Con el corazón y algo más

Quilmes pudo vencer a Argentino de Junín en doble tiempo suplementario por 94 a 89 con una gran tarea del base Luca Vildoza. Mateo Bolívar se destacó en la visita con 19 puntos.

a-quilmes-argentino-j-10
a-quilmes-argentino-j-09
a-quilmes-argentino-j-08
a-quilmes-argentino-j-07
a-quilmes-argentino-j-05
a-quilmes-argentino-j-04
a-quilmes-argentino-j-01
a-quilmes-argentino-j-02
a-quilmes-argentino-j-03
previous arrow
next arrow

Por Jordan Pérez Urrutia (@JordaPerezU)
Fotos: Carlos De Vita

Quilmes (6-9) derrotó en condición de local a Argentino de Junín (6-8) por 94 a 89 con Luca Vildoza como figura del partido. El capitán quilmeño aportó 22 puntos, cuatro rebotes y una asistencia. Así mismo, Iván Basualdo tuvo un gran rendimiento y llenó su planilla con 18 tantos, nueve rebotes y cinco robos.

Por el lado de Argentino, quien tuvo buenas cifras fue Mateo Bolívar con 19 puntos, cuatro rebotes y ocho asistencias.

Los quilmeños, quienes habían superado claramente a Hispano Americano como visitantes y como locales al equipo sensación de esta temporada, Bahía Basket, buscaban hilvanar tres victorias al hilo. Algo inédito para los dirigidos por Javier Bianchelli en esta Liga 2016/2017. Enfrente estaba Argentino de Junín, rival que venía de perder con Weber Bahía y ante el cual ya había caído como visitante (73-63).

Quilmes viene en ascenso, no solo en la tabla de posiciones de la Conferencia Sur (de noveno pasó a ser octavo) sino que también en los rendimientos de sus jugadores. Vildoza, Enzo Ruiz y Eric Flor están pasando por un buen momento, tanto anímico, como basquetbolistico y eso se nota en los resultados del equipo.

El primer cuarto fue muy parejo. Quilmes y Argentino repartieron puntos constantemente. Ivory Clark en base a buenas defensas anuló el juego en la pintura de Novar Gadson en el inicio. Además, el alero del «Cervecero» también aportaba en ofensiva: Dos anotaciones desde la línea de tres para el foráneo, quien llegaba así a la marca de 100 triples. No obstante, fue el parcial del primer período fue 18 a 17 a favor de la visita.

En el segundo cuarto, Argentino empezó con un parcial de seis a cero (17-24) y Quilmes, por su parte, cayó en una sequía anotadora (tres de 16 en tiros de campo y dos de 10 en tiros libres al finalizar el segundo cuarto) que le valió a la visita lograr la mayor diferencia en el partido a falta de un minuto: 16 puntos distanciaron a ambos equipos en el tanteador (25-41). Una diferencia que parecía irremontable para Quilmes, no solo por los puntos, sino que también por el paupérrimo rendimiento de los jugadores hasta ese momento.

Tras un segundo cuarto aplastante para Argentino (parcial de 28 a 8 para la visita), Tracy Robinson anotó cinco puntos para el local y de esta forma Quilmes acortó la diferencia a 13 (30-43).

Dos robos consecutivos y ocho puntos seguidos de Ruiz encendieron a la hinchada. Quilmes había mejorado claramente la imagen y el déficit se acortaba a cinco puntos. Increíble parcial de 13 a dos en tan solo tres minutos de juego. La charla de Bianchelli en el entretiempo había dado resultado.

La precisión de Argentino se había esfumado: Desde su regreso al campo de juego para la segunda mitad, los visitantes solo anotaron un doble de siete lanzamientos de campo (40-43). Y aquel partido que parecía perdido, había quedado en el pasado. Lo visto en cancha por el local tanto en defensa como en ataque era notablemente superior a lo hecho en el segundo cuarto.

A falta de dos minutos, Quilmes se puso a tan solo un punto abajo en el marcador (46-47) gracias a un doble de Luca Vildoza. No obstante, desde la línea de tres, Gadson se encargó de que su equipo siguiera adelante en el marcador (46-53).

Un triple de Vildoza y un doble y falta de Iván Basualdo, habían acercado al equipo nuevamente a un punto (54-55), sin embargo un triple sobre la bocina de Juan Cangelosi puso cifras definitivas en el cuarto. Quilmes caía por 54 a 58 en un cuarto que tuvo un parcial de 29 a 17 a favor de los locales.

El trabajo intenso de Basualdo en defensa se veía reflejado en sus estadísticas: tres rebotes defensivos y cuatro recuperos a falta de siete minutos para el final del partido. Además, era el máximo anotador del encuentro hasta ese momento con 16 puntos.

El comienzo del último cuarto fue errático para el local: Dos pérdidas le valieron a Quilmes no poder superar a los juninenses temprano en el cuarto período. La diferencia se acortó a dos puntos (58-60) y de la mano de Basualdo, el «Cervecero» empató el marcador a falta de seis minutos para el final. Los tiros libres esta vez le jugaron en contra al visitante: 1 de 6 desde la línea de singulares para Argentino en el último cuarto.

Clark nuevamente desde la línea de tres se encargó de adelantar a su equipo (63-60). Basualdo perdió el balón y Argentino igualó el tanteador con un triple. Segundos más tarde se volvió a adelantar con un tiro libre (63-64). Cierre muy disputado en el «Islas Malvinas», ambos equipos se repartían canastas, lo que generó que ninguno se pudiera distanciar en el marcador. A falta de 43 segundos, Quilmes y Argentino empataban en 71 puntos.

Sobre la bocina, el capitán, Luca Vildoza, marcó un doble muy difícil y le dejó 21 segundos en el reloj a Argentino para intentar anotar.

Cangelosi empató con una bandeja bajo el aro y tan solo restaban seis décimas de segundo para el final. Tras un alley oop, Vildoza no pudo anotar y el marcador terminó 73 a 73 luego de 40 minutos de juego. Tiempo suplementario en el Polideportivo.

En el inicio de los cinco minutos suplementarios, Bolívar anotó un doble y adelantó a Argentino en el marcador (75-79) a falta de dos minutos y 47 segundos por jugar. Vildoza y su triple lograron que el resultado esté nuevamente a un punto de diferencia (78-79).

Crawford y un doble y tres tiros libres de Vildoza dejaron el tanteador en 81 a 81. Terminó así el primer suplementario.

El segundo tiempo extra vio un doble y falta de Zárate y un triple de Robinson (84-84). Vildoza desde la línea de los suspiros y Robinson con un fade away en la pintura adelantaron a su equipo 88 a 84. Doble de Argentino y 88 a 86 para Quilmes.

Fallo de los Juninenses y dos singulares de Ruiz. El local ganaba por cuatro (90-86) y 16 segundos le quedaban a la visitante para descontar. El robo de Flor y volcada en el otro aro más los dos tiros libres del capitán pusieron al «Cervero» arriba en el tanteador por cuatro puntos. El triple anotado por Argentino solo sirvió para «maquillar» el resultado.

Finalmente, y después de dos tiempos suplementarios para el infarto, fue victoria de Quilmes por 94 a 89.

El «Cervecero» volvió a ganar un partido muy reñido y sumó así su tercera victoria consecutiva. Anímicamente el equipo está mejor que nunca y cerrar la Fase Regional jugando en el Polideportivo, sin dudas, es otro aliciente para seguir viendo una mejorada versión de este equipo.

El próximo encuentro del «Tricolor» será ante el último campeón y puntero de la Conferencia Sur, San Lorenzo. La oportunidad perfecta para confirmar que este buen rendimiento de Quilmes no es algo pasajero. Este viernes 18 desde las 21.30, el Polideportivo volverá a ser «Tricolor».

En tanto, Argentino visitará este miércoles 16 desde las 21 a Peñarol en el «Islas Malvinas».

Síntesis

Quilmes (MDP) 94: Luca Vildoza 22, Enzo Ruiz 18, Tracy Robinson 17, Ivory Clark 9 e Iván Basualdo 18 (FI), Eric Flor 8, Diego Cavaco 0, Ariel Eslava 2 y Bruno Sansimoni 0 – DT: Javier Bianchelli

Argentino (Junín) 89: Emiliano Basabe 5, Facundo Zárate 6, Juan Cangelosi 18, Chaz Crawford 18 y Novar Gadson 16 (FI), Gastón García 5, Joaquín Gamazo 2, Mateo Bolívar 19, Genaro Lorio 0 – DT: Eduardo Japez

Parciales: 17-18, 25-41 (8-23), 54-58 (29-17), 73-73 (19-15), 94-89 (21-16)

Árbitros: Fernando Sampietro y Fabio Alaniz

Estadio: Polideportivo «Islas Malvinas»