Dura caída de Quilmes en el Polideportivo

El equipo de Luis Fernández perdió ante Del Progreso como local por 85 a 52 en un partido de bajo goleo y donde le costó defender con efectividad. El «cervecero» no tuvo a Luis Cequeira disponible y contó con Ezequiel Dupuy como goleador con 11 unidades.

Dupuy yendo al aro mientras recibe una infracción (Foto: Prensa Quilmes)

Quilmes no tuvo un buen partido en el Polideportivo en la noche del domingo y cayó ante Del Progreso por 85 a 52 sumando su tercera caída consecutiva como local en la Liga Argentina.

El equipo marplatense no pudo contar con Junior Cequeira con un problema en el tendón y prefirieron cuidarlo. Lo reemplazó Arraiz que terminó con 6 puntos y 9 rebotes. El goleador fue Ezequiel Dupuy con 11 unidades. La visita tuvo un alto 13 de 36 en tiros de tres puntos que le dieron mucho aire durante todo el partido.

El comienzo del juego fue con una buena efectividad en el tiro a distancia para la visita y pudo sacar la primera ventaja. Quilmes se recuperó con un 7-0 que le devolvía el control del marcador pero estaban muy precisos con los triples en Del Progreso y con 5 triples en esa primera parte, se llevaron la victoria parcial por 20 a 12, en un parcial de muy bajo goleo para los marplatenses.

Desde el inicio del segundo cuarto, se vio que la ausencia de «Junior» Cequeira se sentía a la hora de no poder convertir tantos puntos. Así la visita pudo sacar una máxima de 16 puntos para estar un poco más tranquilo. Con poco gol en algunas manos, tampoco pudo contrarrestar el buen ingreso de Emilio Marillán que se transformó en goleador del partido con 9 unidades. Al descanso largo, Quilmes perdía 38-25.

Gregrio Eseverri literalmente en el aire (Foto: Prensa Quilmes)

Al regresar a cancha volvió a ser muy complicado pelearle el partido mano a mano al rival de turno. Por el contrario, se siguieron escapando cada vez que el equipo de Luis Fernández le daba oportunidades como para sacar una máxima de 22 puntos. La aparición de Dupuy, más el aporte de Barrionuevo que volvía a jugar después de un par de encuentros de ausencias por lesión, le dieron un poco de aire en su goleo. El problema era que seguía sin poder frenar a Marillán que era el líder de los suyos. Entraron a los últimos 10 minutos, abajo por 60 a 42.

El último parcial, tampoco le trajo respuestas al cuerpo técnico local a punto tal que apenas pudo anotar 10 puntos y siguió experimentando la buena noche de su oponente. Otra derrota para Quilmes, la más abultada de la temporada demostrando que Cequeira es una pieza clave y que tendrá que trabajar si no puede tenerlo en algún otro partido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *