Quilmes luchó hasta la última pelota en Barquisimeto

En un gran partido, Quilmes perdió en suplementario ante Guaros de Lara 88 a 85 en un mano a mano por la clasificación a la final de la Liga Sudamericana. El «cervecero» tuvo una tarea destacada ante un equipo con mayor jerarquía y contó con un Flor determinante nuevamente que anotó 27 puntos. La figura fue Heissler Guillent que marcó 29.

Quilmes y Guaros dieron un gran espectáculo en Barquisimeto Foto: LSB

En un juego durísimo, Quilmes dio batalla en la búsqueda de la clasificación a la final de la Liga Sudamericana pero cayó en tiempo suplementario ante Guaros de Lara por 88 a 85 en Barquisimeto, después de haber igualado en 77 los 40 minutos iniciales.

Eric Flor fue el jugador destacado del partido para el equipo marplatense con 27 puntos, mientras que el base local Heissler Guillent fue el mejor en cancha con sus 29 unidades y manejando el juego de sus compañeros.

La victoria en primer turno de Aguada ante Cimarrones (104-103), le dio la oportunidad a Quilmes de disputar un mano a mano para buscar la clasificación. Lo cuál le representaba una buena oportunidad ante un equipo más largo y aún invicto en la Liga Sudamericana.

Los primeros movimientos del partido mostraron una buena concentración defensiva que le permitió robar balones y anular el juego interno del local. Sánchez y Basualdo castigaron en esos instantes para un 7-2 inicial, pero de a poco Guillent con el tiro a distancia empezó a acercar a su equipo. El base fue el más regular en los primeros 10 minutos sosteniendo a sus compañeros, pero sin pasar el empate en el marcador. El pivot de Quilmes (8 puntos) fue el que tomó el protagonismo ofensivo porque no era bien marcado por las torres venezolanas. Apenas pudo sacar un punto de ventaja, pero se fue al primer descanso ganando.

El «cervecero» tuvo un buen inicio nuevamente en el segundo cuarto para sacar 5 de ventaja con un Basabe activo en los dos aros y mucha intensidad para resguardar el aro propio. Diego García vino de la banca para romper con eso y anotó 2 triples, pero la respuesta no tardó en llegar. Los internos suplentes, también respondieron a distancia (Cantón y Maciel) para sacar una máxima de 13 puntos, permitiendo sólo 6 unidades en el aro propio (los triples de García). Era quizás el peor momento de Guaros en la competencia y lo debía aprovechar el equipo argentino. Tuvo una ventaja de 10 al sonar la chicharra y una dura tarea en la segunda parte.

Las primeras cinco acciones ofensivas de Quilmes marcaron que la noche había cambiado de dueño. No fueron jugadas cómodas y las pagó con puntos en su aro para que Guaros pase en 3 minutos de perder por 10 a quedar sólo a un punto. Fue un cuarto pleno para el dueño de casa que con Echenique y Guillent para doblar en ese parcial lo hecho por los marplatenses (26-13) que tuvieron respuesta en Eric Flor que se hizo cargo del mal momento que tenía el equipo (11 de los 13 puntos de su equipo en el parcial). La ventaja de Guaros terminó en 3 unidades (con máxima de 5) para entrar a un último cuarto para el infarto.

La rotación no le caía bien a los de Lara, pero lo necesitaban. Después de sacar 6 en la primera jugada, Quilmes marcó un parcial 5-0 para quedar abajo por 1. Defensivamente se había recompuesto el «cervecero» jugando al límite de la infracción. Con un triple de Sansimoni en el medio del cuarto puso de nuevo al frente a su equipo. Las faltas empezaron a complicar a los marplatenses a pesar de que volvía a hacerse duro en su aro, a punto tal de permitir 3 puntos en 6 minutos. Era el momento Flor del partido y el ex San Lorenzo se hizo cargo. Con 5 puntos en dos jugadas claves puso arriba a Quilmes por 3 con 25.9 segundos por jugar, pero apareció Heissler Guillent que con su mira ajustada a distancia puso el empate. Flor tuvo la última y la erró, pero le quedó tiempo a Bethelmy para un triple sobre la chicharra que no ingresó. Suplementario en Barquisimeto.

Fue un juego de ajedrez los cinco minutos restantes con muchas infracciones y puntos desde la línea. Quilmes no entregó el partido en ningún momento incluso cuando a 13 segundos quedó abajo por cuatro puntos después de un error de Flor en la ofensiva. En la salida rápida, Maximiliano Maciel dejó el partido a un punto con 7 segundos por delante. El corte con falta a Echenique fue 100% efectivo y otra vez con la ofensiva final, esta vez Ricardo Sánchez con un tiro a la carrera no tuvo efectividad.

Enorme tarea del equipo marplatense en un partido sumamente complicado ante un plantel de mayor jerarquía y rotación. La conciencia estará tranquila, pero la sensación que quedó es que Quilmes podría haberlo ganado. En el partido más importante de su historia, estuvo a la altura y se vuelve con la frente en alto.

Síntesis

Guaros de Lara 88 (77): Heissler Guillent 29, José Vargas 10, Luis Bethelmy 6, Néstor Colmenares 12, Gregory Echenique 18 (FI), Diego García 8, Carlos Cabezas 0, Y. Sifontes 0, Pedro Chourio 3 – DT: Fernando Duró

Quilmes (MDP) 85 (77): Nicolás Ferreyra 8, Eric Flor 27, Enzo Ruiz 2, Ricardo Sánchez 9 e Iván Basualdo 12 (FI), Bruno Sansimoni 3, Omar Cantón 7, Maximiliano Maciel 9, Emiliano Basabe 8 – DT: Javier Bianchelli

Parciales: 20-21, 37-47 (17-26), 63-60 (26-13), 77-77 (14-17) y 88-85 (11-8)

Árbitros: Marco Benito (BRA), Andres Bartel (URU) y Andreia Silva (BRA)

Estadio: «Domo Bolivariano» de Barquisimeto