«La temporada soñada»

Roberto Acuña definió así este primer año en Peñarol después del cierre de la Fase Nacional, la convocatoria a la Pre-Selección Argentina para el Sudamericano y la previa de la semifinal de Conferencia que comenzará el viernes a las 20 ante Bahía Basket. El equipo de Sergio Hernández tiene tres titulares en duda.

Roberto Acuña está conforme con el trabajo realizado. (Foto: Carlos De Vita)

Roberto Acuña está conforme con el trabajo realizado. (Foto: Carlos De Vita)

Por Rodrigo Divito
@rodrigodivito

Peñarol comenzará este viernes desde las 20 su participación en las Semifinales de la Conferencia Sur de la Liga Nacional cuando reciba en el Polideportivo a Bahía Basket.

Si bien los marplatenses, todavía tienen algunos jugadores en duda, hay otros que después de una buena temporada empiezan a apuntar alto en el tramo final. Uno de ellos es el pivot Roberto Acuña que habló en Marca Deportiva Radio sobre el rival que tendrán delante: «es un equipo que sorprendió en la Liga, tuvieron una buena temporada con mucha juventud y eso los potencia, no tienen presión. Todo pasará por el contragolpe y controlar el rebote ofensivo, tomar buenas decisiones adelante para tener un buen balance y tratar de que ellos no corran», analizó.

Su análisis personal de lo que le pudo aportar al equipo es muy positivo teniendo en cuenta que es su segundo año en la máxima categoría. «Es una muy buena temporada, es la temporada soñada. Trabajé muy duro para estar de esta manera y esta oportunidad no me la iba a sacar nadie. Entrené mucho para que todo me salga bien. Sergio (Hernández) pudo confiar en mi y eso es importante», dijo el pivot.

Para lo que resta de la competencia, será fundamental el aporte de los extranjeros en el «Milrayitas» y desde la mirada de Acuña están bien ensamblados. «Winston es el héroe que estábamos necesitando. Es un jugador muy experimentado que siempre aporta. En el caso de Moss estoy muy contento con él porque se pudo recuperar de las lesiones y choco todos los días en el entrenamiento, está mucho mejor que antes».

En estas instancias decisivas, el temple de un equipo como Peñarol suele salir a flor de piel en cada jugador del plantel y confían en que será así: «le tengo fe al equipo a muerte. Tenemos que pensar ahora en Bahía simplemente, pero tengo mucha confianza por el plantel y el cuerpo técnico».

Paralelamente al cierre de la Fase Nacional, recibió la noticia de que fue convocado a la Pre-Selección Argentina pensando en el Sudamericano de Venezuela, otro de los grandes objetivo que pudo alcanzar gracias a la vidriera que le propone Peñarol: «somos 4 o 5 pivots que buscarán el lugar. El muy lindo tener la oportunidad de representar a Argentina. Soñaba mucho con esto, pero hoy estoy en Peñarol y pienso en eso». Incluso al momento de elegir (si llega a la final de la Liga no podrá estar con la Selección), destacó que «hoy quiero salir campeón en Peñarol, si se da la oportunidad en la Selección mejor pero lo importante es saber que te tienen en cuenta», finalizó.

TRES EN DUDA

De cara al primer partido de la Semifinal de Conferencia, Sergio Hernández tendrá hasta último momento tres dudas. Es que llegan con distintas dolencias jugadores que habitualmente son titulares en el equipo «milrayitas».

Uno de ellos es Nicolás Brussino, quizás el que menos chances tiene de jugar porque tiene un esguince severo de tobillo izquierdo y es probable que no lo arriesguen. Los que tienen contracturas son Leonardo Gutiérrez y Juan Pablo Figueroa. El «olímpico» está tratando de recuperarse de esa dolencia en el gemelo derecho y el base en el izquierdo.

El problema es que si el cordobés no puede sumar minutos el único base natural que quedará es Fabián Sahdi porque el juvenil Joaquí Valinotti que debutó ante Quilmes en el cierre de la Fase Nacional se fracturó una mano y Juan Ignacio Marcos que se desempeña en la Liga Junior está concentrando con la Pre-Seleccion Nacional U17. La alternativa pasaría porque momentáneamente pudieran hacerse cargo del armado Luciano Massarelli o el propio Kennedy Winston.