Perdido en las pérdidas

Con seis balones perdidos en el último cuarto, a Quilmes se le hizo imposible ganar el primer partido de la final de Conferencia Sur ante San Lorenzo. El equipo de Lamas lo ganó por 78 a 65, pero los marplatenses demostraron que serán un hueso duro de roer. Deck fue figura y Vildoza y Flor se destacaron en el «cervecero».

previous arrow
next arrow
Slider

Por Jordan Pérez Urrutia (@JordanPerezU)
Fotos: LaLigaNacional.com.ar

Quilmes perdió como visitante ante San Lorenzo por 78 a 65 en el primer juego de las Finales de la Conferencia Sur. El “Tricolor”, que contó con el regreso de Diego Cavaco, sufrió el buen juego de un “Ciclón” que tuvo como figura a Gabriel Deck (19 puntos, seis rebotes y una asistencia). En el “Cervecero” se destacó Luca Vildoza (20 tantos, seis recobres y cuatro asistencias). El juego dos será este miércoles a las 20.

En el inicio Quilmes abusó del lanzamiento externo: No fue muy efectivo (3 de 9) pero gracias a su buen trabajo en el costado defensivo de la cancha, no sufrió demasiado sus errores. Si bien el marcador lució reducido en el comienzo ya que las ofensivas fueron muy forzadas en ambos equipos, el “Cervecero” aplicó contragolpes y ofensivas tempranas para estar arriba en el tanteador. San Lorenzo hizo uso del ataque en la pintura efectivamente (14 de sus 19 puntos fueron en la misma) pero el “Tricolor” le jugó de igual a igual para ir al primer descanso igualados en 19 tantos. Gabriel Deck se destacó en el inicio para su equipo con siete puntos y Vildoza con ocho, dos asistencias y dos rebotes fue importante en Quilmes.

En el segundo cuarto, San Lorenzo jugó mucho mejor que Quilmes. Los de Javier Bianchelli sufrieron los pick and rolls anulados y las buenas ofensivas de su rival. Mediado el parcial, el “Ciclón” llegó a una diferencia de siete puntos, máxima hasta ese momento y quebró el juego en cuanto a rendimiento. El “Cervecero”, en tanto, exhibió muchos problemas en ofensiva: cuando los triples no entraron (2 de 9 en el período) y Tracy Robinson jugó el ‘uno contra uno’, el local sacó ventajas en el otro costado. Durante este cuarto los de Julio Lamas lograron despegarse por 11 en el tanteador y terminaron con una ventaja de ocho puntos al sonar la chicharra (42-34).

Al volver de los vestuarios, San Lorenzo tapó tres lanzamientos de Quilmes al hilo y confirmó su buen momento defensivo: todos los ataques del “Tricolor” fueron muy trabajados y poco fluidos, debido a las hostigantes marcas de un “Ciclón” que sacó una máxima de 14 puntos (52-38) y jugó un baloncesto de alto vuelo. No obstante, tras un tiempo muerto Quilmes volvió a meterse en juego gracias a tres triples consecutivos (54-47); con tres minutos por jugar en el cuarto y cuando los marplatenses dieron indicios de una mejoría, Diego Cavaco volvió a las canchas luego de un prolongado período de inactividad por lesión. Al último descanso, la ventaja de San Lorenzo fue de 10 puntos (60-50).

El último cuarto tuvo un inicio de ‘golpe y golpe’ a pesar de las desprolijidades de ambos equipos. Pero Quilmes, si bien fue dominado por el local, se mantuvo en juego en todo momento y logró ponerse seis puntos abajo gracias a un parcial de 6-10. Con cinco minutos por jugar, el partido se niveló más de lo imaginado por Lamas y compañía: Las ofensivas no aparecieron con la efectividad de los cuartos previos, pero aún así consiguieron puntos para mantener márgenes acotados. Con dos minutos en el reloj, San Lorenzo aprovechó las pérdidas de Quilmes (seis en el cuarto) y cerró el partido con contundencia (parcial de 8-0) y una ventaja de 13 puntos (78-65).

El primer clasificado de la Conferencia Sur demostró que sigue en gran forma (acumuló 12 triunfos en fila) y superó a un “Cervecero” que llegaba con altos rendimientos y un excelente nivel anímico, pero que se equivocó en los momentos claves sobre el cierre del partido. Los de Bianchelli tendrán otra oportunidad de “robarle” la localía al “Ciclón” este miércoles a las 20.

Síntesis

San Lorenzo 78: Nicolás Aguirre 16, Alex Pérez 4, Marcos Mata 7, Gabriel Deck 19 y Jerome Meyinsse 10 (FI), Santiago Scala 0, Selem Safar 5, Mathias Calfani 8 y Matías Sandes 9 – DT: Julio Lamas

Quilmes 65: Luca Vildoza 20, Eric Flor 17, Enzo Ruiz 3, Ivory Clark 6 e Iván Basualdo 10 (FI), Tracy Robinson 0, Ariel Eslava 6, Maximiliano Maciel 3 y Diego Cavaco 0 – DT: Javier Bianchelli

Parciales: 19-19, 42-34 (23-15), 60-50 (18-16) y 78-65 (18-15)

Árbitros: Fabricio Vito, Roberto Smith y Mario Aluz

Estadio: «Roberto Pando» de Boedo