Peñarol sigue ganando a pesar de las bajas

Sin Federico Marín ni Al Thornton, el «Milrayitas» volvió a jugar un gran partido. Esta vez ante Comunicaciones como local para imponerse por 84 a 68 sumando así su cuarta victoria de manera consecutiva. Fue un gran partido de Tevin Glass, Joaquín Valinotti y Tomás Monacchi. El miércoles cierran el año ante el puntero, Quimsa.

Phillip Lockett es una pieza clave de Peñarol (Foto: Demián Schleider – LNB)

Peñarol está en un estado de gracia pleno. No hay motivo para desarticular su buen juego, ni siquiera las bajas pudieron hacerlo y esta noche consiguió su cuarto triunfo al hilo ante Comunicaciones por 84 a 68 en el Polideportivo «Islas Malvinas».

Si bien no contó con Federico Marín (tiene una férula en la rodilla y están analizando si tiene una lesión operable en la rodilla o se soluciona kinesiológicamente) y tampoco con Al Thornton (esguince de tobillo); lo suplió con una gran tarea de Tevin Glass (21 puntos, 9 rebotes y 4 asistencias), de Tomás Monacchi (18 unidades, 6 recobres y 4 recuperos) y del base Joaquín Valinotti que anotó 17 pero con 6 pases-gol.

Fue con poco gol el inicio del partido pero lo destrabó Carlos Buemo con 5 puntos seguidos que le permitieron revertir un 0-2 para un 9-2 que obligó al tiempo muerto de Laginestra que estaba dirigiendo su tercer partido en el club. No pudo acomodarlo porque Peñarol seguía machacando constantemente basado en una muy buena defensa, que le permitió correr y encontrar buenos tiros. Tuvo otro parcial 9-0 para lograr la máxima aprovechando 4 minutos sin anotar de su rival (18-4). Sobre el cierre a pesar de sus 7 pérdidas, pudo tener un par de puntos más, pero el «Milrayitas» se llevó los 10 minutos iniciales por 20-9.

Los locales siguieron manteniendo la efectividad con un Glass cada vez más importante y el buen ingreso de Valinotti que también aportó puntos a su equipo. Comunicaciones se empezó a sostener en Jordan Adams y su calidad individual, acompañado por Peterson y Alejandro Diez, pero estaba lejos de pelearle mano a mano el partido a su rival. Fue un muy buen primer tiempo para Peñarol que lo cerró manteniendo la diferencia de 12 puntos antes del entretiempo.

Joaquín Valinotti en el juego ante Comunicaciones (Foto: Demián Schleider – LNB)

Comunicaciones hizo borrón y cuenta nueva en el vestuario. Volvió con otra energía y empezó a pelear balón por balón para tratar de acercarse. Pudo hacerlo hasta ponerse a 5 unidades, pero apareció Tomás Monacchi para sumar puntos luego de pérdidas del equipo de Mercedes. Cada vez que tenía una pérdida, se la hacía pagar caro el equipo de Mar del Plata y eso era clave para «apagar» a los de Laginestra. A pesar de que no tenía el control del partido, estaba siempre a 10 puntos de promedio y eso lo dejaba con vida. Con un buen tramo final de Adams, se fue al último descanso ganando apenas por 6.

Era el momento que tenía que aprovechar la visita y se puso a 4. Parecía que podía volver a pelearle el partido, pero apareció Tomás Monacchi con puntos claves (2 triples) y un robo para sacar otra vez 10 puntos. La única herramienta que tuvo Comunicaciones fue Adaas que sumaba las responsabilidades de goleo en un equipo que llegó nuevamente a perder por 19. No hubo tiempo para más reacción por más que lo intentara el equipo mercedino. Cuarto triunfo consecutivo para Peñarol en un momento de esplendor de la temporada y con el enorme desafío de recibir el miércoles en el Polideportivo al mejor equipo de la competencia: Quimsa.