Se presentó el clásico del viernes

Esta tarde se presentó en la sede de Peñarol el clásico que animarán el próximo viernes el «Milrayitas» y Quilmes en el Polideportivo «Islas Malvinas». Estuvieron presentes los presidentes, entrenadores y capitanes de cada equipo.

previous arrow
next arrow
Slider

Por Jordan Pérez Urrutia (@JordanPerezU)
Fotos: Carlos De Vita

El clásico de la ciudad fue presentado hoy por la tarde en la sede social del club Peñarol ubicada en Garay al 2524. Mediante una conferencia de prensa se anunció el encuentro entre Peñarol y Quilmes, que será además el debut de ambos conjuntos en una nueva temporada de la Liga Nacional de Básquetbol.

Estuvieron presentes Domingo Robles y Pablo Zabala (presidentes de Peñarol y Quilmes, respectivamente), Marcelo Richotti y Javier Bianchelli (entrenadores) y Leonardo Gutiérrez y Luca Vildoza (capitanes). Además fue parte de la conferencia de prensa, Carlos López Silva quien asistió en representación del Emder.

El primero en tomar la palabra fue Robles, quien se mostró orgulloso y feliz por el trabajo en conjunto de ambas instituciones y destacó que «el principal objetivo es que la gente vuelva a la cancha. Es necesario incrementar la concurrencia de público para que los dos clubes podamos sobrevivir a esta etapa de la Liga Nacional, en la que algunos equipos tienen una clara superioridad económica en relación a otros”.

Así mismo, Pablo Zabala, quien en primer lugar agradeció el recibimiento por parte de Peñarol afirmó que la familia debe volver a la cancha y que las dos dirigencias defender el clásico “a capa y espada para que verdaderamente sea una fiesta”.

Por otra parte, ambos directores técnicos aseguraron que sus planteles se encuentran en una etapa de construcción.

«Estamos tratando de encontrar una identidad de juego que nos permita poder desarrollar todas las virtudes y capacidades de los jugadores en lo individual, llevándola al esquema de equipo que pretendemos tener», dijo Marcelo Richotti, entrenador “milrayita”.

Javier Bianchelli, técnico del cervecero, siguió con la misma tónica: «Estamos tratando de buscar el estilo de juego. Creo que estamos por debajo del 50% de lo que podemos dar como equipo. Es un plantel joven, con algunos jugadores de experiencia, pero vamos a trabajar en las virtudes individuales para ir de a poco construyendo un equipo».

Sobre volver a Quilmes y dirigir su primer clásico, comentó: “Tiene una cuota emotiva muy especial para mí. Hoy disfruto cada segundo, cada práctica, cada conferencia de prensa, la verdad que es todo muy especial”.

Luego llegó el turno de los capitanes. Leo Gutiérrez, emblema de Peñarol expresó: “Jugar un clásico siempre es especial. Esperemos estar a la altura del partido y que sea un buen juego”. Sobre las incorporaciones del equipo comentó que es necesario conocerse y trabajar mucho para afrontar la temporada: “Tenemos que lograr que las virtudes que tiene cada jugador sean las mejores armas para el equipo”.

En cuanto a la recuperación de su lesión – desgarro en el sóleo de la pierna izquierda – aseguró que se encuentra al cien por ciento, aunque físicamente no está en su mejor nivel.
Por su parte, Luca Vildoza, habló sobre su nuevo rol de capitán: “Ser elegido capitán del equipo, me cambia. Siendo tan chico haber recibido esta responsabilidad por parte de Javier, me hace intentar madurar cada día más. Esta temporada voy a tratar de ser un líder más positivo”. Además, se refirió a la preparación del plantel: “Si logramos buena química, podemos llegar a ser un equipo duro”.

Esta no será la única vez que el clásico se presentará de esta forma. Las cuatro veces que se enfrenten durante esta temporada se brindará una conferencia de prensa en una sede, siendo siempre el local del cotejo quien oficie de anfitrión.

Este viernes 23, desde las 20 y en el Polideportivo Islas Malvinas, Peñarol y Quilmes se verán las caras nuevamente. En lo que será la edición 109 del clásico más importante, no solo de la ciudad y el país, sino que de toda Sudamérica.