Lucas Ortiz: «Me quedaría toda la vida en Quilmes»

Así lo afirmó el escolta que se suma al «cervecero» para su segundo ciclo en el club. En Marca Deportiva Radio (FM 99.9) destacó que «tengo recuerdos muy lindos acá» y además opinó sobre las posibilidades del equipo: «será un año muy duro».

Lucas Ortiz habló con Marca Deportiva. (Foto: Archivo Carlos De Vita)

Quilmes apenas sumó dos jugadores en lo que va de la pre-temporada y en la confección de su plantel para la próxima temporada de la Liga Nacional. La última incorporación fue Lucas Ortiz un conocido de la casa que además, dejó buenos recuerdos en la institución durante sus tres temporadas.

En diálogo con Marca Deportiva Radio (FM 99.9) el escolta destacó que «estoy super contento de volver a un club como Quilmes donde los recuerdos son todos muy lindos. Tenemos ganas de tener un buen año y que al equipo le vaya lo mejor posible». Al igual que Sebastián Morales vienen ambos de jugar en la Liga Argentina la última temporada y al respecto, puntualizó que «es un categoría que está super pareja, hay muchos equipos que siempre intentan llegar al ascenso. Se pone dura desde lo físico, hay muchos partidos seguidos y en eso se parece a la Liga Nacional. Es un desgaste muy grande». 

La llegada de los jugadores de la segunda división del básquet argentino a la élite, tiene que ver con la imagen que van dejando: «siempre los equipos miran a los jugadores del exTNA, creo que desde lo físico en la Liga Argentina se siente un poco más. En la Liga Nacional al haber mejor ejecutantes no es tanto el roce», aclaró Ortiz.

El paso anterior por la máxima categoría había sido con Quilmes equipo con el que consiguió el ascenso, pero las lesiones no lo dejaron jugar el tiempo que pretendía. «Uno siempre quiere hacer lo mejor para volver a la Liga, es mi segunda oportunidad de hacer un buen papel en la categoría. Tengo que aprovecharla y tengo ganas de estar bien». Respecto de la pubalgia que casi no lo dejó jugar en su segunda temporada en Liga Nacional, recordó que «fue uno de los peores momentos que me ha tocado pasar. Estaba mentalizado para jugar y no podía hacerlo. También sirve de experiencia para ponerme bien de la cabeza y mejorar. Todo pasa por algo».

Volver a jugar en el «cervecero» es especial porque ha dejado buenos recuerdos y también es una persona apreciada por los hinchas: «me quedaría toda la vida deportiva en Quilmes porque es un lugar que quiero mucho. Tuvimos esa suerte y el ascenso fue tremendo. Después tuvimos dos temporadas que fueron buenas y a última especialmente especial».

Su rol será el de escolta suplente y de vez en cuando, ocupar la posición de base también: «es el mismo trabajo que hice en mi paso anterior por el club», recordó. De todas maneras, el presente es muy distinto porque la Liga Nacional ha mostrado una diferencia importante desde el poderío económico de algunos clubes: «hay equipos que están manejando un mercado absolutamente alto. Pueden armar el equipo a gusto, pero nosotros debemos armar un buen grupo para fortalecernos. Será un año duro pero nunca fue fácil para Quilmes», finalizó.