Quilmes dominó y ganó una final

El «cervecero» ganó su penúltimo partido de fase regular como local ante Estudiantes de Concordia por 87 a 72, resultado que de todas maneras lo deja en desventaja en caso de un eventual empate en la tabla con el rival de esta noche (había perdido por 16 en Concordia). Omar Cantón con 18 puntos fue el goleador local y Jasiel Rivero con 23 el mejor en la visita.

A - Quilmes - Estudiantes (C) 32
A - Quilmes - Estudiantes (C) 31
A - Quilmes - Estudiantes (C) 30
A - Quilmes - Estudiantes (C) 29
A - Quilmes - Estudiantes (C) 28
A - Quilmes - Estudiantes (C) 27
A - Quilmes - Estudiantes (C) 26
A - Quilmes - Estudiantes (C) 21
A - Quilmes - Estudiantes (C) 20
A - Quilmes - Estudiantes (C) 22
A - Quilmes - Estudiantes (C) 24
A - Quilmes - Estudiantes (C) 25
previous arrow
next arrow

Por Jordan Pérez Urrutia (@JordanPerezU)
Fotos: Carlos De Vita

Quilmes (13-21) superó como local a Estudiantes Concordia (13-18) por 87 a 72. La planilla con 15 puntos, 14 rebotes y tres asistencias, dictó que Emiliano Basabe fue la figura de un gran partido del “Cervecero” en conjunto. Jasiel Rivero Fernández fue el destacado en la visita gracias a sus 23 tantos, cuatro recobres y dos asistencias. El próximo duelo del “Tricolor” será este lunes 23 desde las 21 frente a La Unión y significará el último como local en esta fase regular.

Estudiantes tuvo a Emilio Domínguez como baja debido a una hernia discal. Pero contó con el regreso de su base, Sebastián Orresta, quien se recuperó de una fuerte contractura.

Quilmes empezó muy bien gracias a un Nicolás Ferreyra que tomó buenas decisiones en cada incursión ofensiva. Sin embargo, en defensa no pudo contener los cortes a canasto de un Estudiantes que volcó decididamente su juego a la pintura apostando a la intensidad de un Jasiel Rivero muy preciso (14 puntos en la llave). La primera mitad de cuarto fue muy atractiva, con un interesante “golpe a golpe” en el juego interno pero con un “Tricolor” que cometió tres pérdidas temprano en el juego y estuvo desconocido desde el perímetro (1 de 8 en triples). A pesar de no jugar demasiado bien, la visita logró dominar a un Quilmes que en los últimos cinco minutos fue muy impreciso y marcó sólo un doble (15-21).

Los dirigidos por Javier Bianchelli arrancaron bien el segundo período y dieron vuelta el marcador gracias, en parte, a la intensa labor de Omar Cantón en el poste bajo (10 puntos en el cuarto), quién, paradójicamente, con un triple puso el marcador en un 24-22. A pesar de la escasa producción desde el perímetro hasta ese momento, Quilmes siguió intentando y logró ajustar su puntería; con cuatro triples más estiró a once su ventaja máxima para demostrar el claro dominio que pudo ejercer sobre un “Verde” que dependió demasiado de Rivero y sus incursiones: El cubano sólo pudo convertir un tiro libre, y su equipo lo sintió. El “Tricolor” logró destrabar el tiro desde el perímetro y gozó de más variantes que en un primer cuarto en el que se había vuelto muy predecible en cada ataque (46-35).

Al reanudar las acciones, ambas ofensivas se exhibieron rápidas y bien aceitadas en un lapso en el que no gastaron demasiado tiempo en los relojes de posesión. La precisión de los minutos iniciales, no obstante, dejó de hacerse presente en locales y visitantes, pero Quilmes por tener la ventaja se mostró claramente beneficiado en ese intercambio de canastas -con cinco minutos jugados el margen siguió siendo de 11 tantos-. Con cuatro minutos por jugar, Enzo Ruiz fue expulsado por acumular una falta técnica y una antideportiva y Quilmes perdió un jugador muy importante de su rotación. En ese momento, Estudiantes se puso a sólo seis puntos con un triple de Anthony Smith pero los locales se recuperaron y se fueron al último cuarto ganando por una nueva diferencia máxima (65-52).

Quilmes expuso un marcaje zonal en el comienzo del cuarto parcial que desubicó a las ofensivas individualistas del equipo de Concordia. En el otro lado de la cancha, lo expuesto por el “Cervecero” fue digno de enmarcar gracias a las vistosas conversiones y fluidos movimientos de balón. Y si bien la visita se puso a 9 puntos con cinco minutos por jugar, Quilmes logró sobreponerse al intenso marcaje de cancha completa expuesto por el rival para terminar de englobar un cierre de cuarto excelente (llegó a estar 19 puntos arriba).

El próximo juego del “Cervecero” será también el último como local en esta temporada regular: La Unión de Formosa vendrá al Polideportivo a intentar amargarle la noche a un Quilmes que no puede perder para afrontar la gira final con más calma. El duelo comenzará a las 21 del próximo lunes 23.

Síntesis

Quilmes (MDP) 87: Nicolás Ferreyra 15, Eric Flor 2, Enzo Ruiz 2, Ricardo Sánchez 14 e Iván Basualdo 14 (FI), Bruno Sansimoni 7, Emiliano Basabe 15, Omar Cantón 18 – DT: Javier Bianchelli

Estudiantes (C) 72: Leandro Vildoza 0, Mateo Bolívar 6, Jasiel Rivero 23, David Doblas 12 y Anthony Smith 18 (FI), Sebastián Orresta 3, Alejandro Zurbriggen 4, Sebastián Uranga 6 y Lucas Landi 0 – DT: Lucas Victoriano

Parciales: 15-21, 46-35 (31-14), 65-52 (19-17) y 82-72 (22-20)

Árbitros: Juan Fernández, Alejandro Ramallo y Pedro Hoyo

Estadio: Polideportivo «Islas Malvinas» de Mar del Plata