Vuelve con las manos vacías

Quilmes no pudo cosechar ninguna victoria como visitante, tras la derrota de esta noche por 67 a 69, ante Gimnasia Indalo que puso 2-0 la serie final de la Conferencia Sur. Los goleadores de la noche fueron Federico Aguerre y Luca Vildoza con 18 puntos cada uno. Aún así, el «cervecero» vuelve a casa, esperanzado porque ya ha estado en una situación similar y debe recuperar a los jugadores afectados.

De los Santos intenta un ataque ante la marca de Baxley. (Foto: Gentileza Ricardo Asencio para Prensa GECR-Indalo)

De los Santos intenta un ataque ante la marca de Baxley. (Foto: Gentileza Ricardo Asencio para Prensa GECR-Indalo)

Quilmes corrió de atrás casi todo el juego y si bien se recuperó en el final del tercer cuarto, no pudo aprovechar los momento s de debilidad de su rival y cayó ante Gimnasia por 67 a 60. El equipo de Leandro Ramella tuvo varias bajas, ya que Luis Cequeira no jugó la segunda mitad del partido por un fuerte dolor en la espalda y Tayavek Gallizi, también dolorido, salió y no volvió a entrar.

Ambos equipos tuvieron un primer errático en ofensiva, a pesar de ello, Gimnasia dominó el marcador y sobre el cierre sacó 4 de ventaja (12-8). Quilmes no tuvo fluidez en ataque, sólo pudo anotar desde la línea de la mano de Gallizi y Maciel. La visita, que tampoco estuvo muy efectivo, tuvo un goleo más repartido con Clancy, Schattman y Aguerre. De esta manera se quedó con el triunfo en los primeros diez minutos por 12-9.

Con un parcial de 7-0, Gimnasia abrió el segundo cuarto y se escapó a 8 (19-11). Quilmes no mejoraba, no tenía goleo, ni de dos ni de tres y eso no lo favoreció en nada, ya que su rival iba tomando confianza y estiraba aún más la ventaja en el marcador (29-13) con el aporte de De los Santos, además de Clancy, Schattman y Aguerre. El elenco de Ramella no pudo reaccionar, ni siquiera en el final del cuarto. De hecho tuvo muy bajos porcentajes durante la primera mitad 5/34 dobles, 7/39 en tiro de campo. La diferencia cada vez era mayor, Gimnasia dominaba ampliamente en ataque y defensa y su rival nada podía hacer. Sobre el cierre una buena rachita del “cervecero” de la mano de Luca Vildoza le permitió cerrar la primera mitad 9 puntos abajo. (31.22)

Quilmes había achicado a 7 (32-25) la ventaja en el inicio de la segunda mitad y eso le dio un empuje para tratar de revertir la situación, pero los locales lograron tomar distancia nuevamente, tras un parcial 4-0 (36-25). Sin embargo, el elenco de Ramella insistió y lo volvió a lograr, tomó otra ventaja de 7. Así fue, que de a poco, con constancia y la aparición de Baxley, Ortíz y Clark, que dominó en el rebote ofensivo, más el aporte de Vildoza, el “cervecero” la remó y se fue al último cuarto abajo sólo por 4 puntos  (44-40).

Los últimos diez minutos fueron totalmente diferentes a los tres anteriores. Quilmes le había bajado el goleo notablemente en el parcial anterior y eso le permitió encarar el cierre con otra visión. De hecho, con un triple de Vildoza, por primera vez, el “cervecero” igualó el marcador en 47, pero en ese buen momento, el equipo marplatense perdió a Ivory Clark con 5 faltas. A partir de ahí, Gimnasia utilizó el triple para tratar de tomar ventaja. El juego estaba muy peleado, punto a punto. Faltando pocos minutos para el final, el local volvió a tomar 10 de ventaja (63-53) debido a la efectividad en el tiro exterior de De los Santos y Aguerre, además aprovechó que su rival perdió a Gallizi que salió con un fuerte dolor. Los minutos pasaron y ya para Quilmes era imposible remontar el juego. De esta manera, con el triunfo 67 a 60, Gimnasia puso la serie 2-0 y obliga a su rival a ganar si o si, si quiere seguir con vida, en el próximo juego que será en Mar del Plata.

Síntesis:

GIMNASIA CR (67): Nicolás De los Santos 12, Leonel Schattmann 16, Federico Aguerre 18, Diego Cavaco 2 y Sam Clancy 13 (FI) Santiago Scala (x) 4, Diego Guaita 2. DT: Gonzalo García.

QUILMES (60): Luis Cequeira 0, Walter Baxley 16, Maximiliano Maciel 3, Ivory Clark (x) 6 y Tayavek Gallizzi 8 (FI) Luca Vildoza 18, Lucas Ortíz 6, Diego Romero 3, Federico Marín 0, Rubén Wolkowyski 0. DT: Leandro Ramella.

Parciales: 12-9, 31-22 (19-13), 44-40 (13-18) y 67-60 (23-20)

Árbitros: Juan Fernández, Diego Rougier y Leonardo Zalazar.

Estadio: Socios Fundadores.