Gregorio Eseverri: «Sería un sueño volver a Quilmes»

El jugador que viene de consagrarse campeón con Libertad de Sunchales en la Liga Argentina habló sobre la temporada y, si bien advirtió que la prioridad la tendrá el equipo donde jugó el último torneo, no descartó en algún momento regresar a Quilmes: «recibí muchos llamados de los amigos que dejé en Mar del Plata», recordó.

Gregorio Eseverri con la copa de campeón.

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

El campeón de la Liga Argentina, Libertad de Sunchales tuvo como uno de sus puntales al capitán Gregorio Eseverri. El ex Quilmes habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre su gran temporada e incluso especuló con un posible regreso a la entidad «cervecera».

«Fue una temporada donde se nos dio todo, se armó un grupo humano impecable y lo coronamos con un ascenso que es meritorio jugando 28 equipos y ascendiendo sólo uno», indicó.

La salida de la Liga Nacional y vender la plaza, le permitió reorganizarse al equipo de Sunchales para rearmarse: «Libertad está para afrontar la Liga Nacional de una manera distinta. Con el campeonato, hay como un empuje distinto porque se envalentonan los dirigentes, los jugadores, la gente, se acercan los sponsors, es una situación muy distinta», remarcó.

Su rol fue importante sobre todo en el último partido, pero además de ser capitán del equipo aportó en otros aspectos: «durante el año sentí que no tenía mucho la pelota y le dábamos prioridad a Bruno Barovero, Copello o Ariel Zago; me sentí muy bien con el plantel y disfruté mucho jugar al básquet algo que es difícil que pase en el ambiente profesional». 

Ahora el futuro es incierto porque terminó su único año de contrato con Libertad: «recién estamos terminando los festejos y organizando la mudanza, en breve andaremos por Mar del Plata. En lo deportivo no se nada todavía. Sería un honor y un gusto jugar la Liga Nacional con Libertad, pero dependerá de lo que quieran hacer los dirigentes. Llegado el caso lo analizaremos, pero si el club tiene intenciones tendrá prioridad». 

Su pasó ahora por Mar del Plata incluso lo ilusiona con un posible regreso al club que representó en la ciudad: «después de tanto tiempo, la gente de Quilmes sigue presente. Recibí muchos llamados de gente amiga de Mar del Plata. Eso me llena mucho más allá de lo que pasa en la cancha. Sería un sueño alguna vez volver a Quilmes, pero me excede a mí», finalizó.