Kimberley reaccionó a tiempo

Kimberley derrotó como local a Quilmes de Tres Arroyos 90 a 77, en la última fecha del año por el Provincial de Clubes. El «Dragón» comenzó 12 puntos abajo el cuarto final, pero con un gran parcial de 42 a 17 se llevó el triunfo.

El plantel de Kimberley haciendo la arenga previa al partido.

El plantel de Kimberley haciendo la arenga previa al partido.

Martes y jueves, Kimberley disputó las dos primeras finales del Torneo Oficial de la AMB (el lunes se define, en Unión). Un desafío iba a ser poder «cambiar el chip» y concentrarse en un importante partido por la Zona Sur del torneo regional. Y en un principio, para nada se logró.

El «bicho verde» arrancó desconocido, y se encontró con un rival en su máximo esplendor. Pericari y Wygladcz con 4 puntos, Fernández con un triple y dos asistencias de faja, un triple más de Przybytek. Todo era del «Cervecero». En Kimberley respondían Cañete (4 puntos) y Pocci (5), quienes llegaban descansados al juego por no disputar las finales (juegan en el equipo «B» del club). Quilmes se llevaba el primer chico por 20 a 9, para sorpresa de todo el Valentín Pérez.

En el segundo parcial, la visita inició con un 6-1 para estirar la diferencia. Más allá de los triples de Pina y Pocci, Masson con 4 puntos seguía aumentando para los de Tres Arroyos. Tres bombas consecutivas de Perticari, sacaban la máxima de 19 y el «Tricolor» jugaba un partido soñado. De Marziani con 5 puntos, y los primeros 2 de Bonfiglio acercaron a Kimberley, aunque el cierre del cuarto fue para la visita con un nuevo triple de Perticari, y ventaja de 16.

En el tercer cuarto, Kimberley salió con otra actitud: 6 puntos para De Marziani, que se hacía fuerte en la pintura, y parcial de 6-0. Pero apareció la mano de López Galucci y un triple clave para frenar la remontada. El partido se hizo trabado, los jueces pitaban demasiado y los roces aumentaban. Wygladacz aprovechaba para sumar desde la línea, pero se iba por cinco faltas (con 13 puntos). Cuando parecía que llegaba la reacción del local, un parcial de 7 a 0 para Quilmes dejó una ventaja de 12 para el visitante de cara a los 10 minutos finales.

Kimberley había cambiado la cara en el tercer parcial, pero no era efectivo y Quilmes estaba intratable en ataque. Parecía lejana la remontada, casi imposible por el desarrollo del juego. Pero el «Dragón» encontró puntos rápido, una ráfaga en el momento clave, y se armó el partido. Un doble de Bonfiglio y un triple de Pina, el aporte de Pocci en la pintura y una nueva bandeja de Pina, ponían el marcador en 61 iguales, a 7:23 del final. Quilmes apostó a una zona y Goiburu dejó dos tiradores (Núñez y Pina), más Cañete quien también lastimó de tres puntos. Fue un atropello verde y blanco. Triples de Pina (2), Cañete y Núñez, y Kimberley arriba 77-68. Fernández, escolta tresarroyense, protestó demás un fallo de Datri y fue descalificado por este. Kimberley castigó desde la línea y siguió rompiendo fácilmente lañ zona, con las penetraciones de Bonfiglio y los movimientos de Pocci.

Pero, fundamentalmente, con la mano de Matias Pina que anotó 20 de sus 23 en el cuaro final. El «bicho verde» sacó 17 quedando 3 minutos y cerró un juego que venía muy complicado, inesperadamente cómodo. López Galucci sumó para el visitante pero ya no había más por hacer, y fue una victoria más para el equipo de la Avenida Independencia.

Síntesis:

Kimberley (90): Roumec 0, Núñez 3, Bonfiglio 10. De Marziani 13, Cañete 13. (FI) Lofeudo 2, Pina 23, Galli 2, Sabater 6, Pocci 16. DT: Goiburu.
Quilmes TA (77): Przybytek 8 (X), Fernández 11 (X), López Galucci 20, Perticari 17 (X), Wygladacz 13 (X). (FI) Jaramillo 0, Masson 8, Salarrayan 0, Ordas 0. DT: Perales.

Parciales: 9-20, 29-45, 48-60 y 90-77.
Árbitros: Datri (Chivilcoy) y Bernardez (Necochea).
Cancha: Valentín Pérez (Kimberley).