Peñarol, sin Glass, fue goleado por el líder

El «Milrayitas» que no tuvo a su extranjero por un corte en el codo, cayó frente a Quimsa de Santiago del Estero por 92 a 58 en una nueva jornada de la Liga Nacional de Básquet. Franco Pennacchiotti fue el único jugador con doble dígito anotando 13 unidades.

No era un partido nada fácil para Peñarol ante Quimsa de Santiago del Estero, pero además tuvo que jugarlo sin su único extranjero que venía de tener una buena actuación el pasado viernes, por un corte en el codo derecho. La conclusión fue una categórica victoria del mejor equipo de la Liga Nacional hasta el momento por 92 a 58.

Se destacaron en el líder de la tabla de posiciones Robinson, Carabalí y Mauro Cosolito; mientras que el mejor del «Milrayitas» fue Pennacchiotti con 13 puntos, 6 rebotes y 1 asistencia.

En los primeros minutos del partido, los internos de Quimsa marcaron la diferencia porque los primeros puntos fueron de Simpson (8) y el eficiente Ramírez Barrios (6). Todo lo contrario para los marplatenses porque anotaron desde el perímetro. El ritmo de la fusión era más intenso y por eso corriendo luego de algunos tiros errados, se escapó a 10 puntos. Un buen triple de Mariani y los ataques con coraje de Valinotti le permitieron cerrar mejor el primer parcial al equipo marplatense para un 21-15.

El ingreso de Alejandro Diez y Carabalí para el regreso a cancha fueron importantes porque la rotación del equipo santiagueño es realmente tan larga como de claridad. Por eso le costaba al «Milrayitas» sostenerse cerca en el marcador a pesar de que Pennacchiotti hizo su irrupción en el juego con buenos puntos. Con Mariani en cancha dando respuestas y del otro lado Alejandro Diez y Cosolito como puntales, Quimsa se fue al descanso ganando 43-29.

La fusión volvió al juego con un parcial 12-0 casi demoledor para sus aspiraciones. El equipo de Sebastián González encontró distintas vías de gol y sacó una máxima de 26 antes de que los marplatenses pudieran reaccionar. Pennacchiotti y el tiro exterior de Mariani eran respuestas que podía encontrar Romano en medio del mal momento. Quimsa no bajó el rendimiento y cerró el parcial ganando por 20.

En el último cuarto sólo quedó tiempo para un desarrollo sin demasiados matices porque Peñarol no tenía la posibilidad de ir a pelearle el partido a un plantel con tanta calidad individual y colectiva. Se debe centrar en recuperar a Tevin Glass que ha sido importante en el último partido y hoy, sólo con los nacionales, lo ha extrañado.