Quilmes, último y complicado

El «cervecero» finalizó este tramo de la Liga Nacional antes del parate por una nueva ventana FIBA en la última colocación y pugnará en el tramo final de la fase regular por salir de las últimas colocaciones. ¿Que le espera al equipo de Bianchelli?

Bianchelli y Rodríguez planean el futuro de Quilmes. (Foto: Carlos De Vita)

Quilmes no está teniendo una buena temporada y paralelamente han comenzado a repuntar los equipos que están luchando en la zona baja de la tabla de posiciones de la Liga Nacional de Básquet.

El equipo marplatense después de la derrota en el clásico del pasado sábado debía esperar que no le fueran adversos los resultados de equipos como Comunicaciones o Salta Basket que están en una lucha cuerpo a cuerpo por salir de esas últimas colocaciones.

Sin embargo, el agónico triunfo de los correntinos ante Obras (76-75) y el golpe de escena que significó la victoria de los salteños ante el líder San Lorenzo (85-70) han dejado al «cervecero» último antes del parate por la ventana FIBA que se disputará entre el 23 y el 26 de febrero en Olavarría.

La situación puede agravarse porque además los dirigidos por Fernando Rivero tienen dos partidos menos y si los ganan complicarían aún más las posibilidades a futuro de los marplatenses.

La llegada de Ricardo Sánchez que podía ser el envión que faltaba en el equipo de Bianchelli no causó el efecto esperado a punto tal que le ha costado casi de la misma forma sumar triunfos en la Liga Nacional.

Incluso el panorama que queda por delante es complicado porque los próximos partidos serán en Mar del Plata pero ante dos elencos de punta como San Martín de Corrientes (28/2) e Instituto de Córdoba (3/3). La primera gira post descanso será a Río Gallegos para jugar con Hispano Americano (6/3), Boca que ahora es entrenado por el marplatense Guillermo Narvarte (8/3) y nada menos que el puntero San Lorenzo en el «Roberto Pando» (10/3).

La buena noticia para el cierre del tercer mes del año serán una seguidilla de cuatro partidos en el Polideportivo «Islas Malvinas» que puede ser clave. El 15 de marzo jugará ante Gimnasia de Comodoro Rivadavia, el 21 frente a Bahía Basket, el 24 se medirá con Regatas de Corrientes y el 28 cerrará el mes ante Ferro.

En abril le quedará la gira por Santiago del Estero (Quimsa y Olímpico) y otra serie de cuatro juegos en casa (Obras, Atenas, Estudiantes de Concordia y La Unión de Formosa). El cierre será de visitante cruzandose con Ferro, Obras y el último partido de la Liga Nacional, tendrá que medirse con Salta Basket.