La odisea no terminó bien

Quilmes tuvo una jornada para el olvido. Después de los retrasos con el vuelo a Comodoro Rivadavia, cayeron ante Gimnasia por 92 a 68 en el «Socios Fundadores». Es la cuarta caída al hilo del equipo de Bianchelli. Matthew Shaw fue la figura con 20 unidades, mientras que Enzo Ruiz sumó 15 para los marplatenses.

Quilmes no pudo con Gimnasia en Comodoro. (Foto: Mercedes Rojo para Gimnasia)

Quilmes no pudo con Gimnasia en Comodoro. (Foto: Mercedes Rojo para Gimnasia)

Quilmes vivió una verdadera odisea para llegar a Comodoro Rivadavia. Después de un viaje accidentado, tuvo que enfrentarse con Gimnasia y no estuvo en su mejor versión. Los marplatenses cayeron 92 a 68 en el «Socios Fundadores» y suma la cuarta caída consecutiva.

La figura del juego fue Matthew Shaw que terminó con 20 puntos y 9 rebotes. En el equipo «tricolor», se destacaron Enzo Ruiz (15), Luca Vildoza (13) e Iván Basualdo (13).

Durante el primer tramo del juego, Matthew Shaw era quien tomaba la mayoría de las decisiones en el conjunto local siendo la gran figura del cuarto (13 puntos). Hubo un tramo donde ambos se trabaron en ofensiva, pero Gimnasia manejó la diferencia y pudo sacar 10 puntos cuando entró al campo Diego Romero, justamente un ex «cervecero». Con poco gol, el conjunto de Bianchelli repartió puntos en distintas manos pero se fue en desventaja al descanso por 22 a 14.

Quilmes debía mejorar defensivamente y así lo hizo, empezó a recuperar balones y con Vildoza y Ruiz encendidos, más un buen ingreso de Ariel Eslava empezó a meterse en juego nuevamente. La vuelta a la conducción de Nicolás De Los Santos manejando los hilos del equipo apoyado en la tarea de Jonathan Machuca le permitieron al dueño de casa sacar otra buena diferencia e irse al descanso largo ganando por 13.

El conjunto de Gonzalo García se empeñó en el reinicio en cortar en primera línea para dificultarle a Quilmes un juego asociado, llevandolos al uno contra uno constante y ahí, el equipo marplatense salió perdiendo. Del otro lado, Gimnasia empezó a correr y encontrar espacios. En esa condición se lucía Lotanna Nwogbo que fue una constante en la búsqueda de las ofensivas y además aparecieron los triples de Juan Manuel Rivero, reemplazante provisorio del lesionado Schattmann. Antes del final, las bombas de Ruiz y Flor, dejaron a Quilmes a 12.

El mal viaje, se completó con un mal cierre de partido. Tomó tiros a pie firme sin fortuna e incluso generó una buena rotación de balón en las ofensivas, pero sin precisión. Famutimi no apareció en la dimensión que el equipo lo necesita y como contra partida, Gimnasia seguía sumando, más aún cuando podía correr. Promediando el parcial ya estaba todo definido porque los de Comodoro llegaron a sacar 26 puntos.

Un día olvidable de punta a punta para Quilmes, que encima se cerró con la cuarta derrota al hilo en esta Liga Nacional donde sigue sin conocer la victoria fuera del Polideportivo «Islas Malvinas».

Síntesis

Gimnasia (CR) 92: Nicolás De Los Santos 12, Juan Fernández Chávez 10, Olouis McCoullough 10, Matthew Shaw 20 y Lotanna Nwogbo 13 (FI), Jonathan Machuca 5, Estefano Simondi 2, Diego Romero 9, Juan Manuel Rivero 9, Enzo Amado 2, Tomás Himel 0, Matías Sosa 0 – DT: Gonzalo García

Quilmes (MDP) 68: Luca Vildoza 13, Enzo Ruiz 15, Olu Famutimi 1, Ivory Clark 5 e Iván Basualdo 13 (FI), Eric Flor 8, Bruno Provenzano 0, Ariel Eslava 10 y Bruno Sansimoni 3 – DT: Javier Bianchelli

Parciales: 22-14, 43-30 (21-16), 63-51 (20-21) y 92-68 (29-17)

Árbitros: Gabriel Tarifeño y Aníbal Britez

Estadio: «Socios Fundadores» de Comodoro Rivadavia

UN DIA PARA EL OLVIDO

Temprano, Quilmes debía salir con destino a Comodoro Rivadavia, pero cuando estaba en Aeroparque se enteraron que había un paro de Aerolíneas Argentina y el vuelo no saldría. Después de las negociaciones y cerca del mediodía, los trabajadores acataron la conciliación obligatoria y volvieron a trabajar.

Primero le pautaron el vuelo para las 12.50, pero finalmente partieron recién pasadas las 15. Cuando llegaron a Comodoro Rivadavia también se encontraron con problemas para aterrizar, pero finalmente llegaron. Sólo faltaban un poco más de 3 horas para que empiece el partido.