Quilmes hizo su show de fin de año

El «Cervecero» jugó un gran partido ante uno de los animadores de la Liga Nacional y venció a Estudiantes de Concordia por 83 a 64. Eric Flor y Luca Vildoza tuvieron una gran tarea anotando, tomando rebotes y asistencias. En conjunto, a pesar de las ausencias de Ruiz y Eslava, ejecutó una gran defensa. Powell fue el goleador visitante con 20 puntos.

wp-1482113950526.jpg
wp-1482113945213.jpg
wp-1482113937225.jpg
wp-1482113917435.jpg
wp-1482113924737.jpg
wp-1482113931175.jpg
wp-1482113910393.jpg
wp-1482113905025.jpg
wp-1482113889381.jpg
wp-1482113873018.jpg
wp-1482113853973.jpg
wp-1482113827091.jpg
previous arrow
next arrow

Quilmes, en su última presentación del año, dio una gran función defensiva ante uno de los mejores equipos de la temporada y le ganó a Estudiantes de Concordia por 83 a 64 en el Polideportivo «Islas Malvinas».

El trabajo de Eric Flor con 28 puntos, 6 rebotes y 1 asistencia; mientras que el capitán Luca Vildoza terminó también con muy buenos números (29-6-4). Ricardo Powell se destacó en la visita con 20 puntos (muchos en el tramo final), 9 rebotes y 5 asistencias.

El conjunto marplatense venía de recibir un golpe ante Atenas de Córdoba, pero sabía que por delante contaba con una oportunidad de mostrar su valía. Eran puntos importantes las ausencias por lesión de Enzo Ruiz y Ariel Eslava, pero cada vez que le faltaron jugadores, se hizo fuerte el equipo de Bianchelli.

Estudiantes, que ya está clasificado para el Super 4 de enero, llegaba con una gran producción ofensiva 48 horas atrás en el mismo escenario pero ante Peñarol y siendo además el tercer promedio de goleo de la temporada.

Quilmes tuvo un buen inicio porque buscó neutralizar el pase que profundiza las acciones de la visita desde el perímetro a la pintura. Lo pudo bloquear y además fue efectivo en el aro rival para marcar un 10-2 inicial. Flor y Vildoza fueron precisos y como contrapartida, los de Concordia no encontraron buenas opciones ofensivas. No le duró todo el parcial y por eso, Estudiantes se pudo acercar con buenos pases y la aparición de Tucker en el partido. De todas maneras, el tiro exterior lo volvió a revivir al local (4 de 8 en el cuarto) para irse al descanso arriba por 6.

Las infracciones fueron una tendencia en el inicio del segundo tramo del juego. Los dos se quedaron sin gol y la búsqueda de Quilmes ahora pasaba buscar el 1 contra 1 en la pintura generando muchas excursiones a la línea que no pudo aprovechar. Defensivamente estaba haciendo una gran tarea porque en la mayoría de los puestos tenía desventaja física. Después de haber sacado 10 puntos, despertó el conjunto de Laginestra, empezó a tomar rebotes, robar pelotas y correr la cancha para poner un 8-0. Las preocupaciones además estaban en la acumulación de infracciones porque Clark, Cavaco y Robinson ya tenían 3.

Los triples de Cavaco le dieron aire en el marcador para otro buen pasaje ofensivo, pero sabía que tenía que mejorar en su efectividad con los libres (8 de 16). Marín (11 puntos) fue un factor determinante para que la visita cerrar el parcial abajo por 6.

La intensidad defensiva otra vez se volvió clave para sacar una buena diferencia, porque empezó a tomar segundas opciones en ambos aros y estiró la ventaja a 16 (49-33) permitiendole apenas 3 unidades (todos desde la línea) en 5 minutos a un equipo que tiene un gran poder de gol.  Promediando el parcial apareció la mejor versión «cervecera» porque le añadió capacidad ofensiva en base a los puntos y asistencias de Eric Flor y lo que siempre aporte Vildoza. Sacó 22 de luz y era difícil encontrar alguien destacado en Estudiantes, aunque Javier Justiz tuvo un buen tramo final. La diferencia era importante, pero sabía el «tricolor» que no se podía descuidar.

El inicio del último tramo del partido, no cambió la tendencia de toda la noche porque la intensidad se mantuvo (no tan fuerte como en otro tramos del juego) y con eso podía mantenerse lo suficientemente lejos. Sabiendo sus limitaciones, sobre todo con poca rotación, otra vez sacó a relucir Quilmes su defensa, una clave para ganar cualquier partido que se proponga. El cierre del año es ideal porque podrá descansar sabiendo que aún a uno de los equipos de mayor goleo de la Liga Nacional, lo puede anular. Y este triunfo, lo pondrá en el arbolito.

Síntesis

Quilmes (MDP) 83: Luca Vildoza 29, Eric Flor 28, Tracy Robinson 7, Ivory Clark 1 e Iván Basualdo 10 (FI), Diego Cavaco 8, Bruno Sansimoni 0, Jeffrey Merchant 0, Bruno Provenzano 0, Elías Iñiguez 0, Juan González Cheppi 0  – DT: Javier Bianchelli

Estudiantes (C) 64: Sebastián Orresta 4, Dar Tucker 9, Federico Marín 13, Javier Justiz 8 y Ricardo Powell 20 (FI), Leandro Vildoza 3, Jonathan Slider 0, Facundo Giorgi 4, Fernando Malara 2 y Miguel Ángel Marriaga 1 – DT: Hernán Laginestra

Parciales: 20-16, 36-30 (16-14), 63-43 (27-13) y 83-64 (20-21)

Árbitros: Pablo Estévez y Javier Mendoza

Estadio: Polideportivo «Islas Malvinas» de Mar del Plata