Gran triunfo de Quilmes para pasarle la presión a Viedma

El «cervecero» superó por 80 a 68 a Deportivo Viedma jugando un gran partido en la casa del mejor equipo de la fase regular para ponerse en ventaja en las semifinales de la Conferencia Sur. La figura fue Raúl Pelorosso que terminó con 23 unidades (4-6 en triples). Mañana irán por la final desde las 19.

Quilmes aprovechó el envión anímico de su clasificación y venció con claridad al dueño de casa, Deportivo Viedma, por 80 a 68 en el primer partido de las semifinales en la Conferencia Sur de la Liga Argentina. Este sábado, también a las 19, buscará el pasaje a la final si logra una nueva victoria.

Enorme tarea de Raúl Pelorosso que anotó 23 puntos con 4 de 6 en triples y 4 asistencias, aunque también se destacaron los 17 puntos y 10 rebotes de Tirrell Brown y las 14 unidades de Luciano Ortiz. En el local, Lorenzo Capponi fue el que mejor jugó (19).

Los dos equipos salieron decididos a mostrar sus cartas ofensivas, Quilmes en los primeros minutos anotó con los cinco iniciales para sacar una diferencia de 13 puntos, algo que no sucede a menudo en el «cervecero». Defendiendo duro y aprovechando los tiros poco efectivos de su rival, disfrutó de un buen primer cuarto en líneas generales. Esta vez el goleo no estaba en manos de Brown pero si los rebotes porque tomó 6 en ese primer tramo, mientras que los puntos se los repartieron entre Pelorosso, Merchant y Ortiz. Quilmes jugó muy bien y lo cerró 28-15 arriba. Poco de los locales que intentaron con Ayan Nuñez de Carvalho y Eidintas, pero sin efectividad (5 de 13 en tiros de cancha).

El «tricolor» volvió a la cancha un poco desconcentrado y perdió balones que usufructuó su rival principalmente con la intensidad Capponi. Pero rápidamente recuperó el foco de su juego, se puso firme en defensa y sacó una máxima de 18 con Pelorosso aprovechando su velocidad para doblarlo en el marcador (18-36). Quilmes tuvo un primer tiempo soñado que cerró ganando 49 a 30 con goleo repartido, una buena conducción de Gago y mucha circulación de balón. El local tuvo espasmos de respuesta para tratar de acercarse, pero debía cambiar la actitud para no sufrir un segundo tiempo muy difícil.

Los dirigidos por Bogliacino salieron decididos a imponer la localía de la mano de Eidintas y Nuñez de Carvalho, pero los marplatenses respondían siempre tratando de que no se vuelva a meter en partido. Cuando estaba haciendo su máximo esfuerzo Viedma, Quilmes lo frenó a puro triple con Pelorosso en una noche muy buena, pero con otras manos firmes en el tiro como Ortiz y Brown. El «cervecero» sacó 22 puntos al final del tercer parcial estirando su muy buen partido.

Los locales hicieron el último esfuerzo para meterse en partido durante los primeros cinco minutos y logró achicar esa ventaja que parecía enorme a sólo 11 unidades, por lo que Gelpi debió pedir un minuto. En el mejor momento de Deportivo Viedma, Skidelsky marcó un triple para frenar la remontada que fue clave. A partir de ahí, sólo le restó estar tranquilo para manejar el juego y no permitirle a los locales acercarse demasiado. Un gran primer tiempo y una enorme victoria de Quilmes que se ilusiona con jugar la final de Conferencia. Para ello, tendrán que ganar mañana a las 19 en el segundo punto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *