Dominio total de Peñarol ante Obras

El equipo de Leandro Ramella superó a Obras como local por controlando durante todo el partido a su rival a pesar de la ausencia de Phillip Lockett. Los marplatenses tuvieron cinco jugadores en doble dígito: Thornton (27), Buemo (17), Glass (18 y 13 rebotes), Valinotti (17) y Sansimoni (13).

Joaquín Valinotti con la mirada en el aro. (Foto: Demián Schleider)

Peñarol volvió a tener una actuación superlativa mostrando su evolución constante en la Liga Nacional. Es que el «milrayitas» no contó con Phillip Lockett (fractura en una de sus muñecas) pero aún así fue muy superior a Obras y lo superó por en el Polideportivo «Islas Malvinas». La visita tampoco tuvo a Pedro Barral con una contractura.

Fue tan buena la producción de los marplatenses que contó con 5 jugadores en doble dígito pero con Al Thornton como gran figura con 27 puntos, 7 rebotes y 3 asistencias; pero también tuvieron buenos rendimientos Tevin Glass (18 unidades y 13 recobres), Buemo y Valinotti (17 cada uno) y Sansimoni (13).

El «Tachero» tuvo un gran inicio de partido con un parcial 12-2 con el uruguayo Joaquín Rodríguez como figura marcando la mitad de los puntos de su equipo. Sin embargo, luego del minuto de Ramella, de la mano de Buemo, Peñarol estableció parcial 7-0. A partir de ahí, la dinámica del juego cambió y el equipo «Milrayitas» pudo darlo vuelta para pasar al frente con un Al Thornton que hizo un poco de todo en ataque mostrando sus fundamentos una vez más. Con la fortaleza de su tiro a distancia, Obras lo empató y se fueron al descanso 22-22.

A fuerza de triples y con un Buemo encendido, los locales sacaron la máxima de 6 iniciando el segundo parcial. La visita ya no tenía buenos porcentajes con su segunda escuadra y se lo hizo pagar el dueño de casa. En medio cuarto, el parcial era 14-4 marcando también que en defensa se estaba poniendo firme. A los extranjeros se fue sumando Valinotti con asistencias y puntos (7 en esos 10 minutos) para un cuarto donde el dominio de los marplatenses fue absoluto. La ventaja fue de 10 puntos al final del parcial.

Bruno Sansimoni en el partido ante Obras (Foto: Demián Schleider)

El reinicio del partido fue desprolijo, pero Obras parecía estar mejor de la mano siempre de Joaquín Rodríguez. Hubo jugadas confusas, pérdidas extrañas, pero Peñarol volvió a encontrar funcionamiento y pases para encontrar tiros efectivos y mantenerse siempre entre 10 y 12 puntos. La visita no podía generar situaciones en ofensiva que le dieran puntos para salir de esa dinámica y el «Milrayitas» no bajaba nunca la intensidad. Llegó a sacar sobre el final una máxima de 13 pero cerró el cuarto ganando por 11 y con un partido que parecía controlado.

Cuando Obras tenía que arriesgar para ir a buscar el partido, los de Ramella le pudieron un freno sacando la máxima de 15 unidades. Como siempre, no eligió un jugador para marcar la diferencia sino que tuvo 5 en doble dígito mostrando lo difícil que es scoutearlo y defenderlo con efectividad a punto tal que disimuló una ausencia importante como la de Lockett. El equipo de Murphy tuvo el gran mérito de no rendirse y esta vez tenía más efectividad que en los cuartos anteriores. Ya no hubo vuelta atrás y Peñarol sumó un triunfo más, el 18° de la temporada para afirmarse en el segundo puesto de la Liga Nacional.

Ahora tendrá un poco de descanso hasta el 1° de marzo momento en el cuál ya estaría físicamente disponible para volver Federico Marín lo cuál sería una buena noticia ante la ausencia obligada de Lockett.