Peñarol sacó a relucir su actitud para vencer a San Lorenzo

Con el debut de Tomás Sirochinsky como entrenador luego de la salida de Carlos Romano, Peñarol venció a San Lorenzo por 75 a 74 en un muy buen partido del equipo marplatense. Joaquín Valinotti con 17 puntos fue factor determinante y también se destacó Pennacchiotti con 20. Nicolás Romano fue el máximo anotador del juego con 22.

Peñarol no la había pasado bien ayer ante San Lorenzo y luego se fue Carlos Romano. Por eso, hoy tenía una prueba de actitud que superó ampliamente al vencer a un duro rival que lo había goleado días atrás como San Lorenzo. Fue 75-74 en un cierre emotivo.

El «Ciclón» no tuvo a José Vildoza disponible y sigue con su entrenador sustituto Emmanuel Quintans por el COVID positivo de Silvio Santander, mientras que Peñarol tuvo en el banco a Tomás Sirochinsky esperando por la confirmación de un nuevo DT. Joaquín Valinotti tuvo un gran segundo tiempo y terminó con 17 puntos mientras que Franco Pennacchiotti sumó 20 unidades y tomó 11 rebotes. Nicolás Romano fue el jugador más rendidor en el equipo de Boedo con 22 y 8 recobres.

El comienzo fue con Pennacchiotti como protagonista anotando los primeros 7 puntos de su equipo pero después se empezó a sumar Monacchi para pasar de un inicio con derrota parcial a ponerse al frente por la mínima diferencia. El trabajo de Romano encarando hacia el aro y del base multicampeón Nicolás Aguirre le permitía al «Santo» pelear mano a mano el partido. El desarrollo parejo se cerró con un triple sobre la chicharra de Valinotti para la victoria parcial de los marplatenses por 19 a 18.

En el inicio del segundo cuarto, San Lorenzo hizo un parcial 6-0 para pasar al frente con el marplatense Facundo Piñero en cancha y eso obligó a Tomás Sirochinsky a pedir un minuto. Frenó el momento con un triple de Mariani pero luego ambos se quedaron absolutamente sin gol y llegaron a la mitad de parcial 6-3. Era un mal momento del equipo de Quintans y los marplatenses tenían que aprovecharlo. En un cuarto de goleo bajo, empezó a anotar sobre el final para sacar una máxima de 8 todavía con Pennachiotti y Monacchi como líderes. Se fueron al descanso tan victoriosos como repletos de buenas sensaciones.

Tomás Sirochinsky debutando como entrenador ante San Lorenzo (Foto: Marcelo Endelli – LNB)

Peñarol siguió metido en el juego y manteniendo una buena distancia respecto de su rival. Fue el cuarto de Joaquín Valinotti que con su dinámica en ataque le permitió mantenerse casi en 10 puntos de diferencia mientras los minutos pasaban. San Lorenzo intentó reaccionar desde la actitud con sus bandera más experimentadas como Aguirre y Piñero que con sus triples permitió que esa diferencia se achicara. A Valinotti, se le sumó Monacchi para llegar al último parcial arriba por 7 (62-55).

Era el momento de aguantar el embate que iba a intentar el equipo de Quintans y lo hizo bien el «milrayitas». Otra vez había poco gol pero todavía no lo había podido quebrar y tenía que seguir con intensidad trabajando sobre todo en defensa. Monacchi con un triple pudo extender la máxima a 11 pero quedaba medio cuarto aún. En el tramo final, un parcial 10-0 puso en peligro la gran noche de Peñarol porque el «Ciclón» le empató el partido a 1:35 del final. Fue un final para el infarto porque lo tuvo Mitchell y no pudo, intentó con un punto de diferencia el «Penka» Aguirre con una bandeja que erró. Tomó el rebote Romano y su tiro también pegó en el soporte y terminó afuera justo antes de que suene la chicharra.

https://twitter.com/LigaNacional/status/1350631710912864256

Después de un par de actuaciones decepcionantes, hoy Peñarol mostró su mejor versión para derrotar a uno de los candidatos que venía de 6 triunfos al hilo. Ahora se vendrá una presentación igual de complicada ante Boca para continuar mientras se define quien será el entrenador del equipo. Por el momento, el debut de Tomás Sirochinsky no podía ser mejor.