Quilmes le dio batalla al campeón hasta donde pudo

El «cervecero» convirtió 15 triples para mantenerse en juego ante San Lorenzo, pero en el último cuarto Nicolás Aguirre (25 puntos) quebró el juego para que triunfe el local por 105 a 87. Bolívar, Ortiz y Vassirani se destacaron en la visita.

Eduardo Vassirani en la lucha con Meyinsse. (Foto: Marcelo Figueras – LNB.com.ar)

Quilmes batalló y tuvo una gran noche con el tiro a distancia, pero no pudo con el campeón San Lorenzo. Los marplatenses cayeron 105 a 87 y acumulan 4 derrotas en igual cantidad de presentaciones. 

Lucas Ortiz y Mateo Bolívar fueron goleadores con 18 y 17 puntos; además de otra buena tarea de Vassirani en la pintura con 13 unidades y 10 rebotes. Por su parte, los de Boedo tuvieron como gran figura a Nicolás «Penka» Aguirre con 25 puntos, 10 asistencias, 6 recobres y 2 recuperos. El conjunto de Bianchelli tuvo 15 de 31 en triples. 

Rápidamente el tricampeón de la Liga pudo marcar una buena diferencia de 9 puntos, pero frenó esa cosecha Lucas Ortiz que era el único que tenía efectividad. Dos triples le permitieron sumar 8 de los 10 puntos iniciales de su equipo para reducir la distancia a una posesión aunque le resultaba difícil vulnerar la dura defensa del «santo». Con Aguirre manejando los tiempos, pudo marcar 10 puntos de máxima e irse al descanso ganando por esa diferencia. Como dato positivo se dio el primer gol de campo de la temporada para Luciano Tantos que no tiene el goleo como principal característica pero es el máximo pasador en promedio de su equipo.

Quilmes intentó mejorar su versión con la doble base Tantos-Víctor Fernández, que además formaban la primera línea de una defensa en zona con mucho sacrificio. Ofensivamente se estaban encontrando bien Tantos con Vassirani que era el mejor del cuarto. Sin embargo, la calidad individual y colectiva de San Lorenzo lo sobrepasaba con los ingresos de Sims y Fjellerup, apoyados en la buena tarea de Calfani en la pintura. El «cervecero» necesitaba la aparición de otras vías de gol y fue Mateo Bolívar quien encabazó un buen parcial 9-0 para mantenerse en partido y no sufrir el poderío del rival que repartió muy bien su goleo. 

Los de Bianchelli volvieron del vestuario encendidos con un 8-0 provocando además 4 pérdidas seguidas en su rival para ponerse a una posesión nuevamente. San Lorenzo se pudo acomodar mejor de la mano del marplatense Marcos Mata que se empezó a hacer cargo del mal momento de su equipo para llevar otra vez la diferencia a 10 puntos. Quilmes no se rindió y con el tiro a distancia podía acercarse, pero cada vez que lo hacía, el equipo de Gonzalo García sacaba a relucir su calidad. La diferencia se mantuvo en 12 al final del parcial, pero los marplatenses marcaron 6 triples en esos 10 minutos. 

Con mucho juego por delante, el «tricolor» tenía que mantener en cancha con 4 infracciones a Vassirani, Ortiz y Bolívar pero debía arriesgar. Los triples parecían ser la respuesta más efectiva de la noche, pero la tranquilidad de Nicolás Aguirre para manejar los tiempos del partido y convertir triples a pie firme no le permitían acercarse nunca peligrosamente. Promediando el cuarto, el local lo terminó de quebrar sacando 20 puntos y ya no había reacción posible. 

Quilmes lo luchó hasta donde pudo pero sumó su cuarta derrota en igual cantidad de presentaciones ante el tricampeón de la Liga Nacional que además conservó su invicto. 

Síntesis

San Lorenzo 105: Nicolás Aguirre 23, Dar Tucker 4, Marcos Mata 15, Mathias Calfani 7 y Jerome Meyinsse 10 (FI), Máximo Fjellerup 6, José Vildoza 0, Donal Sims 9, Joel Anthony 4 y Tyrone Curnell 6 – DT: Gonzalo García

Quilmes (MDP) 87: Luciano Tantos 7, Mateo Bolívar 17, Lucas Ortiz 12, Sebastián Morales 9 y Eduardo Vassirani 13 (FI), Maximiliano Maciel 8, Juan De La Fuente 2, Víctor Fernández 5 – DT: Javier Bianchelli

Parciales: 27-17, 48-38 (21-21), 77-65 (29-27) y 105-87 (28-22) 

Árbitros: Leonardo Salazar, Alejandro Zanabone y Raúl Lorenzo

Estadio: «Roberto Pando»