Peñarol ganó un clásico para el infarto

En un clásico muy importante para el futuro de ambos, Peñarol logró un triunfo esencial ante Quilmes por 98 a 96 y ratifica su buen momento. Steffphon Pettigrew fue el jugador destacado del juego con 20 puntos mientras que Eric Flor volvió a ser el goleador con 27.

A - Quilmes - Peñarol 31
A - Quilmes - Peñarol 29
A - Quilmes - Peñarol 30
A - Quilmes - Peñarol 27
A - Quilmes - Peñarol 28
A - Quilmes - Peñarol 26
A - Quilmes - Peñarol 25
A - Quilmes - Peñarol 20
A - Quilmes - Peñarol 21
A - Quilmes - Peñarol 22
A - Quilmes - Peñarol 23
A - Quilmes - Peñarol 24
previous arrow
next arrow

Por Jordan Pérez Urrutia (@JordanPerezU)

Tras un cierre increíble y para el infarto, Peñarol (8-11) se llevó el segundo clásico de la temporada al derrotar a Quilmes (6-14) por 98 a 96. Con este triunfo, los de Leonardo Gutiérrez lograron alejarse aún más de la parte baja de la tabla y hundieron a su clásico rival, que hoy por hoy, se encuentra en la posición 19 junto a Salta Basket.

La figura del apasionante encuentro fue Steffphon Pettigrew gracias a sus 20 puntos, cinco rebotes y dos asistencias. Además, Kyle Lamonte registró 20 tantos y cinco asistencias y fue muy importante en el cierre del juego. En tanto, el destacado del “Tricolor” fue Eric Flor con 27 puntos, siete recobres y cuatro asistencias.

Peñarol empezó con mucha intensidad defensiva y la ausencia de Diego Guaita (desgarro en uno de sus gemelos) y Nicolás Gianella en la base (desgarro en el isquiotibial izquierdo). El juego del “Milrayitas” pasó por el poste bajo con Martín Leiva y fue éste quien aportó los primeros cinco puntos de su equipo. Quilmes, en cambio, encontró en los errores de su rival (tres pérdidas) la posibilidad de correr la cancha, pero a pesar de esto, forzó mucho sus ataques con Eric Flor a la pintura y la efectividad no se hizo presente (0 de 6 en tiros de campo para el ex San Lorenzo). La paridad fue notoria en la primera parte del cuarto hasta que los dirigidos por Leonardo Gutiérrez comenzaron a dominar el poste bajo y sacaron una pequeña luz de ventaja en el tanteador (seis puntos). Sin embargo, “Ricky” Sánchez marcó ocho tantos consecutivos para su equipo y a éste se le sumó Flor con cinco para que de esa forma Quilmes se mantuviera siempre cerca en el tanteador al final del primer período (24 a 23 a favor de Peñarol).

El inicio del segundo cuarto exhibió un gran nivel ofensivo de ambos equipos. Pero lo positivo para Peñarol fue la buena aparición de Alejandro Alloatti en sus minutos reemplazando la gran labor de Leiva en la pintura. Luego del período previo de rachas, la igualdad fue más notoria puesto que ningún equipo pudo despegarse demasiado en el marcador; no obstante, Quilmes logró anular los ataques del rival en el poste bajo, zona de la cual abusó el “Milrayitas” en su búsqueda de puntos (0 de 5 en triples hasta mediado el cuarto). A pesar de esto, la intensidad defensiva del “Cervecero” le terminó jugando en contra y cayó en un problema de faltas que favoreció mucho a un Peñarol que se fue al descanso largo ganando por 43 a 38, gracias a una gran defensa (1 de 7 en tiros de campo para Quilmes en el cierre de cuarto).

El tercer cuarto tuvo una tónica similar al inicio del juego con un “Milrayitas” jugando al poste bajo y corriendo en defensa para no permitir los letales contragolpes de un “Cervecero” que tuvo dificultades para anotar en la zona pero encontró valiosos puntos desde la línea del triple. Peñarol siguió apoyándose en la potencia de Steffphon Pettigrew (20 puntos hasta este cuarto) para lastimar la llave de un “Tricolor” que sufrió el dominio de su clásico rival en la primera mitad del parcial. Quilmes fue desde atrás casi todo el cuarto hasta que empató gracias a la defensa en zona y los contragolpes (parcial de 7-0). Sin embargo, en ese momento Peñarol se volvió a recuperar con dos triples y nuevamente cerró con dominio y autoridad otro cuarto (68 a 61 para los de Gutiérrez).

En el arranque del último parcial, Peñarol alcanzó su máxima diferencia de 11 puntos (74-63) y se encaminó a extender su dominio también a este período. Con el avance de los minutos, las ofensivas del “Milrayitas” empezaron a ser demasiado forzadas y apresuradas por lo que Quilmes pudo trabajar en base a sus buenas series defensivas y se volvió a meter en juego. No obstante, cada vez que se acercaban, Kyle Lamonte (10 tantos en el cuarto) marcó del otro lado siendo así el reemplazo ofensivo del goleador Pettigrew. El “Tricolor” no podía hilar buenas defensas con ofensivas certeras y el tiempo avanzaba, por lo que la corta diferencia parecía cada vez más amplia (10 puntos de margen con dos minutos por jugar). El cierre fue más apasionante de lo esperado gracias a los tres libres errados en Peñarol y los triples de Sánchez y Flor en Quilmes, que los dejaron a sólo un doble abajo con 27 segundos por jugar. Pero finalmente el reloj apremió a un “Cervecero” que se quedó muy cerca del batacazo.

En sus próximos juegos, ambos equipos recibirán a San Martín de Corrientes. Quilmes lo hará a las 21.30 de este miércoles 28, mientras que Peñarol será local este viernes 2 de marzo a la misma hora.

Sintesis

Quilmes (MDP): Nicolás Ferreyra 15, Eric Flor 27, Enzo Ruiz 12, Ricardo Sánchez 22 e Iván Basualdo 7 (FI), Bruno Sansimoni 0, Omar Cantón 7, Emiliano Basabe 6, Juan De la Fuente 0 y Maximiliano Maciel 0 – DT: Javier Bianchelli

Peñarol (MDP): Nicolás Zurschmitten 9, Kyle Lamonte 20, Steffphon Pettigrew 20, Alejandro Diez 13 y Martín Leiva 14 (FI), Juan Ignacio Marcos 7, Jonatan Slider 5, Nicolás Franco 0, Joaquín Valinotti 0, Juan Fernández 0, Alejandro Alloatti 10 – DT: Leonardo Gutiérrez

Parciales: 23-24, 38-43 (15-19), 62-68 (23-25) y 96-98 (35-30)

Àrbitros: Leonardo Salazar, Roberto Smith y Javier Sánchez

Estadio: Polideportivo «Islas Malvinas» de Mar del Plata