Darío Arcidiacono: «Tomamos la reapertura de los clubes con mucho compromiso»

El entrenador en Peñarol en representación de los clubes de la ciudad señaló el objetivo que persiguen en Marca Deportiva Radio (FM 99.9): «la discusión no es salud o fuentes de trabajo, las dos cosas pueden ir de la mano».

Darío Arcidiacono habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) (Foto: Prensa Peñarol)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

El clubes están en una situación límite y por eso están pidiendo a las autoridades locales que los dejen abrir paulatinamente las sedes para la práctica controlada de distintas disciplinas. Muchos de ellos decidieron iniciar una campaña en redes sociales #QueAbranLosClubes para visibilizar la situación.

La mayoría de las instituciones que lo impulsan están vinculadas directamente con el básquet como el caso de Peñarol. En representación de este movimiento habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) el entrenador Darío Arcidiácono: «venimos trabajando con todos los clubes que hace más de cinco meses que cerraron sus puertas. Fue una idea mancomunada pedir la apertura progresiva de las disciplinas. Nos vemos, como todo rubro en torno a la pandemia, con la necesidad de volver a trabajar y que los chicos vuelvan a los clubes. También queremos salvaguardar las instituciones y los puestos de trabajo», indicó.

La habilitación para el básquet parecía venir sobre encaminada, pero de repente no encontraron más respuestas: «tuvimos muchas reuniones con la gente del EMDER; hemos presentado el protocolo en el Club Unión y no sabemos el motivo por el cuál, por ejemplo en el básquet hay un impedimento por lo que no se pueda reabrir la disciplina», dijo.

Para ello, incluso han planteado una manera distinta de practicar la disciplina: «no queremos tratar al básquet como un deporte de conjunto, sino individual. El cuidado responsable del chico se suma a que, cuando entra a la institución, tiene medición de temperatura, alcohol en gel y demás medidas. Los chicos ingresan cambiados al club y no se utilizan vestuarios ni duchas». Luego agregó: «son clases de 45 minutos con 55 metros cuadrados para cada alumno, hay espacio por demás suficiente para realizar actividad de técnica individual. Es un protocolo seguro y muy completo. No tenemos motivo para que no nos habiliten».

Lo paradójico es que el mismo protocolo fue elevado por la Federación de la Provincia a toda el territorio bonarense y algunos municipios ya lo están aplicando: «en Tres Arroyos ya empiezan con la práctica habitual de la competencia», agregó Arcidiácono.

En Mar del Plata se encontraron con dos escollos importantes: «el primer freno que fue cuando no había casos y se disparó en un fin de semana y otro fue cuando se dieron las aperturas de gimnasios y natatorios que pensamos que lo que seguíamos eramos nosotros».

Como está planteada la pandemia, saben que son capaces y responsables para reabrir los clubes y no ser un factor de riesgo de contagio: «la discusión no es salud o fuentes de trabajo, las dos cosas pueden ir de la mano. Somos clubes con personal profesional, estamos muy unidos y trabajando en conjunto. Tomamos esto con mucho compromiso. Vemos plazas con gente jugando al básquet y no entendemos como nosotros no podemos entrenar a los alumnos», comparó.

La necesidad de regreso a la actividad para los chicos y sus padres es imperiosa a punto tal que el propio Arcidiácono hizo una encuesta dentro de su club: «pregunté a las familias si volverían en el caso de que abrieran los clubes y el 97% me dijeron que iban a asistir. Hablo con los padres y me preguntan cuando vamos a volver», finalizó.