Federico Marín: «Habrá errores pero es un aprendizaje para el grupo»

El experimentado jugador de Peñarol se refirió en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) a la actuación del equipo en el Super 20 pensando en lo que se viene de cara al debut por la Liga Nacional de Básquet: «estoy disfrutando mucho y aprendiendo».

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Peñarol ya tiene claro como seguirá su temporada a partir del inicio de la Liga Nacional de Básquet el 3 de noviembre recibiendo en el Polideportivo «Islas Malvinas» a Oberá Tenis Club en el reencuentro con los hinchas «milrayitas». Los primeros 9 partidos dentro del Super 20 le han servido como medida para seguir trabajando el grupo esperando por Tevin Glass que será la pieza que servirá para tener más profundidad en la pintura.

Federico Marín, es el jugador más experimentado del plantel y analizó en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) lo que sucedió en esos primeros encuentros: «lo que veo es lo mismo que vi desde el primer día, un equipo con mucho compromiso, una idea de trabajo pero con errores normales, típicos del inicio de una pre-temporada. Lamentablemente no se terminó consiguiendo el objetivo de clasificar que lo teníamos cerca después de la primera gira. Estuvimos muy cerca, tomamos todo como un aprendizaje para llegar bien a la Liga Nacional».

Tanto los de mayor rodaje en la máxima competencia como los más chicos, sumaron minutos para mostrarse y seguir encontrando cohesión entre las piezas: «creo que a lo que apunta Peñarol y la dirigencia es formar a estos jugadores jóvenes que puedan darle un futuro importante al club. Hay cosas que no se pueden acelerar, habrá errores, pruebas y si uno trata de tomar lo malo y trabajarlo, a corto plazo se empezarán a ver resultados buenos».

Durante esta fase del Super 20 le tocó jugar literalmente como visitante con varios equipos y en todos los casos, más allá de errores puntuales y el partido ante Boca donde hubo notables diferencias, pudieron competir: «queremos demostrarnos a nosotros que podemos jugar de igual a igual en cualquier cancha porque jugamos cinco partidos como visitante y con público rival. En el final uno se va cargando físicamente con cuatro partidos en cinco días y el equipo mostró su peor presentación ante San Lorenzo porque no nos sentimos nunca en nuestro juego«, explicó Marín.

Para iniciar la Liga Nacional, saben que necesitarán un poco más de rotación y por eso, Glass puede ser una importante incorporación: «estamos esperando a Glass con ganas porque nos faltan jugadores en el juego interno y nos sumará. Cuando terminamos el partido contra San Lorenzo, le dije a Chule que nunca me había sentido tan cansado después de un partido».

Como jugador que ya acumula 20 temporadas en la Liga Nacional, ante un plantel tan joven, pasa a ser un referente para todos sus compañeros en un rol distinto al de otros momentos de su carrera: «disfruto de cada partido y de ir a entrenar, ves el compromiso y la seriedad para trabajar que tienen todos. Leandro Ramella tiene esa característica de entrenar y a la vez disfrutar, me pasó algo parecido en el año que estuve con Ferro porque había muchos chicos y lo disfruté mucho. Más allá de que me tratan como abuelito, lo estoy disfrutando mucho».

Las presiones pasaron a un segundo plano porque hoy la cabeza funciona distinto y él lo sabe: «al estar tanto tiempo en el ambiente profesional con tantas presiones, uno ya piensa que disfrutará cuando se hace más grande pero uno se sigue enojando, se sigue poniendo nervioso. Estoy canalizándolo y trato de entender que pueden ser los últimos años por lo que no me presionó y sigo aprendiendo».