Santiago Belza: «No me queda nada pendiente en Peñarol»

Antes de irse a México donde será asistente técnico de Dorados de Chihuahua, el marplatense Santiago Belza habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9): «siento que no me guardé nada».

El entrenador marplatense Santiago Belza. (Foto: Prensa Peñarol)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Dentro de los argentinos que apostaron a continuar sus carreras deportivas en el básquet de México, está el marplatense Santiago Belza que dejó Peñarol para transformarse en el asistente técnico de Dorados de Chihuahua en la LNBP.

En medio de su ajetreada agenda previa al viaje para comenzar con su labor el 10 de septiembre, pudo hablar a través de Marca Deportiva Radio (FM 99.9) explicando su decisión: «la liga mexicana está en crecimiento y es una de las cosas que me entusiasmaba para tomar la decisión de irme. Todo comenzó hace varios meses cuando estaba la cuarentena, me comentaron que había un entrenador en México que estaba buscando asistente. después se vino toda la cuarentena e incluso asumí que había quedado en la nada».

Pero cuando empezó la reactivación, volvieron los contactos con el entrenador: «en junio me escribió directamente Gustavo Pacheco y comenzamos a hablar, le interesa la idea de que hablara inglés porque se permiten hasta 4 extranjeros. Ya trabajé en el exterior y estudié inglés casi toda mi vida. Después tuvimos otra entrevista más formal donde le mostré como trabajaba, se dio todo y llegó el ofrecimiento formal hasta marzo o abril del año que viene», contó sobre el proceso de conocimiento con un entrenador con el que nunca trabajó.

No será su primera experiencia fuera del país y se repite un factor común, no será asistente de un DT argentino: «cuando fui a Bahrein me llamó un entrenador de allá, me ha pasado y entiendo que pasa y que se da. Es un gran esfuerzo de las dos partes, hay que acostumbrarse al trabajo de ambos».

Por otro lado, en sus palabras prácticamente cerró un ciclo como asistente dentro de Peñarol de Mar del Plata donde terminó de formarse y se dio el lujo de trabajar con grandes Head Coach de la Liga Nacional: «siento que en Peñarol no me he guardado nada porque no me quedó nada pendiente en el club, nos han tocado momentos buenos y momentos malos, pero mi tarea como asistente la he cumplido y me hubiera gustado terminar esta temporada, pero no se pudo».

Ahora tiene un desafío importante porque Dorados se está armando para pelear una Liga con características particulares y que terminará en diciembre. Para ello sumó a jugadores argentinos como Juan Brussino y Kevin Hernández, además de otros valores de paso por nuestro país como Rigoberto Mendoza: «el equipo es competitivo, cuando hablamos con el entrenador y me sugería nombres que le pasaban los agnetes, eran todos nombres de jugadores importantes de Argentina. Brussino es uno de los mejores bases del país y estaba jugadno en el puntero de la Liga, puede ayudar a ganar partidos y lo mismo con Kevin Hernández. Es un club serio que quiere hacer las cosas bien», finalizó Belza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *