Cátedra defensiva de Quilmes

El equipo de Javier Bianchelli tuvo una buena noche en su aro y pudo superar a Gimnasia de Comodoro Rivadavia por 75 a 68 con una destacada tarea de Iván Basualdo que culiminó el partido con 21 puntos, 10 rebotes y 1 asistencia. Juan Manuel Rivero con la misma cantidad de unidades, fue el mejor en la visita.

a-quilmes-gimnasia-cr-08
a-quilmes-gimnasia-cr-07
a-quilmes-gimnasia-cr-06
a-quilmes-gimnasia-cr-05
a-quilmes-gimnasia-cr-04
a-quilmes-gimnasia-cr-03
a-quilmes-gimnasia-cr-02
a-quilmes-gimnasia-cr-01
previous arrow
next arrow

Por Jordan Pérez Urrutia (@JordanPerezU)
Fotos: Carlos De Vita

Quilmes (7-10) superó por 75 – 68 a Gimnasia de Comodoro Rivadavia (11-4) en el encuentro previo a un nuevo clásico ante Peñarol. El mejor jugador del partido fue Iván Basualdo, quien se despachó con 21 puntos, 10 rebotes y una asistencia. Una vez más, Diego Cavaco no fue de la partida debido a desgarro en el aductor derecho.

Por su parte, quien se destacó en un Gimnasia que nuevamente no pudo contar con Diego Romero, fue Juan Manuel Rivero. El escolta aportó 21 puntos, un rebote y una asistencia.

El «Cervecero» llegaba al encuentro en un buen momento a pesar de que haber caído ante San Lorenzo y de que su posición en la Conferencia Sur (octavo de 10 equipos) no se condecía con la mejoría en su imagen y rendimiento. A pesar de estar alejado de las primeras posiciones, el entrenador, Javier Bianchelli, sabía que su plantel podía dar más dentro del campo de juego. Eso hoy quedó demostrado.

Enfrente estaba Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia. El «Verde» está segundo en la Conferencia y atraviesa un momento espectacular. Nueve victorias al hilo (seis de local y tres como visitante) para los dirigidos por Gonzalo García.

La visita cuenta con su arma letal: La precisión. Sobre todo a distancia ya que es el equipo con más efectividad desde la línea de del triple en toda la Liga (43%) y tiene a los lanzadores más certeros desde esa vía, Juan Manuel Rivero (56%) y Juan Fernández Chávez (55%), primero y segundo de la competencia, respectivamente. Esta noche el «Cervecero» desarmó a su rival y le permitió tan solo un 25% en tiros de tres (siete de 28).

Quilmes comenzó el encuentro con intensidad defensiva. Luca Vildoza e Iván Basualdo presionaban al base Nicolás de Los Santos y al ala pívot extranjero Lotanna Nwogbo, respectivamente. Dos jugadores claves del engranaje ofensivo del «Verde». Aquella intensidad derivó en una sequía ofensiva temprana por parte de la visita: Ocho ofensivas consecutivas sin anotar (seis pérdidas incluidas).

En cinco minutos, Basualdo había anotado los nueve puntos de su equipo (9-2). Quilmes lograba frenar las ofensivas del rival y anotar en el otro lado de la cancha. La precisión desde el triple de Gimnasia, no se hizo efectiva en el primer cuarto (uno de nueve -11%-).

El «Cervecero» lograba su quinto robo y dos puntos más de la mano de Eric Flor para estirar su temprana ventaja a 11 puntos. 11 que se convirtieron en 13 tras una bandeja de Ivory Clark (20-7).

Quilmes superaba por 20 a 9 al segundo clasificado de la Conferencia Sur gracias a su sacrificada labor ofensiva. Cuatro de 16 en tiros de campo (25%) para Gimnasia que se contraponian con los ocho de 13 de Quilmes (61%).

En el inicio del segundo cuarto, el parcial de siete a cero para Gimnasia (20-16), denotaba que el «Verde» buscaba hacer memoria de lo que había hecho hasta ahora en la temporada. A falta de seis minutos, la ventaja de 11 puntos para Quilmes pasó a ser de tan solo dos (22-20), con la entrada de los suplentes al campo de juego, el «Tricolor» perdió intensidad defensiva y precisión ofensiva (dos de seis en tiros de campo a falta de cuatro minutos para el entretiempo).

A los siete minutos del segundo período, el marcador se empató en 25 puntos con un certero triple de Rivero. No obstante, con el regreso de sus titulares, Quilmes recuperó el buen juego y volvió a estirar la ventaja en el tanteador. 31 a 26 para el «Tricolor».

El partido se emparejó en el segundo cuarto. El parcial del mismo fue de 24 a 13 a favor de la visita gracias al triple sobre la chicharra de Rivero. El escolta era el máximo anotador en su equipo con 10 tantos, mientras que, por el lado de Quilmes, Basualdo había aportado 15 puntos.

Los primeros puntos de Enzo Ruiz, fueron también los primeros tres de Quilmes en la segunda mitad. Él mismo se encargó de anotar otro lanzamiento desde la línea de triples para que su equipo se adelante por 39 a 33. El «Cervecero» se mostró igual de intenso en ofensiva que en el primer cuarto: Tres pérdidas y dos triples fallados por el «Verde» en sus primeras cinco ofensivas del tercer cuarto.

La precisión bajo el aro de Basualdo (siete de siete en tiros de campo) y los nueve puntos de Ruiz en el cuarto fueron las claves para que su equipo siguiera adelante en el marcador por 48 a 46 a falta de dos minutos para el final del tercer cuarto.

Quilmes mejoró mucho en el cierre del período gracias a la actuación de Luca Vildoza (ocho tantos en el tercer cuarto) y finalmente se fue al descanso venciendo a su rival por nueve puntos (57-48).

En tres minutos jugados del tercer cuarto, la diferencia se había reducido a tres puntos (59-56) debido al parcial de 8-2 a favor de Gimnasia de Comodoro Rivadavia.

Sin embargo, el «Tricolor» se repuso y estiró su ventaja a cinco puntos (63-58) a falta de tres minutos por jugar. Quilmes encontró otra vez un margen de nueve tantos (69-60) gracias a dos excelentes jugadas de Basualdo.

En 10 segundos, Gimnasia encontró cuatro puntos más que importantes para acortar el déficit a cuatro. El marcador indicaba un 69 a 65 a favor del «Cervecero» con un minuto por jugar. En ese momento Nicolás de Los Santos (seis puntos, cuatro rebotes y cuatro asistencias) dejó el campo de juego por alcanzar el límite de faltas.

Vildoza desde la línea de singulares estiró el margen a seis tantos. Quilmes, al igual que en el primer cuarto, se mostró preciso y cómodo en defensa, de esta forma se dio el resultado final del encuentro. 75 para el «Tricolor» sobre los 68 del «Verde».

Con una hostigante defensa (De las 23 pérdidas rivales, 19 fueron robos), Quilmes ganó un partido muy difícil ante un gran equipo y volvió a confirmar que atraviesa un buen momento. Lo que sigue en el calendario para los de Bianchelli es ni más ni menos que el clásico ante Peñarol. En esta oportunidad, Quilmes será el local y recibirá a su eterno rival el lunes 28 a las 21.

Gimnasia de Comodoro Rivadavia, por su parte, visitará al otro equipo de nuestra ciudad, Peñarol. El choque comenzará a las 20.45 de este miércoles 23.

Síntesis

Quilmes (MDP) 75: Luca Vildoza 14, Enzo Ruiz 9, Tracy Robinson 9, Ivory Clark 5 e Iván Basualdo 21 (FI), Eric Flor 13, Bruno Sansimoni 0 y Ariel Eslava 4 – DT: Javier Bianchelli

Gimnasia (CR) 68: Nicolás De Los Santos 6, Leonel Schattman 4, O´Louis McCoullough 6, Lotanna Nwogbo 10 y Matthew Shaw 17 (FI), Juan Manuel Rivero 21, Jonathan Machuca 2 y Juan Fernández Chávez 2 – DT: Gonzalo García

Parciales: 20-9, 33-33 (13-24), 59-48 (24-15) y 75-68 (18-20)

Árbitros: Roberto Smith y Oscar Martinetto

Estadio: Polideportivo «Islas Malvinas» de Mar del Plata