Quilmes demolió a Gimnasia de La Plata

Después de un mal comienzo de partido, el «cervecero» fue una aplanadora a partir del segundo cuarto y superó a los platenses por 95 a 71 en el tercer partido de la ventana de Liga Argentina que se juega en Lanús. Blake Marquardt fue clave con 31 puntos (8 triples) y hubo buenos trabajos de las dos incorporaciones Tirrell Brown y Luciano Ortiz.

Blake Marquardt fue la figura de los marplatenses (Foto: Leandro Martín – Click Up Sports)

Quilmes parecía que iba a tener una tarde compleja, pero finalmente pudo destrabarse a partir del segundo cuarto para lograr una contundente victoria ante Gimnasia de La Plata en su tercera presentación por la Liga Argentina en la ventana de Lanús por 95 a 71.

El extranjero Blake Marquardt fue la gran figura de la tarde con sus 31 puntos con un contundente 8 de 14 en triples de los cuáles 7 consiguió en la primera mitad. Además, Tirrell Brown completó una buena planilla con 16 unidades y 10 rebotes; mientras que en su segundo partido con la camiseta del «tricolor», Luciano Ortiz anotó 14 puntos y tomó 5 recobres.

El conjunto platense comenzó con un contundente 9-0 en apenas unos segundos que hizo ponerse serio a los de Mar del Plata. La efectividad en triples estaba marcando la diferencia porque los primeros cuatro intentos fueron adentro con tres de ellos para Gabriel Cejas (11 puntos en el parcial). Llegó a imponerse por una máxima de 12 tomando incluso segundas opciones en el aro rival (4 rebotes ofensivos). De la mano de sus extranjeros, Quilmes empezó a sumar para ir achicando esa diferencia. A pesar del dominio de Gimnasia, aparecieron las respuestas de Brown y un triple sobre el final de Luciano Ortiz para ponerse 22-18 al sonar la chicharra.

El «cervecero» con una ráfaga 5-0 al inicio pasó al frente con un Brown que cada vez tomaba más protagonismo sumado a los triples de Skidelsky. Otro dato saliente era que otro de los jugadores que no venía teniendo una buena participación, le dio réditos a Gelpi: Blake Marquardt. El foráneo anotó 22 puntos con 7 de 10 en triples. Le pagó con su propia medicina al rival contrastando con lo que fue la producción del primer parcial. Fue un trabajo demoledor que lo llevó a irse al descanso largo ganando 49 a 32 y con un parcial 31-10 en esos 10 minutos.

Luciano Ortiz festejando uno de sus triples (Foto: Leandro Martin – Click Up Sports)

En el tercer cuarto bajaron los niveles de goleo y Gimnasia pudo acercarse un poco en el marcador aunque todavía lejos de pelear el partido. Pablo Alderete le daba réditos en la pintura al entrenador Tartaglia, pero el «tricolor» podía sostener una buena diferencia. Se fue al último parcial con solidez en su juego y una buena defensa para un 49-71 en el marcador.

El tramo final del juego fue sin apremios para Quilmes que se mantuvo muy lejos en el marcador, siguió anotando más que su rival y logró una contundente victoria que le viene muy bien para dejar atrás el mal segundo tiempo ante Lanús y encontrar buenas sensaciones con los extranjeros y sobre todo con sus últimas incorporaciones. Este jueves, cerrarán la ventana ante Rivadavia desde las 19.