Rocío Bereilh: «Trato de aprovechar los minutos que tengo»

La única jugadora marplatense en la Liga Nacional Femenina, Rocío Bereilh, habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9) sobre el trabajo que está realizando en Obras Basket luego del reinicio de la competencia: «extrañaba mucho jugar».

Rocío Bereilh con la 8 de Obras (Foto: LNF)

Por Rodrigo Divito (@rodrigodivito)

Jugar la Liga Nacional Femenina es un absoluto privilegio, porque son pocas las jugadoras en el contexto del básquet nacional que pueden llegar a esa elite. La única representante de Mar del Plata allí es Rocío Bereilh que forma parte del plantel de Obras Basket.

Después de comenzar la temporada, la ex jugadora de Peñarol habló en Marca Deportiva Radio (FM 99.9): «es muy importante volver a jugar, extrañaba mucho. Tenemos una rutina de entrenar todos los días y de repente no tener nada se hace difícil».

Siente de una manera especial estar compitiendo en la Liga y sabe que debe valorarlo: «somos afortunadas las jugadoras de todos los planteles que conforman la Liga este año. Hubo mucha incertidumbre, cuando volvió el masculino, se cuestionó si podíamos volver. Para muchas es un trabajo y siempre uno tiene que dar lo mejor».

Obras es un club donde el básquetbol se respira en cada rincón y ese es un plus para Rocío: «es una institución que está muy armada para esto, sólo tenes que preocuparte con entrenar y/o estudiar a la vez; tenemos esa oportunidad. Hay limpieza de cuartos, nutricionistas, kinesiólogos y demás».

Con ese contexto aspiran a lo más alto que se pueda en la temporada, sabiendo que deben acostumbrarse a una competencia distinta: «las aspiraciones son siempre las mismas, estar lo más arriba que se pueda y porque no clasificar directamente a los playoffs. En lo personal, estoy teniendo buenos minutos, trato de aprovecharlos. El primer partido fue medio raro, nos habíamos desacostumbrado».

Después de un tiempo de haber tomado la decisión de irse a Buenos Aires, la pandemia le cambió la dinámica habitual y tuvo que regresar a nuestra ciudad: «la pandemia me devolvió a Mar del Plata, me había ido durante dos años y me desacostumbré a la convivencia con la familia. En cuanto al entrenamiento y la nueva normalidad, con Obras entrenamos vía Zoom y cuando se abrieron los gimnasios o se podía salir, sumé desde donde se podía. Agradezco a Peñarol y Kimberley que pude entrenar un par de meses».

Como parte de las Selecciones Juveniles y habiendo vestido esa camiseta, la ilusión de estar con el equipo mayor es un objetivo siempre presente: «creo que el deseo de cada jugadora, es siempre estar a mi mejor nivel. Al menos es el mío. Cada día poder mejorar y después las oportunidades se presentan«, señaló sabiendo que si da el 100% podrá cumplir con ese objetivo.

Rocío Bereilh es la bandera marplatense en la Liga Nacional Femenina dentro de la cancha y siempre la ha llevado con mucho orgullo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *