Carlos Romano: «Vuelvo a mi casa deportiva»

El entrenador de Peñarol habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre su regreso al equipo «Milrayitas» y se planteó un objetivo claro: «queremos subir un par de escalones, bajar el goleo del rival si o si y mejorar un déficit; nos toman muchos rebotes», dijo.

Carlos Romano en la práctica de Peñarol. (Foto: Prensa Peñarol)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Ya es una realidad que Carlos Romano ha vuelto a Peñarol, pero es sólo el primer paso para lo que vendrá. La identificación del hincha «Milrayitas» con «El Negro» ha generado una ilusión particular, aún cuando sólo quedan 15 partidos para cerrar la fase regular de la Liga Nacional.

En diálogo con Marca Deportiva Radio (FM 99.9) el entrenador indicó que «mi primera sensación es de felicidad por todo lo que me vincula con Peñarol, tengo una gran identificación con la institución. Siento que vuelvo a mi casa deportiva».

El momento es delicado porque desde lo económico, se ha trabajado mucho para tener un plantel competitivo; pero sabe que llega con el respaldo de dos personas que conoce mucho como el presidente Domingo Robles y su ex dirigido, «Tato» Rodríguez actual manager del equipo: «hay que entender que quien atraviesa la situación del equipo es el presidente con la comisión directiva y el manager. Había muchas ilusiones y la parte más difícil era tomar esas decisiones. Charlar con Tato es muy simple», remarcó.

Desde lo deportivo, se refirió a la necesidad imperativa de mejorar la defensa: «la forma en que fue armado el equipo no condice con la posición en la que está. Es una liga cargada de viajes y cuesta ganar de visitante. Cuando jugás afuera, si no ejerces una gran defensa, se te hace muy difícil porque son equipos que están muy arriba o peleando como vos. Tenemos jugadores de muy buena calidad tanto experimentados como jóvenes». A ello agregó que «tenemos que bajar el goleo del rival si o si y bajar un déficit, que nos toman muchos rebotes».

Una de las principales críticas a la conformación del equipo, es no tener un pivot natural y jugar con Nash y Harris como internos. Situación aún más complicada con Franco Barroso lesionado: «el 5 es importantisimo, me toca trabajar con lo que tengo y después de jugar uno o dos partidos, veremos hasta donde nos podemos bancar no tener un 5 fuerte que nos diga desde atrás hacia adelante como vamos a defender duro».

Por último, sabiendo que quizás sólo sean 15 partidos esta temporada, la idea de una continuidad a futuro para luego comenzar la siguiente campaña con la conformación del grupo es algo latente. Romano, desde su experiencia prefiera ir de a poco: «Peñarol es un equipo especial. Lo primero que buscamos es salir de una situación completa y subir un par de escalones. Estoy en un deporte donde no hay empates, ni penales o ganás o perdes; los resultados son los que mandan», finalizó.