Peñarol lo perdió en la última bola ante Argentino

El equipo «Milrayitas» alternó buenas y malas durante el partido, tuvo su mejor momento en el tercer parcial y llegó a la última pelota con posibilidad de ganarlo ante Argentino de Junín. Sin embargo sufrió la derrota 88 a 87 y un golpe fuerte a sus aspiraciones de playoffs. Tony Mitchell que no pudo encestar el tiro del final, fue el goleador con 27 puntos.

Tony Mitchell fue el goleador de Peñarol (Foto: Rodrigo Valle – LNB)

Peñarol tuvo casi en la mano una victoria que podía servirle para seguir alimentando sus ilusiones de playoffs. Sin embargo, el equipo marplatense cayó 88 a 87 ante Argentino de Junín y ve esas chances ya muy lejos en el horizonte cuando le quedan dos partidos por jugar.

Tony Mitchell fue el goleador del juego con 27 puntos y gran protagonista del tramo final del partido incluso errando el último tiro de tres que podría haberle dado la victoria.

Desde el minuto uno, Argentino sacó un 8-0 con mucha efectividad en tiro de tres puntos. Los marplatenses empezaron a responder aprovechando también las desconcentraciones que empezaron a aparecer en el conjunto de Junín. El triple parecía que era la herramienta porque por esa vía volvió a sacar 9 de ventaja. Paradójicamente fue a través del tiro a distancia donde pudo responder también la «Peña» con tres conversiones seguidas. Más allá de ponerse en juego, Laterza en el tramo final estiró el marcador a 27-20.

La efectividad en triples seguía siendo demasiado alta y eso le permitió sacar una máxima de 14 cuando promediaba el parcial con los buenos ingresos de Barrales y Peralta. El «Milrayitas» más allá del aporte de Vaulet, Sandes y Mariani cuando ingresaron, tuvo momentos sin gol y eso lo perjudicó. Sobre el final, pudo nivelar la ventaja con buenos aportes de Vaulet para un 45-38 final.

Joaquín Valinotti superando la marca del marplatense Valentín Burgos (Foto: Rodrigo Valle – LNB)

Peñarol volvió a la cancha con mucho ímpetu para empatar el juego con un Tony Mitchell determinante para anotar y hacer jugar a sus compañeros. Cuando el extranjero está bien, es determinante y lo volvió a demostrar. Pasó de perderlo a ganar por 3 pero no pudo sostenerlo. Antes del final del parcial, Huarte acomodó las fichas y volvió a sacar máxima de 10 para cerrarlo arriba por 8.

Slider era el mejor jugador de su equipo pero cada vez que echaba mano en el banco encontraba respuestas con Peralta o con el propio Laterza, un tándem que siempre le rinde muy bien al entrenador. La diferencia no llegaba a ser muy amplia aún y por eso, fueron alternando hasta llegar a una definición ajustada. Tony Mitchell fue el gran protagonista del desenlace con un triple para ponerse a un punto, una buena defensa que terminó en falta ofensiva y luego la pelota del partido. A pesar de que podía penetrar y buscar un doble cerca del aro, eligió el tiro a distancia y no pudo encestar.

Golpe duro a las aspiraciones del equipo marplatense que sufre su segunda derrota consecutiva y ahora tiene por delante dos partidos más la próxima semana para cerrar la fase regular.