Marín tiene un esguince de rodilla

Federico Marín se retiró ayer de la cancha con mucho dolor y acompañado de sus compañeros en el triunfo frente a Regatas de Corrientes por la Liga Nacional. Si bien tiene la rodilla inflamada, no parece tener problemas ligamentarios. De todas maneras, no estará para enfrentar a San Martín este viernes.

Peñarol ganó un partido muy importante este miércoles ante Regatas de Corrientes como visitante y tuvo un mayor valor esa victoria porque la logró sin Federico Marín que es una pieza clave para el plantel de Leandro Ramella.

Cuando estaba en un buen momento dentro del partido, el «Pájaro» sufrió una lesión cuando se le cayó un rival encima de la rodilla y quedó tendido en el piso. Hubo preocupación porque cuando se puso de pie no podía pisar con comodidad y tuvo que ser acompañado hasta la tribuna donde se sentó.

Con la zona notablemente inflamada, se realizó algunos estudios donde sólo salió la hinchazón fruto de la torcedura pero en principio le dijeron que no están comprometidos los ligamentos, algo que preocupaba a Marín porque sentía inestabilidad en la rodilla.

Si bien lo resguardarán hasta regresar a Mar del Plata, esperarán que baje la hinchazón en la rodilla para realizarle nuevos estudios y ver si efectivamente ninguno de los ligamentos de la rodilla derecha están complicados. Otra lesión que sufre Marín, pieza clave para el funcionamiento del equipo, algo que no le pesó para su ganarle a Regatas.