Quilmes dio cátedra en el Poli

Con otra actuación magnífica de Eric Flor, Quilmes se recuperó del traspié del jueves superando a Olímpico de La Banda por 90 a 80 en el Polideportivo. El escolta sumó 36 puntos, mientras que Facundo Giorgi fue el goleador de la visita con 16.

previous arrow
next arrow
Slider

Por Jordan Pérez Urrutia (@JordanPerezU)

Quilmes (3-2) superó a Olímpico de La Banda (2-4) por 90 a 80 y logró así su primer triunfo como local en La Liga. Los dirigidos por Javier Bianchelli se recuperaron de la sorpresiva derrota ante Comunicaciones y tuvieron nuevamente a Eric Flor como figura gracias a sus 36 puntos, dos recobres y tres asistencias. El próximo compromiso será también el último del año calendario, este jueves a las 21, recibiendo a Hispano Americano de Río Gallegos.

El juego comenzó con mucho dinamismo de uno y otro lado, pero la diferencia pasó por el cómo: Quilmes movió bien la pelota y encontró claras situaciones en ataque, mientras que Olímpico no encontró ideas y pareció forzar demasiado sus ofensivas. En esa tónica, los locales se sintieron cómodos e incrementaron su dominio con una gran defensa como base. El “Tricolor” aplicó un básquet perfecto, detuvo a su rival en siete posesiones consecutivas y generó un parcial de 17-0 (21-7), anotando de todas las formas posibles y englobando así un primer cuarto aplastante. Flor fue muy importante en ataque y aportó 12 tantos en el período que terminó con un 27 a 15 para el “Cervecero”.

Al comenzar el segundo cuarto, los de Bianchelli se siguieron mostrando mucho mejor en relación a lo hecho por los dirigidos por Hernán Laginestra. No obstante, cometieron algunos errores y desperdiciaron situaciones “a boca de jarro”, por lo que a pesar de que la diferencia llegó a ser de 17 puntos, dio la sensación de que Olímpico podía reaccionar y comenzar una remontada en cualquier momento. El equipo santiagueño se puso a tan sólo 7 puntos (36-29) tras haber detenido los embates del “Cervecero” en reiteradas oportunidades (incluso fueron seis al hilo). Sin brillar demasiado, los locales lograron meterse en partido ante un Quilmes que disminuyó mucho su efectividad (marcó sólo cuatro de sus primeros 13 tiros en el cuarto). Sin embargo, los locales cerraron la mitad con una leve mejoría y se fueron al descanso ganando por 10 tantos (44-34), tras un primer cuarto casi perfecto y un segundo parcial muy impreciso (cinco pérdidas y un 7 de 18 en tiros de campo).

En el inicio del tercer cuarto, el juego fue de “golpe a golpe” con rápidas transiciones y ofensivas de vistosa factura. Esa velocidad hizo sentir nuevamente cómodo a Flor, quien sólo había anotado cuatro puntos en el segundo período y en ese arranque ya había registrado 12 puntos en cinco minutos. Quilmes produjo con más efectividad, volvió a generar una diferencia máxima (20 puntos) y dominó completamente un trámite que por momentos se había complicado ante un Olímpico que, al igual que en el primer cuarto, volvió a forzar sus ataques y tuvo una defensa muy endeble. El conjunto marplatense cerró un tercer parcial impecable y se fue al último cuarto ganando por 68 a 48.

Olímpico tuvo todos los problemas habidos y por haber, no tuvo ideas ofensivas, no rotó bien el balón y en defensa no pudo anular los precisos tiros externos del “Tricolor”. El “Negro bandeño” abusó de las penetraciones y obtuvo resultados positivos, pero en cancha propia no defendió como debía por lo que el margen no disminuyó demasiado. La sensación que dio el desarrollo del último parcial, fue que Quilmes se llevaría el partido jugando en uno de sus mejores niveles en esta temporada y apoyándose nuevamente en el tridente conformado por Nicolás Ferreyra, Iván Basualdo y Flor. Restó que pasara el tiempo y el “Cervecero” cerró el juego con mucha comodidad y de forma contundente (90 a 80).

El equipo de Bianchelli englobó tres cuartos de ensueño ante un Olímpico de La Banda muy deslucido e irreconocible. A la brillante actuación de Flor, hay que sumarle al gran movimiento de balón por parte de Ferreyra y Enzo Ruiz (ocho y siete asistencias, respectivamente) y el buen partido de Basualdo (13 puntos y seis rebotes). En el siguiente juego, Quilmes despedirá este 2017 ante Hispano Americano en el Polideportivo. El “Cervecero” recibirá al equipo de Río Gallegos desde las 21 de este jueves.

Síntesis

Quilmes (MDP) 90: Nicolás Ferreyra 7, Eric Flor 36, Enzo Ruiz 3, Ricardo Sánchez 4 e Iván Basualdo 13 (FI), Bruno Sansimoni 5, Bruno Provenzano 0, Maximiliano Maciel 0, Tomás Reimundo 0, Emiliano Basabe 10, Omar Cantón 12 y Juan Esteban De La Fuente 0 – DT: Javier Bianchelli

Olímpico (La Banda) 80: Maximiliano Stanic 9, Michael Jackson 11, Rodney Green 4, Ramón Clemente 11 y Damián Tintorelli 7 (FI), Facundo Giorgi 16, Emilio Giménez 0, Luciano Ortiz 2, Vincent Simpson 4, Matías Bernardini 5 y Michael Fraser 11 – DT: Hernán Laginestra

Parciales: 27-15, 44-34 (17-19), 68-48 (24-14) y 90-80 (22-32)

Árbitros: Pablo Estévez, Alejandro Ramallo y Sebastián Moncloba

Estadio: Polideportivo «Islas Malvinas» de Mar del Plata