Javier Bianchelli: «Será muy difícil retener a Flor y Basualdo»

El entrenador de Quilmes ya está planificando lo que será el tercer año de su contrato y destacó la tarea durante la última Liga Nacional: «el equipo tuvo impronta y personalidad, sabía a lo que jugaba».

Javier Bianchelli habló de como se diagramará la próxima temporada. (Foto: Carlos De Vita)

Quilmes cerró la temporada pero ahora ya está pensando en el armado del equipo para el siguiente año. El entrenador Javier Bianchelli tendrá su último año de contrato en la próxima temporada y por eso ha comenzado a proyectar lo que será la Liga Nacional 2018-2019.

«Fue muy parejo todo en la Liga Nacional. Iniciamos la gira final sabiendo que si ganábamos dos hubiéramos entrado el playoffs pero tuvimos que esperar hasta el último partido para asegurarnos la permanencia», analizó en Marca Deportiva Radio (FM 99.9).

De todas maneras, indicó que se ha hecho un balance final que «fue positivo». Luego abundó: «el equipo tuvo impronta y personalidad, sabía a lo que jugaba. Por momentos nos salió y por otros no. La identidad estuvo y nos faltó solidez en algunos momentos del año y algunos partidos puntuales», opinó.

La gran falencia del año de competencia fue la defensa donde terminó con un alto promedio de gol en contra (90,1 por partido, el más alto de la competencia): «fue una cuenta pendiente, pero el equipo no lo sentía. El porcentaje ofensivo subió en toda la Liga y nosotros también lo convertimos en un punto alto. Sabíamos que ante determinados rivales teníamos que defender y el equipo no lo hizo bien. Puede haber sido un punto donde tendríamos que haber hecho cosas diferentes», se confesó.

El equipo «cervecero» también sintió la falta de un plantel más largo para ser intensos defensivamente y cuando hubo ausencias puntuales como la Ricky Sánchez: «tuvimos una rotación corta durante toda la temporada, no tuvimos el reemplazo del dos natural en todo el año y teníamos que improvisar o correr puestos», explicó.

Lejos de lo que habitualmente se puede sospechar, la temporada de Eric Flor no fue tan determinante como la anterior, pero terminó en buen nivel (17,1 puntos por partido, 3,6 rebotes y 4,2 asistencias): «considero que no fue una temporada floja para Flor. Fue nuestro estandarte ofensivo durante mucho tiempo. Asumió la responsabilidad y lo hizo bien. Tengamos en cuenta que es un chico de 25 años y es su segunda temporada completa en Liga Nacional. Tiene mucho por aprender y por vivir«, dijo sobre el gran hallazgo del cuerpo técnico nacional que pudo darle espacio en la máxima competencia.
EL QUILMES QUE VIENE

La base del «tricolor» estará conformada por Nicolás Ferreyra, Bruno Sansimoni, Exiliado Basabe y Omar Cantón que tienen vínculo aún con la entidad. Claro que Bianchelli ya piensa en terminar su contrato mínimente: «tengo contrato un año más y estuvimos reunidos con la dirigencia para cerrar etapas. En una reunión posterior, definiremos como avanzamos».

El hecho de contar sólo con una ficha foránea puede significar un problema, pero dependerá del presupuesto para avanzar y tener lo que el técnico pretende: «hay equipos que tienen presupuesto bajo y no pueden hacer frente a un gasto tan importante de sumar extranjeros. Mi idea es dos y si conocen la Liga Nacional mejor, que tiene muchas particularidades. Está dentro de las posibilidades«, anticipó. Siempre está la ilusión latente de que Walter Baxley vuelva a vestir la camiseta, pero no será sencillo: «a mí me encanta y tengo una relación personal excelente, pero una liberación que hay que pagarle a Ferro complica».

Ahora para pensar en el próximo año habrá piezas importantes que serán difíciles de mantener en el equipo porque se terminaron sus contratos: «mi idea es mantener la mayor cantidad de piezas dentro del plantel, se que algunas serán muy difíciles de retener por una cuestión de costos y metas personales».

Los casos puntuales son los de Flor y el pivoy Iván Basualdo: «Eric no creo que lo podamos retener porque lo van a buscar clubes con poder económico, Basualdo se ha convertido en un jugador importante y seguro lo van a venir a buscar quienes tengan aspiraciones altas», adelantó.

Más allá de terminar salvando la categoría en la última jornada, Bianchelli recordó que siempre le costó mucho a Quilmes desde que es entrenador: «encontramos el pico de rendimiento a final de la temporada. No estábamos acostumbrados a estar arriba, siempre nos costó todo», finalizó.