Peñarol hizo memoria

Con el regreso de Leonardo Gutiérrez y una descollante actuacón de Roberto Acuña, Peñarol le ganó a Atenas de Córdoba por 85 a 75 en el Polideportivo «Islas Malvinas». El pivot sumó 27 puntos, 11 rebotes y 2 asistencias, mientras que el «olímpico» se despachó con 19. Pete Mickeal fue el mejor en el «griego» con 22 unidades.

previous arrow
next arrow
Slider

Por Jordan Pérez Urrutia (@JordanPerezU)

Peñarol (10-12) superó en el Polideportivo a Atenas de Córdoba (8-13) por 85 a 75. Los dirigidos se recuperaron de las dos derrotas consecutivas en la ruta. A pesar de haber estado en duda durante la previa, la figura del encuentro fue Leonardo Gutiérrez, quien aportó 19 puntos, siete rebotes y dos asistencias. Además, Roberto Acuña tuvo un gran partido con 27 tantos, 11 recobres y dos asistencias.

Quien se destacó en la visita fue Pete Mickeal con 22 tantos, cinco rebotes y dos asistencias. En Atenas no fueron de la partida Bruno Lábaque y Leonardo Lema.

Peñarol viajó a Junín y Bahía Blanca con la difícil tarea de cambiar su irregular rumbo en esta Liga. Lamentablemente para el hincha «Milrayita», el equipo no lo logró y acumuló dos derrotas que profundizaron aún más el mal momento del conjunto que supo ser pentacampeón Nacional.

Esas dos caídas como visitante significaron la séptima y octava al hilo en esa condición para los de Richotti. Golpe duro, muy duro. Sobre todo cuando se tiene en cuenta la grandeza de la institución y la cantidad de laureles que cosechó en sus 94 años de vida.

El Peñarol de hoy no se condice con su historia: Es un equipo irregular que padece de muchas deficiencias tanto en ataque como en defensa.

Esta noche el «Milrayitas» enfrentó a Atenas en busca de salir del fondo y comenzar a gestar una mejoría. En la previa el rival no era nada fácil, sobre todo porque llegaba en un gran momento (cuatro victorias al hilo) y con excelentes actuaciones por parte de sus jugadores.

Si hay que hablar de excelentes actuaciones, el máximo anotador del equipo, Walter Baxley, siempre está en el centro de la escena. El escolta vivió un partido especial debido a su pasado en Quilmes, el archirrival de Peñarol. La gente le hizo sentir su rechazo durante varios pasajes el encuentro. Finalmente el foráneo no tuvo un gran partido: Siete tantos y un rebote.

Las primeras dos jugadas ofensivas de Peñarol fueron exactamente las que diagramó Richotti, algo pocas veces visto durante los últimos partidos. El «Milrayitas» tuvo un buen inicio ofensivo gracias a Roberto Acuña: Seis puntos en cinco minutos de juego.

La defensa intensa y la presión alta en media cancha, le valió a los locales generar cuatro robos que transformaron en siete puntos fáciles (13-7). Peñarol sacó una ventaja de ocho puntos pero con un parcial de ocho a cero Atenas empató el marcador. No obstante, gracias nuevamente al aporte ofensivo de Acuña (13 puntos), Peñarol sacó una ventaja de 23 a 22 al finalizar el primer cuarto.

Gutiérrez comenzó el segundo cuarto encendido desde la línea de tres, dos de dos desde esa vía en los primeros tres minutos. Peñarol aprovechó sus oportunidades en ataque y en defensa no pasó demasiados sobresaltos a pesar de que su rival siempre estuvo dos o tres puntos por debajo.

En la segunda mitad del período Atenas se puso al frente, pero los «Milrayitas» lo dieron vuelta y el desarrollo continuó siendo parejo. A pesar de esto, Peñarol generó una ventaja de 42 a 39 al finalizar una primera mitad espectacular de «El Toro» Acuña: 20 puntos, siete rebotes y una asistencia.

La lucha de los rebotes fue favorable a los cordobeses (22 recobres contra 18 de Peñarol), no obstante, los ofensivos no fueron elevados (sólo cinco) y Peñarol no sufrió los puntos en segundas chances, algo clave para mantener en control el trámite del encuentro.

En el tercer cuarto apareció la cuota ofensiva de Diego Lo Grippo (cinco tantos), pero Acuña siguió igual de intenso en ofensiva y la diferencia siempre favoreció al «Milrayitas» durante el inicio del período. En la segunda mitad del mismo, el trámite se emparejó y la hubo muchos cambios de liderazgo en el marcador.

Gutiérrez volvió a facturar de tres en dos ocasiones. El capitán se mostró recuperado en gran parte de aquella lesión que lo aquejó durante el último tramo de la Fase Regional y hasta el final del tercer cuarto aportó un cinco de 10 en triples. Al igual que en los dos primeros cuartos, el tercer período vio a Peñarol arriba (61-55).

Los «Milrayitas» comenzaron el último cuarto con una defensa para enmarcar: Efectiva presión y hostigamiento para/con los lanzadores de Atenas que fallaron en cuatro posesiones consecutivas. Los de Richotti trabajaron el tramo decisivo apoyándose en la tranquilidad que le ofrecían sus 11 puntos de ventaja en el marcador (71-60).

A falta de tres minutos la diferencia siguió siendo la misma. 78 a 67 para Peñarol. Acuña hizo de todo un poco en el último tramo y el «Milrayitas» terminó ganando con contundencia el partido por 85 a 75.

Peñarol ganó con un gran baloncesto. Este viernes 16 enfrentará al segundo clasificado de la Conferencia Norte, Estudiantes Concordia, en lo que significará el último partido del «Milrayitas» en este 2016 para el olvido. El encuentro llevado a cabo en el Polideportivo «Islas Malvinas» comenzará a las 21.

Atenas, por su parte, regresará a Córdoba para enfrentar ese mismo día desde las 21.30 a Hispano Americano de Río Gallegos.

Síntesis

Peñarol 85: Nicolás Zurschmitten 3, Rob Reed 8, Franco Giorgetti 8, Alejandro Diez 9 y Roberto Acuña 27 (FI), Leonardo Gutiérrez 19, Juan Manuel Torres 2, Juan Pablo Figueroa 6 y Sebastián Suárez 3 – DT: Marcelo Richotti

Atenas (Córdoba) 75: Diego Gerbaudo 7, Walter Baxley 7, Diego Lo Grippo 8, Lisandro Rasio 7 y Roquez Johnson 8 (FI), Gabriel Mikulas 9, Franco Baralle 7, Mateo Chiarini 0, Pete Mickeal 22 – DT: Gustavo Miravet

Parciales: 23-22, 42-39 (19-17), 61-55 (19-16) y 85-75 (24-20)

Árbitros: Roberto Smith y Rodrigo Castillo

Estadio: Polideportivo «Islas Malvinas» de Mar del Plata