Ilusionate

Quilmes superó a Bahía Basket por 75 a 68 y se ilusiona con llegar a un puesto de playoff en la Liga Nacional. Luca Vildoza se destacó como figura del conjunto ganador, mientras que Vaulet tuvo una tarea muy completa para la visita.

previous arrow
next arrow
Slider
Por Jordan Pérez Urrutia (@JordanPerezU)

Luego de jugar tres cuartos muy buenos, Quilmes (15-19) venció a Bahía Basket (20-13) por 75 a 68. El jugador destacado del encuentro fue Luca Vildoza, quien aportó 19 tantos, cuatro recobres, cinco asistencias y un robo. En la visita, quien tuvo un buen partido fue Juan Pablo Vaulet gracias a sus 17 puntos, 10 rebotes y una asistencia. Nuevamente, Diego Cavaco fue baja en el “Cervecero” por una distensión.

En el local además, se destacó Iván Basualdo con 14 tantos y nueve rebotes.

Luego de disputar tres juegos en la ruta, el “Tricolor” regresó al Polideportivo y derrotó a Hispano Americano de Río Gallegos gracias a su gran defensa y un excelente segundo tiempo en todos los aspectos del juego.

Aquella victoria, que hoy parece lejana, le permitió a los de Javier Bianchelli soñar con una plaza en Playoffs y confirmar definitivamente que serán férreos contendientes por la sexta ubicación de la Conferencia Sur. Los diferentes resultados acompañaron a los “Cerveceros” y, si bien la temporada aún es larga, hoy están muy cerca de lograr su cometido.

El contendiente de esta noche fue Weber Bahía Basket. El equipo bahiense llegó al juego de esta noche en un excelente momento, tanto en la Liga de las Américas (accedió a semifinales) como en la Liga Nacional (derrotó a Peñarol en su último compromiso).

Además, siempre representa un rival muy difícil para cualquier equipo ya que se afirmó en la parte alta de la tabla de posiciones (Se ubica tercero en la Sur con un récord de 20-13), cuenta con un consistente estilo de juego instaurado por Sebastián Ginóbili y con jugadores en un gran nivel como Máximo Fjellerup o Lucio Redivo.

Quilmes comenzó el encuentro con precisión y una defensa digna de enmarcar ante un equipo que se destaca por su ofensiva. Rápidamente generó una ventaja de 11 a 2, Bahía demostró falencias que pocas veces exhibe y Quilmes supo aprovecharlas.

La defensa del equipo generó que los bahienses no se sintieran cómodos en ningún momento. Al ver que el “Cervecero” generó su ventaja máxima de 13 hasta el momento (19-6), Ginóbili pidió “minuto” para volver a meterse en partido.

Quilmes jugó un excelente primer cuarto y anuló a jugadores claves de la visita, como lo son Fjellerup y Redivo. La ventaja al descanso fue de 26 a 15 para los “Cerveceros”.

Ivory Clark abrió el segundo cuarto con un triple y estiró la ventaja máxima a 14 tantos. Quilmes estaba jugando el partido perfecto, la incógnita era saber si podría aguantar los tres cuartos restantes. El margen rondó los 10 tantos durante gran parte del cuarto. A pesar de sentir un bajón de intensidad con el ingreso de sus suplentes, el “Tricolor” siempre estuvo a la cabeza gracias a su gran labor en conjunto.

Luca Vildoza estaba teniendo una gran noche y su equipo lo sentía: Fue clave con 12 puntos y cuatro recuperos en la primera mitad. El segundo cuarto del “Cervecero” fue tan bueno como el primero y la poca precisión de la visita dio cuenta de ello (11 de 25 en tiros de campo), al entretiempo el resultado fue un claro 45 a 32 a favor del “Tricolor”.

Al volver de los vestuarios, Quilmes se mostró poco certero y, en cuanto a rendimientos, muy distante a lo mostrado durante la primera mitad. Debido a esto y con cinco minutos restantes en el cuarto, la visita se recuperó y dio vuelta el marcador gracias a un certero triple de Facundo Corvalán (47-48).

Con un parcial de 23 a 2, los de Ginóbili se despertaron y crearon una ventaja de nueve tantos con dos minutos por jugar. Dos puntos, tan sólo dos puntos fueron los que marcó el “Cervecero” en aquel tramo del tercer cuarto en el que se derrumbó todo lo hecho en la primera mitad. Finalmente el resultado del período fue un 26 a 4 en favor de Bahía Basket (49-58).

El último cuarto fue muy parejo: Bahía Basket intentó no disminuir su intensidad y Quilmes reducir el margen. El ingreso del juvenil Jeffrey Merchant le aportó mucha energía al equipo en defensa y el “Cervecero” logró acortar la distancia a tan solo tres tantos con siete minutos por jugar (58-61).

El juego se tornó más atrapante y parejo de cara al cierre. Gracias a un parcial de 12-2, Quilmes logró empatar el marcador con tres tiros libres de Vildoza (79-67, con dos minutos por jugar).

El final fue de alta tensión, pero el “Tricolor” logró mejorar mucho y dejar atrás el paupérrimo tercer cuarto. Clark, con un certero triple en la última posesión, dejó a Quilmes arriba en el marcador por 75 a 68. Con nueve segundos por jugar, Bahía no pudo marcar y Quilmes terminó ganando un partido tan importante como luchado.

Tras un tercer cuarto para el olvido, el “Cervecero” venció a un duro oponente, lo que representa una gran paso de cara al ingreso a Playoffs, sin embargo, el camino aún es largo. Ahora y tras la postergación de su gira, Quilmes tendrá dos semanas de descanso antes de su compromiso ante Boca el miércoles 1 de marzo. El “Tricolor” y el “Xeneize” se enfrentarán en el Islas Malvinas desde las 21.

Bahía Basket, en tanto, regresará al “Osvaldo Casanova” para enfrentar también al débil Boca Juniors este sábado 25 a las 21.

Síntesis

Quilmes (MDP) 75: Luca Vildoza 19, Eric Flor 7, Tracy Robinson 7, Ivory Clark 11 e Iván Basualdo 14 (FI), Ariel Eslava 4, Jeffrey Merchant 2, Bruno Sansimoni 2 y Enzo Ruiz 9 – DT: Javier Bianchelli

Bahía Basket 68: Facundo Corvalán 3, Lucio Redivo 20, Juan Pablo Vaulet 17, Jamal Levy 4 y Anthony Johnson 7 (FI), Jerel Blocker 0, Máximo Fjellerup 9, Fermín Thygesen 4, Ariel Ramos 3 y Hernán Jasen 1 – DT: Sebastián Ginóbili

Parciales: 26-15, 45-32 (19-17), 49-58 (4-26) y 75-68 (26-10)

Árbitros: Fabricio Vito y Julio Dinamarca

Estadio: Polideportivo «Islas Malvinas» de Mar del Plata