Quilmes encontró su identidad

El conjunto de Leandro Ramella volvió a encontrarse con su mejor versión para vencer esta noche en Once Unidos a Boca Juniors por 83 a 61 antes de la última gira de la fase regular. Maximiliano Maciel fue el jugador destacado del partido con 19 puntos, mientras que Fabián Ramírez Barrios fue el goleador de un apático «xeneize» con 14 unidades.

Maximiliano Maciel fue el jugador de la cancha. (Foto: Carlos De Vita)

Maximiliano Maciel fue el jugador de la cancha. (Foto: Carlos De Vita)

Quilmes salió de la mala racha y en un buen momento. El “cervecero” venció categóricamente a Boca Juniors por 83 a 61 en Once Unidos. Además del triunfo, se destacó la defensa que pudo hacer el conjunto marplatense y que es uno de los puntales en la identidad del equipo.

Sin tener a Walter Baxley como gran figura, creció el trabajo de Maximiliano Maciel que fue el mejor de la cancha con 19 unidades, bien escoltado con un tramo final destacado de los extranjeros del “tricolor”, tanto Baxley como Ivory Clark. En la visita, apenas 14 puntos para Ramírez Barrios y 11 para Calderón.

El “Xeneize” tuvo un inicio muy efectivo, a pesar de un par de pérdidas que no le permitieron aprovechar ese momento. Quilmes tardó poco más de un minuto en entrar en juego con una gran tarea de Tayavek Gallizzi en la pintura y con el tiro exterior más las penetraciones de Maximiliano Maciel que sumó 10 unidades en los primeros 10 mintuos. La decisión de mandar como base titular a Lucas Faggiano tenía que ver con una marca intensa sobre Baxley que no sumó puntos en el primer parcial. Los tiros de tres puntos alimentaron a Boca en el final del cuarto y con 5 de 7 detrás de la línea de 6,75 terminó ganando por 25 a 18.

El local volvió con un parcial 5-0 mejorando la defensa con Cequeira, Ortiz y Romero en cancha. Sólo le permitió 2 puntos a la visita en los cinco minutos iniciales y con dos triples de Lucas Ortiz, pudo pasar al frente por primera vez en el partido. El parcial en 6 minutos fue de 13-2 porque las buenas defensas se repetían y eso siempre genera confianza para atacar más tranquilos. En los últimos dos minutos, apareció por primera vez Baxley en el juego con 5 puntos consecutivos y era otro buen síntoma. El “cervecero” cerró el primer tiempo ganando 38-31 (20-6 en el cuarto) y con el desafío de mantener una buena defensa durante los 20 minutos restantes.

El desafío se cumplió con creces. Quilmes tuvo un muy buen tercer cuarto ratificando el trabajo hecho anteriormente con rotación de balón en ofensiva y varias vías de gol con Maciel cumpliendo una noche muy buena, pero también con Ivory Clark efectivo en tiros de tres. Así, el “tricolor” llegó a sacar 19 puntos de distancia. Boca, a pesar de que tenía en cancha a Pedro Calderón que había sido importante en el primer cuarto, no podía llegar al gol fácilmente y el dueño de casa tenía mucho que ver con eso. Los dirigidos por Ramella entraron al cuarto final con 16 de luz.

La actuación del equipo marplatense rozó la perfección por momentos porque estaba realmente fuerte en defensa, al punto tal de sacar de partido a todo Boca que sólo encontraba respuestas en Calderón o Ramírez Barrios. Quilmes tuvo circulación de pelota, espacios que fueron aprovechados, efectividad en el tiro, reparto en el goleo, pero una actuación descollante durante toda la noche de Maximiliano Maciel con 19 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias y 1 balón recuperado. Se dio el lujo incluso de cerrar el partido con juveniles que además, siguieron sumando unidades.

Una buena forma de cortar con la racha de 6 partidos perdidos y de 4 consecutivos en Once Unidos. Cuando Quilmes defiende, la historia cambia y eso fue lo que demostró hoy el equipo de Leandro Ramella.

Síntesis

Quilmes (MDP) 83: Luca Vildoza 2; Walter Baxley 13, Maximiliano Maciel 19; Ivory Clark 11 y Tayavek Gallizi 11 (FI), Lucas Ortiz 6, Luis Cequeira 5, Bruno Sansimoni 3, Agustín Lecona 2, Federico Marín 0 y Diego Romero 11 – DT: Leandro Ramella

Boca Juniors 61: Lucas Faggiano 9, Isaac Sosa 6, Lucas Gargallo 2, Fabián Ramírez Barrios 14 y Pedro Calderón 11 (FI), Dillon Sneed 4, Nicolás Copello 0, Jonatan Treise 3, Axel Weigand 1, Matías Sandes 5 y Rodrigo Funes 6 – DT: Ronaldo Córdoba

Parciales: 18-25, 38-31 (20-6), 60-44 (22-13) y 83-61 (23-17)
Árbitros: Leonardo Salazar y Fernando Sampietro
Estadio: “Once Unidos” de Mar del Plata

LO QUE LE QUEDA

El “cervecero” emprenderá ahora su última gira de la fase regular con partidos difíciles ante Atenas, Libertad, Estudiantes de Concordia y Sionista, antes de volver a Mar del Plata para cerrar esta etapa ante el propio conjunto de Paraná y luego el “clásico” en el Polideportivo. Seis partidos para asegurarse la ventaja de localía en los playoffs.