Hasta luego Leo

Peñarol le ganó a Quilmes en el último partido de Leo Gutiérrez en la Liga Nacional. Fue 77 a 74 con 13 puntos del más ganador y la figura destacada de Juan Manuel Torres. En el «cervecero» que ahora se concentrará en los playoffs, la figura fue Luca Vildoza con 17 puntos.

previous arrow
next arrow
Slider

Por Jordan Perez Urrutia (@JordanPerezU)

Peñarol (24-32) derrotó a Quilmes (26-30) por 77 a 74 en lo que significó el último partido de Fase Nacional para ambos equipos y el retiro del jugador más ganador de esta Liga, Leonardo Gutiérrez. Gracias a sus 19 tantos, ocho rebotes y una asistencia, Juan Manuel Torres fue la figura de un encuentro que quedará en la historia.

En el “Cervecero” el destacado fue Luca Vildoza, quien aportó 17 puntos, tres recobres y cuatro asistencias.

El juego tuvo todos los condimentos para figurar en la posteridad del baloncesto de nuestro país: Fue un clásico intenso y muy parejo, días antes el “Cervecero” cerró la temporada clasificando a Playoffs, Luca Vildoza disputó su último duelo frente a Peñarol antes de partir a Europa y Leo Gutiérrez compartió plantel junto a su hijo Francisco para escribir así el último capítulo de una carrera excepcional que lo posiciona entre los mejores jugadores de la historia de La Liga.

En un Polideportivo abarrotado de espectadores y prensa, como no podía ser de otra manera, Leo abrió el partido con un certero triple y las revoluciones estuvieron al máximo desde el inicio. Eric Flor comenzó encendido con dos triples para mantener a su equipo con las primeras ventajas. El “Milrayitas” tuvo en su capitán, la principal arma ofensiva del período gracias a sus siete tantos.

El “Cervecero” se vio más dominante durante los primeros minutos del cuarto. Sin embargo, y con suplentes en cancha, Peñarol emparejó las acciones sobre el cierre del mismo. El resultado al primer descanso fue un empate en 18.

El segundo período fue igual de nivelado que el primero: no hubo claros dominadores y las ventajas no fueron demasiado abultadas. Con el correr de los minutos el juego se tornó más físico y los puntos logrados por uno y otro equipo fueron más repartidos. Juan Manuel Torres se hizo cargo de las principales acciones ofensivas de su equipo por lo que al entretiempo fue el máximo anotador con 12 tantos (En Quilmes, Vildoza con 9). Cuando los equipos partieron a los vestuarios, el marcador indicó un 40 a 38 a favor del “Milrayitas”.

La segunda mitad tuvo a un Peñarol inspirado en ataque gracias a las volcadas de Torres por lo que su máxima diferencia ascendió a los ocho tantos (46-38). El “Cervecero” se recuperó con un Luca Vildoza clave y gracias a un parcial de 9-0 se puso por delante en el marcador. Las acciones ofensivas se tornaron más vistosas en ambos lados de la cancha teniendo a los pivotes como referencias ofensivas y, a la espera del último cuarto, el tanteador marcó un 61 a 56 en favor del “Milrayitas”.

El período final de la carrera de Leo Gutiérrez llegó y la tensión incrementó. Quilmes comenzó algo errático, pero logró sacarle cinco faltas a su rival, con siete minutos por jugar en el partido. En ese momento Ariel Eslava se fue expulsado por exceso de faltas y el trámite se calentó aún más. El desarrollo del cuarto fue muy parejo y de “golpe a golpe” por lo que las ventajas no fueron elevadas. Con 16 segundos por jugar, la desventaja por la mìnima y la posesión fueron de Quilmes. El “Cervecero” falló y fue victoria de Peñarol por 77 a 74.

Si bien por ser ante el “Milrayitas” esta derrota es dolorosa para Quilmes, el hecho de haber clasificado a la postemporada convierte a este juego en parte del pasado. No hay tiempo para lamentos, puesto que los de Javier Bianchelli deberán comenzar a pensar en su primer rival en Playoffs, Bahía Basket. La serie de cuartos de final comenzará el 22 del presente mes en Bahía Blanca y los “Cerveceros”, que tuvieron altibajos durante toda la temporada, deberán estar en perfectas condiciones para derrotar al tercer clasificado de la Conferencia Sur.

Por otra parte, y a pesar de haber tenido una temporada difícil con su amado Peñarol, nadie le quita lo bailado a Leo Gutiérrez. El resultado de esta Liga será algo anecdótico puesto que los laureles obtenidos en sus 23 años de carrera (entre ellos 10 Ligas Nacionales y una medalla de oro olímpica) no pueden ser opacados por una temporada complicada. Leo dejó un legado que será más fácil de dimensionar con el paso del tiempo. El aficionado del baloncesto jamás podrá olvidarse de lo que hizo no sólo por “Peñarol”, sino que por todo el deporte de nuestro país.

Lo cierto es que el hincha “Milrayitas” sabe que no es un “adiós”, sino que un “hasta luego”. Porque Leo volverá al club de sus amores, seguramente como entrenador, y convertirá este punto final en un punto aparte para empezar a escribir nuevos capítulos en su increíble historia.

Síntesis

Peñarol (MDP) 77: Juan Pablo Figueroa 16; Steffphon Pettigrew 11, Franco Giorgetti 8, Leonardo Gutiérrez 13 y Juan Manuel Torres 19 (FI), Louis Dabney 6, Vittorio Fazzini 0, Joaquín Valinotti 0 y Roberto Acuña 4 – DT: Marcelo Richotti

Quilmes (MDP) 74: Luca Vildoza 17, Eric Flor 6, Tracy Robinson 11, Ivory Clark 5 e Iván Basualdo 13 (FI), Diego Cavaco 3, Ariel Eslava 6, Enzo Ruiz 10 y Maximiliano Maciel 3 – DT: Javier Bianchelli

Parciales: 18-18, 40-38 (22-20), 61-56 (21-18) y 77-74 (16-18)

Árbitros: Juan Fernández y Oscar Brítez

Estadio: Polideportivo «Islas Malvinas» de Mar del Plata