapas, pero aportó también tantos (11).

El primer parcial no comenzó bien para Peñarol porque falló sus primeras ofensivas, pero de a poco se fue acomodando hasta que puedo igualar el desarrollo del juego. Sin dudas, el jugador de ese tramo inicial fue Dennis Horner que con 9 puntos y 6 rebotes se hizo amo y señor de los dos aros. En el conjunto marplatense, todo parecía difícil hasta que la lectura ofensiva de Alejandro Diez le empezó a dar réditos acompañando por Reed con 5 unidades. Se fueron al primer descanso perdiendo por uno.

Obras acumuló un parcial 9-0 para marcar la primera gran diferencia del juego con el buen ingreso de Tomás Zanzottera. Peñarol empezó a equilibrar la balanza ganando segundas opciones con Torres en la pintura, pero no encontraba continuidad y por eso el local mantenía la luz en 10 puntos. Cuando el «Milrayitas» mejoró de la mano de Giorgetti, aparecía Walter Herrmann con su tiro de tres puntos para equilibrar las cosas, pero los marplatenses siguieron insistiendo y forzando el error ajeno hasta ponerse a 3 unidades. Esa distancia se mantuvo hasta el final del parcial, mostrando que iban a continuar palo a palo.

El conjunto de Richotti salió con todo y un parcial 4-0 veloz, lo dejó por primera vez arriba en el marcador. Para ello fue fundamental la agresividad de Figueroa y Reed para atacar el aro y si no generaban puntos, forzaban situaciones para disparos abiertos. El goleo era más bajo por parte de ambos, pero salía beneficiado Peñarol porque tenía a su extranjero perimetral encendido sobre todo con su tiro exterior. Además, defensivamente pudo aislar a Horner y Herrmann, jugadores claves del local. Una fugaz aparición del campeón la temporada pasada con San Lorenzo le permitió al «tachero» terminar el parcial ganando por 2.

El último parcial fue cambiante. Primero empezó bien Obras sacando una distancia de 8 puntos con solidez, pero reaccionó el conjunto de Mar del Plata que después de perder por 6 defendió fuerte y con tres triples consecutivos pasó al frente faltando 6 minutos. La efectividad en el tiro a distancia era sorprendente y hacía recordar a los mejores momentos de Peñarol en las últimas temporadas. Las bombas entraban constantemente y Obras se desesperaba buscando soluciones individuales, algo que aprovechaba la visita porque defendía de forma inteligente sobre todo con la tarea de Giorgetti sobre Horner (desde el primer cuarto, todos sus puntos fueron desde la línea).

En los últimos partidos buscó argumentos y no los encontró. Esta ve sí, Peñarol volvió a ser un equipo consistente en el cierre de la gira, tuvo a un extranjero determinante, una defensa soberbia que anuló las principales armas del rival y se despachó con mucho gol, algo que le había faltado en Río Gallegos y Boedo. Después de este triunfo, volverá a Mar del Plata para jugar el martes ante Quimsa de Santiago del Estero en el Polideportivo.

Síntesis

Obras 86: Pedro Barral 6, Federico Mariani 5, Walter Herrmann 19, Dennis Horner 17 y Martín Leiva 5 (FI), Samuel Hanpää 3, Federico Zubriggen 4, Tomás Zanzottera 13, Matías Bortolín 12 y Jordan Richard 0 – DT: Nicolás Casalanguida

Peñarol 93: Juan Pablo Figueroa 10, Rob Reed 32, Alejandro Diez 13, Leonardo Gutiérrez 8 y Roberto Acuña 8 (FI), Nicolás Zurschmitten 7, Juan Manuel Torres 4, Franco Giorgetti 11 y Sebatián Suárez 0 – DT: Marcelo Richotti

Parciales: 17-16, 43-40 (26-24), 66-62 (23-22) y 86-93 (20-31)

Árbitros: Alejandro Chiti y Pedro Hoyo

Estadio: «El Templo del Rock» de Capital Federal