Quilmes volvió a la Liga Argentina y perdió con Del Progreso

El equipo «cervecero» cayó ante Del Progreso en Viedma por 85 a 57 en su regreso oficial a la competencia en la Liga Argentina después de casi un año. Jeffrey Merchant con 10 puntos fue el máximo anotador marplatense, mientras que Tomás Ludueña con 22 fue el mejor del partido. Mañana vuelven a jugar desde las 19.

Blake Marquardt en su estreno con la camiseta de Quilmes (Foto: Marcos Aramburu)

Quilmes volvió a jugar y eso ya es noticia. Pasó casi un año de su último partido por la Liga Argentina y esta tarde en Viedma jugó ante Del Progreso en el inicio de la competencia para esta nueva temporada. Fue finalmente con derrota 85 a 57.

No fue una buena producción ofensiva para los marplatenses que apenas tuvieron como goleador a Jeffrey Merchant con 10 unidades. Tomás Ludueña en el tramo decisivo del encuentro fue el goleador llegando a 22 unidades.

Los dos equipos sintieron en los primeros minutos la falta de rodaje. Tardaron casi 4 minutos en tener efectividad en el tiro porque todos los ataques terminaban en intentos fallidos. Ante esa sequía con conversiones de Merchant y Gago, Quilmes pudo sacar cuatro de diferencia, pero también empezó a tener precisión el equipo del sur para, dentro del goleo bajo, emparejar las acciones gracias a un parcial 13-0. Lambrisca se transformó en el jugador destacado del cotejo con su buena participación frente al aro (11 unidades). Lo pudo contrarrestar un poco Gelpi con el debut de Fuller que ingresó y en la pintura marcó la diferencia con 4 puntos para un 18-10 final.

La rotación le empezó a dar respuestas a Gelpi para tratar de mantenerse en partido porque Del Progrewso ya había encontrado su propia dinámica y sacó una máxima de 11 unidades. Con los puntos que empezaron a aportar Marquardt Blake y Raúl Pelorosso se estabilizó defensivamente y pudo acercarse mucho en el juego para cerrar el segundo parcial con la misma distancia que el primero.

Raúl Pelorosso buscando llegar al aro (Foto: Marcos Aramburu)

Quilmes batalló el partido en el regreso a la actividad, Blake tenía que ser el factor de gol pero no podía afianzarse en una casa que conoce muy bien porque jugó la última temporada allí. El tercero fue un parcial de muy poco gol para los marplatenses y eso el equipo de Kass lo aprovechó para mantenerse arriba en el marcador y de la mano de Tomás Ludueña además escaparse un poco más en el marcador. Se fueron al descanso arriba por 11 pero el «cervecero» todavía estaba en juego.

El último cuarto marcó la mayor diferencia del partido. Quilmes ya no sólo le costaba anotar sino que empezaba a sentir físicamente el trajinar de los minutos anteriores. Defensivamente no pudo sostener más el partido (le anotaron 30 puntos) y se quebró el juego un par de minutos antes de la finalización del tiempo reglamentario.

Un mal inicio para el conjunto marplatense pero en el contexto de la reanudación de la competencia tiene todavía mucho por mejorar. El siguiente paso lo dará este sábado desde las 19 cuando se mida con el Deportivo Viedma en su cancha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *