El hincha de Peñarol tuvo su día

El «Día del Hincha» en Peñarol contó con el apoyo de una numerosa cantidad de público que acompañó la presentación oficial del plantel y un partido que ganó el equipo blanco sobre el azul por 89 a 60.

El plantel completo de Peñarol en la presentación de esta tarde.

Por Jordan Pérez Urrutia (@JordanPerezU)

Peñarol vivió esta tarde en el MicroEstadio «Domingo Robles» su «Día del Hincha» excusa perfecta para presentar oficialmente a sus jugadores y cuerpo técnico apenas a unos días del inicio de la competencia oficial y después del Cuadrangular de Campeones.

La gente respondió en consecuencia llenando la sede del club y colocando además una numerosa cantidad de banderas que junto con los habituales cánticos, generaron que los jugadores ya tengan un indicio de lo que será la temporada.

La fiesta comenzó con la presentación de todo el plantel y, a su vez, de la indumentaria que vestirá el “Milrayitas” a lo largo de una nueva temporada de La Liga. A continuación, tanto Alejandro Diez como Leonardo Gutiérrez se dirigieron al público para agradecerle su apoyo incondicional.

Peñarol se dividió en dos equipos de ocho. El equipo blanco estuvo conformado por Joaquín Valinotti, Jonatan Slider, Steffphon Pettigrew, Alejandro Alloatti, Diego Guaita, Vittorio Fazzini y Agustín Bugnar. El azul, por su parte, contó con Francisco Gutiérrez, Nicolás Gianella, Tomás Monacchi, Karl Cochran, Ricardo Glenn, Bernardo Cimino, Nicolás Franco y Juan Martín Fernández. Ale Diez, Nicolás Zurschmitten, Jerónimo Barón y Juan Ignacio Marcos aún se están recuperando de sus respectivas lesiones, por ende, no tuvieron minutos.

En el inicio del juego, ambos equipos se mostraron muy efectivos al momento de intentar sumar con lanzamientos de media y larga distancia. Sin embargo, Slider comenzó con mucha confianza e intensidad, éstas se transmitieron a sus compañeros del equipo blanco (Valinotti, Pettigrew, Alloatti y Guaita) para transitar con solidez el primer cuarto e irse al primer descanso con una buena ventaja de 21 a 12. En este período el juego estuvo marcado por el constante uso de jugadas elaboradas y el pase extra a la pintura para un Pettigrew letal en esa zona.

En el segundo cuarto, Karl Cochran tomó lanzamientos con mucha confianza, la efectividad no lo acompañó, pero demostró, en parte, que cree en sus facultades ofensivas. El equipo blanco manejó ventajas de 15 tantos y siguió mostrándose más entero en ambos lados de la cancha en un período en el que los jugadores corrieron más al contragolpe. En este parcial las paridades de disiparon por lo que el resultado al entretiempo fue para los blancos por 46 a 26.

Al volver del entretiempo, la tónica del compromiso no distó demasiado de lo visto en la primera mitad. El juego siguió siendo vistoso y de alto nivel, sobre todo, de la mano de un Cochran que demostró su tipo de juego: Ser tirador. El equipo azul tuvo reacción y se volvió a poner a tan sólo siete tantos, pero Guaita estuvo encendido desde el perímetro y le dio a su equipo una amplia ventaja de cara al último cuarto (54-66).

En el parcial final, los del equipo blanco manejaron con más tranquilidad sus ventajas en el tanteador y en base a buenas defensas y efectivos contragolpes, terminó sellando la victoria. El equipo azul, por su parte, no fue lo suficientemente certero y dependió demasiado de los ataques de Cochran. Si bien sobre el cierre la mayoría de los titulares descansaron, el margen final fue de 29 puntos (60-89).

El resultado fue una excusa, el partido en sí también; la verdadera historia en la tarde del lunes era que los jugadores y la hinchada ya entren en clima de competencia y puedan tomar contacto con el interesante plantel que armó Leo Gutiérrez, el ícono del «milrayitas» que el viernes ante Gimnasia de Comodoro Rivadavia hará su debut oficial en La Liga como entrenador.